Publicidad
Salud

Según la ciencia el jugo de arándanos no sirve contra las infecciones urinarias

Según una investigación de la Escuela de Medicina de Yale, los arándanos, el jugo de arándano y todos los productos asociados con el fruto no sirven contra las infecciones en vías urinarias.

por Phoebe Hurst
01 Noviembre 2016, 1:00pm

No puede haber muchas cosas igual de irritantes como una infección en vías urinarias; especialmente si los síntomas se asoman cuando estás en medio de un festival de música o si vas a embarcarte en un viaje romántico con tu novio. Afortunadamente, puedes protegerte contra el mal de orina tomando jugo de arándanos.

Bueno, quizá no. Según una nueva investigación de la Escuela de Medicina de Yale, los arándanos, el jugo de arándano y todos los productos asociados con el fruto rojo no sirven contra las infecciones en vías urinarias.

LEER MÁS: El detox de jugos me hizo la vida miserable

Publicado la semana pasada en el Journal of the American Medical Association, el estudio comienza señalando que el jugo de arándanos ha sido recomendado para quienes sufren regularmente de infecciones en las vías urinarias. Se cree que su acidez cambia el pH de la vejiga para detener el desarrollo de las infecciones.

La dirigente del estudio, Manisha Juthani-Mehta le comentó a CNN: "Uno de los primeros estudios que demostró que el jugo de arándanos era efectivo en mujeres ancianas que vivían en asilos y estancias con cuidados fue publicado en 1994".

Los investigadores se propusieron a comprobar la teoría del arándano curativo con la ayuda de residentes de asilos para ancianos, un grupo particularmente susceptible a la infección. Asignaron al azar a 147 mujeres a tomar dos cápsulas diarias de arándanos (cada una con 36 miligramos del ingrediente activo de los arándanos, proantocianidinas) o un placebo.

Después de un año, los investigadores concluyeron que no había diferencia en la presencia de bacteriuria plus pyuria —la bacteria en la orina que demuestra la presencia de infección— entre el grupo que tomó las tabletas de arándano y quienes no lo hicieron. De la misma forma, no hubo diferencia en los episodios de infecciones urinarias entre los dos grupos.

Lo sentimos por las compañías jugueras.

No es la primera vez que las propiedades curativas del arándano han sido cuestionadas. En 2012, una reseña de la Universidad de Sterling en Reino Unido hizo 24 estudios sobre arándanos con un total de 4,473 participantes y descubrió que el jugo no "podía ser recomendado para la prevención de infecciones en vías urinarias".

LEER MÁS: Probando las frutas mágicas del Amazonas

En conversación con CNN luego del nuevo estudio de Yale, David Soper de la Universidad Médica de Carolina del Sur, dijo: "La cantidad real de jugo de arándanos que puede ingerirse regularmente hace que su recomendación sea poco práctica y además, los estudios bien diseñados no muestran efectos preventivos positivos".

Lindsay E. Nicolle de la Universidad de Manitoba, sin embargo, lo dijo un poco más directamente. Como respuesta al estudio, por escrito, afirmó: "Es hora de superar los arándanos".

Entonces ese pretexto de beber cocteles con jugo de arándanos mientras ves venir la infección ya no te servirá, solo te hará feliz.