¿Por qué el line up de cada festival es básicamente el mismo?

FYI.

This story is over 5 years old.

¿Por qué el line up de cada festival es básicamente el mismo?

¿Están siendo muy predecibles los grandes festivales?
18.2.16

Ponlo de esta forma, ¿Este es el lineup que verás este verano?

Ben Klock, Skream, Nina Kraviz, Carl Craig, Andy C, Adam Beyer, Dixon, B Traits, Ben UFO, Joy Orbison, Kerri Chandler, Rodhad, David Rodigan, Black Madonna, Eton Messy, Waze & Odyssey, Jackmaster, Arg from TOWIE, Heidi, Alan Fitzpatrick, Derrick Carter, Danny Howard, Hannah Wants, DJ Harvey, Gorgon City, Eats Everything, my uncle Simon, Lil Louis, Axel Boman, DJ EZ, Erol Alkan, Scuba, Green Velvet, Richy Ahmed, Hilary Benn, Seth Troxler

Publicidad

Antes de que analicemos por qué ese es el problema, y propongamos algunas soluciones, demos una mirada de cerca a los datos que se ofrecen. Veamos si los line ups de festivales son tan estrictamente derivativos como parecen ser.

Un grupo pasando un encantador momento en un festival de música dance. Foto de THUMP.

Científicos aléjense: mi investigación involucró escoger diez festivales de la clase que representan el tipo de eventos que podrían ser de interés para un lector de THUMP, o de hecho podrían asistir y en observar qué tan frecuentemente aparecen los nombres de los DJs que tocan ahí. Los festivales en cuestión fueron los siguientes: Annie Mac Presents Lost & Found, Dekmantel, Dimensions, Gottwood, Groovefest, Farr, Found, Lovebox, Parklife, We Are y Weather. Eso nos da una lista de festivales tanto cercanos como lejanos, pequeños como masivos, enfocados en el underground y en lo popular. Lo que encontramos fue que, bueno, justo lo que pensamos: los line ups en festivales se están volviendo más relajados que nunca.

De los 10 que observamos, los siguientes DJs están tocando en tres o más de ellos:

Richy Ahmed, Artwork, Daniel Avery, Barely Legal, Julio Bashmore, Adam Beyer, Bicep, Black Madonna, Blawan, Marcel Dettmann, Dusky, DJ EZ, Heidi, Hunee, Jackmaster, Jasper James, Jamie Jones, Ben Klock, Nina Kraviz, Martinez Brothers, Midland, Monki, Motor City Drum Ensemble, Pender Street Steppers, Preditah, Rødhåd, David Rodigan, Steve Lawler, Special Request, Tama Sumo, B. Traits, Seth Troxler, Patrick Topping, Ricardo Villalobos, Joris Voorn, Ben UFO, Hannah Wants

Publicidad

Lo que al menos para nosotros, sugiere que, sí, hay un problema. En esencia, ve a cualquier festival este verano y las estadísticas dicen que vas a ver a algunos de estos DJs. Estos son DJs, por sí lo olvidamos, que por su cuenta podrían ser headliners de cualquier gran club en cualquier gran ciudad del mundo. Esto no pasa en otras esferas de la música popular. Claro, una banda como, digamos, LCD Soundsystem, estará tocando en algunos festivales este verano, pero no aparecerán en cada uno de ellos como si fuera su única tarea.

Y esto es una cosa mala para la cultura club. O quizá, es algo malo para la idea de "cultura club" porque en el 2016, la idea de que la "cultura club" es real, es un poco una falacia.

La revolución de los festivales es, como los promotores y DJs estarían felices de decir a todos los que escuchen, uno de los factores dominantes en el creciente número cierre de clubes que se ha visto en los últimos años. Mientras el problema de las licencias sigue estando a la cabeza del debate, el impacto de los festivales y el completamente justificado incremento de personas que prefieren pagar $200 dólares por ver a 50 DJs tocar en una playa en lugar de $15 para verlos en un club, debe tomarse en consideración. Después de todo, para muchos de nosotros, un festival cuenta como vacaciones, y en estos días tomaríamos vacaciones tanto como podamos. Si podemos alejarnos de nuestros escritorios, eso basta. Es divertido ser un millennial, ¿o no? Trabajamos toda la semana y el fin de semana vemos a los mismos 20 DJs tocando los mismos sets en diferentes partes del país. Si tenemos suerte, veremos a Mark Ronson hacer un b2b con Hudson Mohawke.

Publicidad

Las dos escapatorias obvias son estas: primero, hay demasiados festivales, y segundo, no hay suficientes DJs en el circuito para generar una experiencia verdaderamente diferente. Ocupémonos del primer problema, primero.

Lee también: La gente aún va al club sin saber qué DJ está tocando.

Otro grupo pasando un excelente momento en otro festival de música dance. Foto de THUMP.

Aunque no estamos sugiriendo en una clase de utopía que surja un mega-festival que encaje con todos los que tengan un vago interés por los ritmos electrónicos, el hecho que los mismos DJs terminen siendo contratados festival tras festival sugiere, quizá, sólo quizá, que podríamos vivir sin otro emocionante nuevo festival de un día en Londres de house, techno y grime, u otro candente nuevo festival en Croacia de un fin de semana con house y techno. No necesitamos la fiesta sin fin que estamos forzados a fingir con emoción en cada momento. Lo que necesitamos, y esto es muy fácil de decir para mi que nunca he dirigido una noche de club u organizado un festival, es una experiencia genuinamente transformadora. Pero, de forma realista, si somos honestos, ¿Es eso posible? ¿Puede un montón de DJs tocando uno tras de otro ser algo más que una sucesión de DJs tocando uno tras de otro? ¿Incluso si la organización es realmente buena? Probablemente no.

Y eso nos lleva posiblemente al problema de los propios DJs. A ellos no se les puede culpar. Todo el mundo quiere recibir una paga y si alguien te ofrece X cantidad de dinero por Y cantidad de minutos de trabajo en el país Z, ¿Por qué lo rechazarías? Serías un tonto si lo hicieras. Así que los DJs aceptan la fiesta, sabiendo que tienen una hora en Italia, seguida de un vuelo vuelta a casa para un set en Bournemouth y otro en Portsmouth, sabiendo que sus ganancias por hora son estratosféricas. Van de hotel en hotel, sabiendo que la temporada de festivales es una forma de absorber dinero suficiente para sobrevivir en la temporada de invierno. Esto es justo y comprensible. Todos necesitan dinero y la mayoría de nosotros, teniendo la oportunidad, mandaríamos nuestros trabajo al carajo para vivir la vida de un DJ.

¿A quién culpamos entonces? ¿A los promotores, tratando de contratar a cualquier lobo de mar con unos cuantos miles de seguidores en Twitter y con posición en la lista DJ Mag, en un intento por llenar sus arcas? Posiblemente, después de todo, no habría otro festival jodidamente aburrido en primer lugar. Quizá, somos nosotros los culpables. Quizá queremos mucho por muy poco. Esperamos más y más contenido por menos dinero y por ello, queremos ver a los DJs que conocemos, a los DJs que sabemos que nos gustan, los que no decepcionan, los que no nos harán ir corriendo a la barra cada cinco minutos. Una vez más, todo esto se vuelve comprensible. ¿No merecemos más? ¿Tenemos que seguir viendo a los viejos conocidos hacer lo suyo por decimoquinta vez este verano?

Parece extraño decir, tras 1500 palabras que dicen lo opuesto, que quizá la respuesta real sea tener más festivales, pero festivales que se sientan vitales y necesarios y que tomen riesgos. Festivales que no sean el resultado de una compañía de vodka poniendo dinero en un generador de lineups aleatorios. Festivales a los que la gente de verdad quiera ir, no a los que la gente termine asistiendo por el mítico "todos los demás" están asistiendo también. Comencemos de nuevo.

***

Encuentra a Josh mirando a Midland en cada festival este verano. También está en Twitter.