Estados Unidos

Obama deja la Casa Blanca con un 60 por ciento de aprobación ciudadana

El mandatario se va como uno de los presidentes más populares en la historia del país. En contraste, Donald Trump asumirá el cargo con el 40 por ciento de aceptación, el indice más bajo entre los últimos seis presidentes estadounidenses.
20.1.17
Imagen por Erik S. Lesser/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Faltan unas horas para que uno de los presidentes más populares en la historia de Estados Unidos deje el cargo: Barack Obama. Durante ocho años gobernó uno de los países más poderosos del mundo, pero en noviembre pasado su partido perdió las elecciones y con ello la posibilidad de continuar con algunas de las políticas públicas que han sido bien vistas por buena parte de los estadounidenses. Sin embargo, eso no impide que se retire con un alto nivel de aprobación.

Una encuesta publicada por CNN/ORC señala que Obama dejará la presidencia con un 60 por ciento de aprobación ciudadana, el mejor nivel que ha tenido desde junio de 2009. Es la tercera mejor calificación para un presidente al terminar su administración, sólo debajo de Bill Clinton que salió con un 66 por ciento en 2001 y de Ronald Reagan que finalizó su mandato con 64 por ciento en 1989.

Publicidad

Asimismo, el sondeo revela que 25 por ciento de los estadounidenses piensa que Obama es uno de los presidentes más grandes en la historia del país, y 65 por ciento respondió que su presidencia fue un éxito. En cambio, cuando se les preguntó a los encuestados si consideraban que Obama era un mal presidente, el 23 por ciento respondió que sí, un porcentaje relativamente bajo comparado con el 46 por ciento que obtuvo su antecesor George W. Bush en la misma pregunta, cuando salió de la Casa Blanca.

La ONU advierte que el 'efecto Trump' podría afectar a la economía mundial. Leer más aquí.

Los números de Barack Obama contrastan con los del presidente electo, Donald Trump. De acuerdo con una medición realizada por ABC y el Washington Post, Trump asumirá la presidencia con apenas el 40 por ciento de aprobación, el índice más bajo registrado entre los últimos seis presidentes estadounidenses, a los que se les midió la popularidad al inicio de su administración.

Las calificaciones positivas para Obama, según la encuesta, se dieron en materias tan diversas como la política económica, los asuntos de relaciones exteriores, las cuestiones raciales, la educación, las políticas hacia la comunidad LGBTI, el manejo del medio ambiente y el cambio climático. Por el contrario, obtuvo malos resultados en el tema del uso de armas de fuego y la lucha contra el Estado Islámico.

El miércoles pasado, el mandatario dio su última conferencia de prensa. En ésta, admitió que varias de sus políticas sociales pueden ser derogadas con Donald Trump. "Ganó una elección oponiéndose a varias de mis iniciativas", explicó Obama refiriéndose a su sucesor, y le advirtió que "este es un trabajo de tal magnitud que no puedes hacerlo tú solo".

Publicidad

En referencia a Rusia, señaló que el espíritu conflictivo del presidente Vladimir Putin "hizo las relaciones mucho más difíciles" entre ese país y Estados Unidos. En el tema del conflicto palestino-israelí mencionó que no se puede obligar a las partes a lograr la paz, a pesar de que el status quo de esa región resulte insostenible.

#J20, el plan que cobra fuerza para echar a perder la toma de posesión de Trump. Leer más aquí.

Días antes de terminar su administración, Obama tomó dos decisiones que aplaudieron analistas políticos de todo el mundo. La primera fue eliminar la política de "Pies secos-Pies mojados", la cual favorecía la migración cubana hacia Florida. Con la derogación de esta, la Casa Blanca aseguró que el trato a los migrantes cubanos sería el mismo que el que se la da a los migrantes de otros países. La política derogada permitía a los cubanos que tenían más de una año de residir en territorio estadounidense, adquirir la ciudadanía. El gobierno de la isla había dicho que la medida contribuía con el tráfico de humanos en el Caribe.

La otra resolución fue el indulto a 272 presos para que fueran puestos en libertad o se les recortara su sentencia. Entre las beneficiadas con esa medida fue la soldado Chelsea Manning, famosa por haber filtrado cientos de miles de documentos diplomáticos secretos a Wikileaks en 2010 —en los que se involucraba al gobierno de Estados Unidos en violaciones graves a los derechos humanos— por lo cual había sido condenada a estar en prisión hasta el año 2045.

Publicidad

En unas horas Donald Trump se convertirá en el nuevo presidente de EE. UU. y el mundo conocerá formalmente la hoja de ruta para los próximos cuatro años de uno de los hombres más poderosos del planeta.

Mira la entrevista de VICE News a Barack Obama

Para activar los subtítulos, haz clic en el botón "CC", en el ángulo inferior derecho del reproductor.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES