FYI.

This story is over 5 years old.

Los 99 mejores discos de música dance de todos los tiempos

Desde los más conocidos hasta los más inesperados, estos 99 LPs abarcan cinco décadas y un sinnúmero de BPMs en el nombre de la grandeza de la pista de baile.
24.7.15

Este artículo fue publicado originalmente en THUMP.

En el mundo de la música dance, los sencillos dominan. Aún así, no todos son DJs y a veces un playlist no es suficiente. Incluso en una época donde la industria discográfica tiene un apetito insaciable por los tracks individuales, los álbumes de música dance (esas cosas que te hacen moverte toda la noche) aún tienen relevancia y poder.

Al hacer esta lista con Los Mejores Discos de Música Dance de Todos los Tiempos, escogimos exclusivamente álbumes de estudio—esas declaraciones con intención musical llenas de ambición para la pista de baile. Los sencillos son geniales, pero los álbumes como estos son icónicos por si solos, preservando los fundamentos de la música dance a través de su pasado, presente y futuro.

No hay compilaciones, "Lo Mejor De…", bandas sonoras o mezclas, esas tienen su sitio pero no en esta lista. En su lugar, reunimos los 99 LPs que han dejado una marca en la pista de baile y te garantizan mucho sudor mientras haces tus cosas, en tu recamara, bajo la esfera de espejos o bañado por un cielo estrellado.

99. Stromae: Racine Carrée [Mosaert/Republic] 2013 Las barreras del lenguaje son irrelevantes para la música Dance. Esa es la teoría que tiene el cantante, escritor y productor belga, Stromae. Su segundo álbum está completamente en francés pero se enfoca en todo el mundo. Exitos para fiesta ("Ta fête"), descarados números de dance ("Tous les mêmes") y momentos frenéticos ("Humain à l'eau"), todos se acoplan juntos como una nación sónica unida.

98. Fischerspooner: Odyssey [Capitol] 2005 El artístico duo formado por Warren Fischer y Casey Spooner generó un choque electrónico cuando debutó en un gran sello artístico. Ofrecieron una crítica a la estructura de la música pop al hacer su propio álbum pop. Odyssey de Fischerspooner trajo consigo una descarada notoriedad que no deja de lado tracks infinitamente bailables como "Never Wind" y Just Let Go".

97. Les Rythmes Digitales: Darkdancer [Wall of Sound] 1999 Antes de convertirse en Jaques Lu Cont, Thin White Duke o en el productor de Madonna, Kylie y the Killers, Stuart Price fue Les Rythmes Digitales. En su segundo álbum con este alias hace un homenaje a la electrónica francesa de los 90s que él amaba profundamente, con tracks sobre perder el control y discos que se samplean reverentemente de vez en cuando.

96. Ellen Allien & Apparat: Orchestra of Bubbles [Bpitch Control] 2006 Los artistas electrónicos alemanes Ellen Allien y Apparat tienen de forma independiente impresionantes catálogos, pero es su álbum colaborativo, Orchestra of Bubbles, el que amerita tocarse por una hora en la pista de baile. El amor de Apparat por el glitch balanceado con el fetiche de Allien por el bass y el entrelazado esotérico de ambos choca en la obscuridad para generar una pieza maestra y extraña de techno que es inconteniblemente muy bailable.

95. The Presets: Apocalypso [Modular] 2008 En su segundo álbum, The Presets demostraron ser sinvergüenzas subversivos del club, de forma más notable con "My People", un destructivo y obscuro track acerca de las atroces condiciones de los centros de detención de inmigrantes en Australia. Apocalypso no es completamente sobre política en la pista de baile, "This Boy's In Love" y "Talk Like That" son letras más típicas, tejidas juntas con ocurrentes e intensos sintetizadores.

94. Colette: When the Music's Loud [Candy Talk] 2013 En su primer LP para su propio sello, tras una carrera llena de influyentes publicaciones en el sello OM, la cantante, DJ y productora Colette deja atrás el sonido deep house que el mundo apenas está descubriendo por un toque más electro e italo-disco, con algunos amorosos sintetizadores de los 80s. Las letras del álbum narran la vida de un DJ, pero los ritmos están enfocados en la pista de baile.

93. Boys Noize: Oi Oi Oi [Boysnoize Records] 2007

Este álbum llegó al mundo como un puñetazo a la cara y la impresión que dejó la pedrería del guante aún se mantiene. Básicamente, el hip-hop, los breaks y el acid house se pusieron realmente pedos en una fiesta y nueve meses después nació el disco debut de Boys Noize. Escuchar Oi Oi Oi en la calle puede provocar fuertes sacudidas, miradas malintencionadas y espontáneas batalles de baile.

92. Skrillex: Bangarang [Atlantic/OWSLA] 2011 Cuando Bangarang se publicó, el "dubstep" era un fenómeno mundial y Skrillex era uno de los bienes mas comerciables de la música dance. Que haya colaborado con The Doors, puesto en introspectiva "Tokyo" y traído a 12th Planet y Kill the Noise a algunas aventuras rave como "Right On Time" prueba que estaba muy adelantado en el juego que el ayudó a crear.

91. Drexciya: Neptune's Lair [Tresor] 1999 Actualmente agotado y muy difícil de encontrar por varios años, Neptune's Lairdel duo Drexciya se volvió algo enigmático aún cuando su influencia perdura. Temas como "Surface Terrestrial Colonization" muestran por qué. Es el sonido del futuro a través de la lente de la primera generación de videojuegos: esperanzador, ansioso y experimental pero con orígenes en las melodías orientales.

90. Clean Bandit: New Eyes [Big Beat/Atlantic] 2014 Mientras el mundo se cansa de la arbitrariedad del EDM, Clean Bandit ofreció a una nueva generación metáforas de la música dance más suaves y más profundas. Los chicos de Cambridge trajeron fuertes elementos clásicos y una amanerada mentalidad que adopta el rap, piano house y a Mozart en niveles similares, mientras canciones como "Rather Be" traen el house de vuelta a las masas.

89. Major Lazer: Guns Don't Kill People… Lazers Do [Downtown] 2009 Antes de que Diplo fuera un nombre reconocido, Major Lazer se conformaba por dos aleatorios chicos blancos y una caricatura jamaiquina con una pistola laser por brazo. Cuando se reunieron en el estudio Tuff Gong en Jamaica con un sonido de parlante sucio y enviciado no había forma de ignorarlos. Esta fue la época de Skerrit Bwoy cuando los movimientos daggering eran peligrosos y "Pon De Floor" funcionaba sin las vocales de Beyoncé.

88. Deadmau5: For Lack of a Better Name [Ultra/Mau5trap] 2009 El cuarto disco de estudio del geek de computadora vuelto DJ de powerhouse. Este debe ser el disco más intenso de deadmau5 hasta la fecha. Atascado de himnos trance-progresivos como "Ghosts 'n' Stuff" y el opus a la serotonina "Strobe", mostrando su habilidad para el diseño de sonido, creando tracks que ponen al a veces quisquilloso productor en la categoría de aquellos que verdaderamente empujan los limites en el nuevo milenio.

87. The Killers: Hot Fuss [Island] 2004 Si Interpol fueron los Joy Division de la década del 2000 del renacimiento post-punk, The Killers fueron los New Order. Su álbum debut, Hot Fuss, hace homenaje a los grandes outfits dance-rock ingleses de los 80s. Aún así, The Killers tienen sangre estadounidense. Gracias al Tio Sam por clásicos del indie dance como "Smile Like You Mean It", "Somebody Told Me" y "Mr. Brigthside".

86. Simian Mobile Disco: Attack, Sustain, Decay, Release [Wichita/Interscope] 2007 El primer disco de Simian Mobile Disco los captura en su etapa más pesada y visceral, con todo el glitch que puedes esperar de los oriundos de Manchester. El resto de su catálogo no es para la pista de baile, pero este si. Tracks como "Hustler" encajan en el medio electro de ese tiempo, pero con un filo que los pone en otro nivel. Pura coincidencia, estamos seguros.

85. Kyary Pamyu Pamyu: Nanda Collection [Warner Japan] 2013 Cualquiera que se pase por el video de "Fashion Monster" se preguntará, quizá en voz alta, "¿Quién es esta criatura?" La tan cambiada cantante de pop japones Kyary Pamyu Pamyu hace parecer aburrida a Lady Gaga e inspira a artistas como Porter Robinson con sus sonidos de computadora y sus aberraciones del ethos del j-pop. También checa su exitoso "Ninja Re Bang Bang."

84: Classixx: Hanging Gardens [Innovative Leisure] 2013 Este disco fue clásico desde antes de publicarse. "I'll Get You" fue revolucionaría en el 2009, e incluso aunque les llevó a estos chicos de Los Ángeles cuatro años lanzar propiamente un LP, aún somos fans de "Liked Bass." Hanging Gardens es una suertuda y perfecta felicidad. Si le hicieras un soundtrack a la mejor primera cita de la historia, obtendrías este disco. Un gusto eterno.

83. Calvin Harris: I Created Disco [Columbia] 2007 Mientras hacia publicidad para su disco debut, el entonces desconocido productor Calvin Harris juraba que él no intentaba insinuar que había "inventado la música disco" sino que creó un álbum de música disco. Antes de ser un éxito en la radio, Harris apostaba por material más infeccioso con melodias bailables en sus presentaciones en vivo, con temas como "The Girls" y "Acceptable in the 80s".

82. Hot Chip: Made in the Dark [EMI/Astralwerks/DFA] 2008 Mientras al resto del mundo le urgía sobre-electrizar la música dance, Hot Chip nos hizo bailar con no otra cosa sino guitarras, un sintetizador y muchos sentimientos. El escuadrón de hombres de Nottingham se convirtió en una de las pocas bandas indie en ser recibidas por la comunidad dance. Discos como este prueban que hay un raver en cada uno de nosotros.

81. Akufen: My Way [Force Inc] 2002 El productor de Montreal, Marc LeClair, grabó más de dos mil pequeños sampleos de su radio de onda corta, meticulosamente los cortó y pegó en un beat de house y le voló la mente a todos produciendo un álbum que es de forma simultánea intelectual y funky. Su gloriosa y caotica mezcla de sonidos funcionó de forma magistral, probando que lo bailable no siempre se sacrifica con la experimentación.

80. Fatboy Slim: Halfway Between the Gutter and the Stars [Astralwerks] 2000 Basado en una frase de Oscar Wilde, el título del álbum es una clase de filosofía sobre la vida. En "Sunset (Bird of Prey)", Fatboy Slim convirtió a Jim Morrison en una estrella del EDM 12 años antes de que Skrillex lo hiciera. Tuvo artistas invitados como Bootsy Collins y Macy Gray y seguramente recuerdas aquel increíble video donde Christopher Walken baila y después vuela.

79. Chromeo: Fancy Footwork [Turbo] 2007 El segundo álbum de Chromeo puso el sonido electro funky del duo de Montreal en el mapa de las pistas de baile. Desde el rápidamente aceptado track que da titulo al álbum hasta la atolondrada canción de cuna que es "100%", Fancy Footwork ofreció el correcto balance entre las palabrerías y el enamoramiento en el momento justo. Hay incluso demasiadas oportunidades para sobre mirar las absurdas piernas de maniquí de sus teclados.

78. Gorgon City: Sirens [Black Butter/EMI] 2014 Era obvio que el resurgimiento del garage iba a golpear la escena mainstream y afortunadamente sucedió en forma de Gorgon City. El duo londinense empaquetó los sonidos del club en un ampliamente apetecible semblante sin ahogar su energía creativa. Incluso se las arreglaron para exprimir varios hits en el proceso. La música de los clubes también puede vivir en la radio.

77. Deee-Lite: World Clique [Elektra 1990] Si la única canción con la que asocias a Deee-Lite es "Groove is in the Heart", deja todo inmediatamente y escucha World Clique de inicio a fin. Enérgicos tracks de psychedelic house como "Good Beat", "Power of Love" y "What Is Love?" prueban que el trio formado por ex asistentes de clubes neoyorquinos eran… mmm ¿Cómo decirlo? ¿Deliciosos, devotos? ¿Peligrosos?

76. Gwen Stefani: Love. Angel. Music. Baby. [Interscope] 2004 ¿Quién puede tomar un número de El Violinista en el Tejado y convertirlo en un rap que rompa todos los charts? El tipo de mujer que puede ganar triple disco de platino al deletrear "bananas". Gwen Stefani se apropió de la cultura japonesa y triunfó en su debut como solista, con la ayuda en la producción de Andre 3000, The Neptunes y Dr. Dre es fácil saber por qué.

75. Femi Kuti: Shoki Shoki [Barclay] 1998 La cruda sensualidad de "Beng Beng Beng" se roba la atención aquí, aunque igualmente fue aceptado por la escena club el debut solista de Femi Kuti, Shoki Shoki, tanto que eventualmente se publicó un álbum de remezclas. Aún así la versión original es ardiente, con un joven Kuti manteniendo el legado de su padre sobre las políticas del afrobeat, entre trompetas y beats.

74. Manuel Göttsching: E2-E4 [Inteam] 1984 Álbumes como este están hechos para ser escuchados en la universidad. No porque Manuel Göttsching es un intelectual, sino por su trabajo tan conceptual ( E2-E4 es técnicamente una sola canción dividida en nueve tracks separados, nombrados con movimientos de ajedrez), puedes usarlo como el soundtrack para la fiesta en tu dormitorio o como tema de tesis.

73. Róisín Murphy: Overpowered [EMI] 2007 Con su segundo disco solista, la chica que cantaba el clásico de Moloko, "Sing It Back", le provocaba a todos una pregunta, " ¡¿Por qué diablos Róisín Murphy no es una enorme súper estrella?!" Haciendo equipo en esta ocasión con productores de Groove Armada, Ill Factor y Bugz in the Attic, las increíbles vocales de Murphy y su excéntrica sensibilidad musical son presentadas de forma sublime en esta pulida colección de tracks de electro disco.

72. Theo Parrish: First Floor [Peacefrog] 1998 Publicado originalmente como dos EPs, el álbum debut del productor de Detroit se presenta ante las masas con su combinación de otro mundo de música house inyectada con jazz y funk, acompañado de su ingenua programación de batería por la cual sería conocido. Mientras los tracks de Theo Parrish son un must para todo DJ, First Floor en lo intrincado que sería el soundtrack de sus legendarios sets.

71. Orbital: The Middle of Nowhere [FFRR] 1999 Ritmos derritiéndose entre si son la principal característica del quinto álbum de los famosos hermanos ingleses, donde un funky robótico se intermezcla con vocales femeninas cíclicas y un ambiente techno. The Middle of Nowhere fue un éxito en el Reino Unido donde Orbital ofreció una experiencia sonora ligeramente más brillante, mostrando que los números ambientales también pueden ser jodidamente divertidos.

70. David Guetta: Pop Life [Perfecto/Ultra] 2007 Un poco antes de que David Guetta rompiera su propio código, hizo este clásico de la música euro dance a mediados de la década del 2000. Arrancado de Ibiza y orillado a las pistas de baile urbanas, el álbum es la versión más fina de Guetta y su largo compañero de producción Joachim Garraud. Si Guetta o sus contemporáneos del EDM algún día quieren buscar sus almas, aquí es donde las dejaron.

69. The Rapture: Echoes [DFA] 2003 The Rapture capturó el imaginativo del movimiento milenial indie dance con sus ritmos four-on-the-floor, sonidos inspirados en el house y vocales deformadas que presentaron una completamente nueva estética a la instrumentalización clásica. "I Need Your Love" y "House of Jealous Lovers" son el punk-rock de la pista de baile y tenían a la gente sacudiendo sus traseros como ravers.

68. Moby: Play [V2/Mute] 1999 Play es el Kanye West de los discos de electrónica, con el cual Moby visitó cada gran sello discográfico y todos lo botaron estúpidamente. Siendo inicialmente un fracaso, Moby licenció las 18 canciones para películas, TV y comerciales. Esa estrategia llevó a la gente a escuchar el que se convertiría en uno de los más impresionantes, emotivos y conmovedores discos de la historia de la música dance.

67. Kid Sister: Ultraviolet [Fool's Gold/Downtown] 2009 Tras numerosos retrasos y cambios de título, el debut de Kid Sister pudo haber sufrido de fatiga. En su lugar, Ultraviolet entregó perdurables producciones realizados por Angello e Ingrosso (antes de su etapa como SHM), Yuksek (antes de que lo conocieras), Sinden, A-Trak y más. A lo largo del LP, la voz de la cantante y rapera de Chicago sobresale con una disparatada colección de beatspara una noche calurosa, ya sea que te quedes en casa o salgas.

66. LCD Soundsystem: This is Happening [DFA/Virgin] 2010 Cada álbum de LCD tiene suficiente saturación de guitarra, y temas llenos de nostalgia que pueden hacer llorar a cualquiera (y mantener a los hipsters satisfechos). El golpe doble de "Dance Yrself Clean" y "I Can Change" en el último álbum de la banda da la pauta para la pose de James Murphy como punk del dance neoyorquino. Puntos extra por el ritmo psicodélico que Carl Craig produjo para el bonus track "Throw".

65. ABBA: Arrival [Polar] 1976 Puedes bailar, puedes divertirte, puedes admitir que Abba es un gusto culposo. Arrival es el disco más exitoso del grupo de pop sueco, con tres de sus temas más conocidos ("Dancing Queen" entre ellos). Estos temas son básicamente el origen de los movimientos disco; te incitan a apuntar con el dedo y agitar la cadera, los movimientos icónicos de la música dance de los 70s.

64. Groove Armada: Vertigo [Jive] 1999 Lo creas o no, existió un momento cuando decir "shakin that ass" era arriesgado. En esta inocente era entra, "I See You Baby" de Groove Armada, incluida en su exitoso LP, Vertigo. El positivo himno "If Everybody Looked the Same" se coló a innumerables películas y comerciales, pero no es de dar pena que la música house tenga ese alcance.

63. Avalanches: Since I Left You [Modular] 2000 Una década y media después de su publicación, Since I Left You continúa siendo una fiesta de otro mundo. The Avalanches se convirtieron en figuras míticas desde aquel entonces de su natal Australia y de muchos otros lugares, sin que haya habido una continuación y al parecer con problemas por no licenciar algunos sampleos. Extenso y complejo, el album destruye el espacio entre la micro tecnología y los pobremente llamados "piratas de la radio" en un mundo pre-mash-up.

62. Cassius: 1999 [Virgin] 1999 Mientras la mayoría señala a los robots de Daft Punk, el house francés de los 90s no sería lo que fue sin el álbum debut de Philippe Szar y Boom Bass, aka Cassius. Ampliamente realizado a base de sampleos y coronado con el calor de la pista de baile, 1999 se las arregla para mantenerse lleno de sabor y continuar sofisticadamente divertido, a comparación de la electrónica barata de hoy en día.

61. Burial: Untrue [Hyperdub] 2007 Con Untrue, el elusivo productor británico Burial creó un nuevo panorama musical para el dub que aún muchos tratan de desmentir. Suena como dubstep de un futuro distante, a pesar de haber sido publicado en el 2007, antes de que la escena considerara voltear a verlo. Es un trabajo artístico de IDM, narrado a través de la voz de la música club urbana británica.

60. Gorillaz: Demon Days [Parlophone] 2005 Cualquier álbum que comience con un clarinete sampleado del soundtrack de Dawn of the Dead y de a luz a hipnóticos sencillos como "Feel Good, Inc." y "DARE" es oficialmente una obra de arte. Demon Days destiló la caótica vision del cuarteto de caricatura creado por Damon Albarn y Jamie Hewlett en algo comprensivo y pulido. Es tan artísticamente sofisticado, que no lo puedes llamar un simple gimmic.

59. Yelle: Pop-up [Source Etc] 2007 Pocos artistas han lanzado una exitosa carrera a partir de una moda de baile callejera. Yelle, el trio parisino de eletro-pop, lo hizo. El cover del tema ochentero que el grupo realizó, "À cause des garçons", hizo brotar la moda del tecktonik de manera singular con discos por todas partes invitando a las audiencias a probar el new wave de la electrónica francesa. Incluso los momentos más tranquilos en Pop-up son dignos de una excesiva y vibrante sacudida.

58. Swedish House Mafia: Until Now [Astralwerks] 2012 Amados u odiados, nadie puede negar la emulsiva anticipación en los primeros momentos del primer track de Until Now, "Greyhound". Mientras el trio sueco negó tener interés en hacer un verdadero álbum, eso fue lo que hicieron, compilar un montón de sencillos y envolverlos con el mejor ejemplo de EDM-pop que los primeros años de la década pasada tenía por ofrecer.

57. Britney Spears: In The Zone [Jive] 2003 Este no es el mejor álbum de Britney, (ese sería el del 2007, apropiadamente titulado Blackout) pero es el mejor en cuanto a dance se refiere. Con colaboraciones de Snoop, Madonna y Ying Yang Twins y la producción de Moby y Bloodshy & Avant (antes de pertenecer a Miike Snow), este es el álbum con el que la estrella de pop se acerca a los clubes. Además, incluye "Toxic", posiblemente el momento más fino en la videografia de la Sra. Spears.

56. DJ Shadow: Endtroducing….. [Mo' Wax/Island] 1996 Famoso por estar hecho completamente con sampleos, Endtroducing…. fue una publicación que dio un giro a la escena, adelantado por décadas a su tiempo y una marca incomparable en el hip-hop instrumental. Cambió la manera en que la gente veía a los DJs, en particular a la hora de producir música, un proceso hecho completamente por Shadow, quien admitió hacerlo en "un pequeño sampler en un pequeño estudio."

55. Bj örk: Debut [One Little Indian] 1993 Divisivo cuando llegó por primera ves, el azucarado álbum solista de Björk, Debut, fue un ambicioso opus al pop que hacia referencia a todo, desde el jazz hasta el techno. Tracks como "Human Behaviour" son canónicos y aunque Postfue la oportunidad de los críticos de revivir el criticismo inicial, temas como "Big Time Sensuality" son tan ravey como ella misma pudo ser. Comparado a sus últimos trabajos, este es bastante accesible.

54. Dizzee Rascal: Tongue n' Cheek [Dirtee Stank/Liberation] 2009 El rey del grime londinense fue siempre un amante de los ruidos de registro bajo y los beats perturbadores, pero el cuarto álbum del rapero se deja de coqueteos y va directo a las bolas de la música dance. Colaborando con Chase & Status, Calvin Harris y Armand van Helden, prueba que sabe lo que está haciendo. Sus nuevos discos aun te harán bailar, pero primero te invitarán un trago.

53. Nero: Welcome Reality [MTA Records] 2011 Hay una escasees de clásicos en la era actual del EDM, pero Welcome Reality, el álbum conceptual post-apocalíptico de Nero, triunfa al ofrecer una galería de música lista para la radio pop que derretirá tu mente. Trae un cierto nivel de narrativa artística a un género que en ocasiones carece de ambas. Claro, tiene momentos comerciales, pero el pop-apocalíptico nunca será mejor.

52. Paul Oakenfold: Bunkka [Maverick] 2002 ¿Es su exitoso sencillo "Starry Eyed Surprise" al lado de Shifty Shellshock, del grupo de rock-rap Crazy Town, eternamente estremecedor? Si. ¿Deberías volver a escucharlo? ¡Si! El resto de Bunkka es una mezcolanza de vocalistas invitados (Emiliana Torrini, Ice Cube, Hunter S. Thompson) y de vibrantes tracks ("Ready Steady Go", "The Harder They Come") pero funciona muy bien como una postal de los tiempos del trance en la actualidad post-electrónica.

51. Metro Area: Metro Area [Environ/Source] 2002 Como guardarropa gratuito, el primer álbum de Metro Area se ha convertido en una leyenda urbana. ¿De verdad existió? ¿Alguna vez habra una continuación? Lo que sabemos con seguridad es que esta sensual pieza de house invadió la colección de discos de principios de la década pasada y no la ha abandonado, permitiendo muchas noches de ligeras oscilaciones en las pistas de baile de todo el mundo.

50. Deadmau5: Random Album Title [Ultra] 2008 Aunque no es su primer álbum, Random Album Title fue una clase de salida de fiesta para deadmau5. Perfeccionó su sonido, ofreciendo una inmersión a su trabajo previo, de forma más cálida con melodías más sensibles. Tracks como "Not Exactly" y la colaboración con Kaskade, "I Remember" (quien también está en el lugar 24 de esta lista) no son eufóricas solamente en vivo, también tienen un dulce sonido en los audífonos.

49. Cut Chemist: The Audience's Listening [Warner Bros] 2006 Cuando un niño te pregunte "¿Qué es un DJ y a qué se dedica?," pásales The Audience's Listening, En su primer LP independiente de Jurassic 5, Cut Chemist creó una conversación entre los artistas, él mismo y su audiencia con atinados sampleos, scratches bien medidos y hermosos loops. Un viaje real en el sonido, son décadas de historia grabadas y refinadas en un glorioso paquete.

48. Ricardo Villalobos: Alcachofa [Playhouse] 2003 Mientras el excéntrico chileno-aleman Ricardo Villalobos es probablemente mejor conocido por sus largos DJ sets, su primer album lo estableció como un pionero del minimal techno. Nombrado en español como una planta, no hay un sólo track que dure menos de siete minutos en Alcachofa, revelando que el productor nunca saca su mente de los clubes, especialmente aquellos obscuros y con techno.

47. Lady Gaga: The Fame Monster [Cherrytree/Interscope] 2009 Aunque el debut de Gaga es una pieza perfectamente aceptable de pop dance, su relanzamiento, The Fame Monster, es un clásico moderno. El hermosamente grotesco golpeteo de "Bad Romance" y "Dance In The Dark" complementan el estilo "madonesco" de "Alejandro" (que es grandiosa por si sola). ¿Qué es una noche de baile sino un acto de monstruosidad?

46. Kraftwerk: Computer World [Kling Klang/EMI] 1981 Este influyente album no sólo pone los cimientos para multiples géneros en el futuro, incluyendo el techno y el hip-hop, también predijo con precisión la forma en que la tecnología consumiría nuestras vidas. Aún así, los elegantes beats delatan una viveza humana y las inexpresivas letras son más descaradas que premonitorias. Quizá hay esperanza para los humanos después de todo.

45. Skream: Skream! [Tempa] 2006 En la cronología del dubstep, este álbum garantiza estar en la lista de peticiones de media noche. Skream! captura lo más fino del genero, cargado de creatividad mucho antes de que los puristas del brostep pusieran sus manos en él. Diablos, este disco tiene flautitas y guitarras y aún así es genial.

44. Goldfrapp: Supernature [Mute] 2005 La continuación al fuertemente aplaudido álbum de glam rock de Goldfrapp, Black Cherry, marca la evolución del dúo inglés hacía el pop dance. Piensa en ello: menos Blondie, más Kylie, menos swag, más glitter. Inspirado por el new wave y el disco, Supernature corre por una gama que va desde el track nominado al Grammy, ampliamente reconocido por su saturada guitarra (y posteriormente soundtrack de un comercial de iPhone) "Ooh La La", hasta el excéntrico tema disco "Satin Chic".

43. C+C Music Factory: Gonna Make You Sweat [Columbia] 1990 Es difícil contextualizar propiamente la importancia del LP de C+C Music Factory, más que nada porque cuando una canción se vuelve tan omnipresente como "Gonna Make You Sweat (Everybody Dance Now)", es fácil darlos por vistos. La marca característica del álbum son sus ruidosas guitarras, el rap fiestero y el acid house que ayudó a que ese estilo se expandiera de Estados Unidos a todo el globo. Algo que te hace pensar.

42. Tiga: Sexor [Different/PIAS] 2006 Ser cool a mediados de la década pasada significaba hacer sucios y sensuales sonidos de electro clash, un momento especial en la historia donde los ideales del punk rock conocían la estética del disco y los beats del house y hacían el amor en la obscuridad. Sexor y sus pegajosas letras, texturas retro-futuristas y covers de NIN funcionaron a la perfección. Incluso le hizo ganar a Tiga el Premio Juno por Mejor Disco Dance del Año.

41. Deep Dish: George Is On [Thrive] 2005 En una época cuando a los DJs de su generación no tenían la habilidad de hacer un álbum completo, Deep Dish demostró que era posible con un melódico LP listo para el club con infeccioso house. Además tuvieron a Stevie Nicks para re grabar las vocales de su propia versión de "Dreams" de Fleetwood Mac y de algún modo funcionó.

40. Armin van Buuren: Imagine [Armada] 2008 Los álbumes de trance casi siempre pasan desapercibidos cuando no invierten en realizar versiones extendidas y letras para sus canciones. El líder del género, Armin van Buuren, ofreció su más emotivo LP con Imagine, con poderosas producciones y melodías en un impávidamente álbum de trance.Incluso creó un clásico del género con la balada "In and Out Of Love".

39. Hercules & Love Affair: Hercules & Love Affair [DFA] 2008 No ha existido una mejor época para ser gay que el 2008--no por sus derechos civiles o esas mamadas, sino porque fue el año en que surgió Hercules & Love Affair y su revival de la música disco el cual invadió las pistas de baile desde Berlín hasta el oeste de Hollywood. El DJ y productor Andy Butter conspiró por mucho tiempo con el cantante Antony Hegart sobre este resplandeciente bacanal de beats y sus ideales homosexuales de los clubes de los 70s.

38. M.I.A.: Kala [XL/Interscope] 2007 El segundo lanzamiento de M.I.A. tomo el éxito global de Arular y lo amplificó hacía las masas. Desde "Bamboo Banga", hasta "Come Around", pasando por sus 13 tracks de inolvidables beats y swag del tercer mundo. Compuesto principalmente por M.I.A. y Switch, Kala presenta producciones de Timbaland, Blagstarr, Morganics y Diplo, quien arrojó disparos de pistolas sobre un sampleo de clash para crear "Paper Planes".

37. Angélique Kidjo: Logozo [Island] 1991 A principios de los 90s, las discotecas europeas estaban hambrientas de Africa. Cuando la cantante Angélique Kidjo de Benin llegó a las pistas de baile de Lisboa hasta Londres con sus percusiones neon de "Batonga", la gente no podía esperar para conseguir su propio traje de cebra. Entregando cada palabra con una ferocidad sólo comparada con su proeza como bailarina, ella rompió las barreras del lenguaje.

36. Basement Jaxx: Kish Kash [XL] 2003

Con abundantes colaboraciones en su tercer álbum, el duo formado por Felix Buxton y Simon Ratcliffe presentó Kish Kash, el cual les hizo ganar un Grammy como Mejor Álbum de Electrónica en el 2003, el primer año que se le otorgaba ese premio a algún artista.

35. Goldie: Timeless [FFRR Records] 1995 El álbum debut de Goldie capturó un momento en el que el jungle se transformaba en algo completamente nuevo. En el proceso, Timeless trajo consigo un tono cerebral que jaló el género fuera del ambiente "urbano" hacia el breakbeat con estilo jazz. Goldie cambió el drum and bass para siempre con un álbum que hizo que la artística chica del pop art Björk terminara saliendo con el productor.

34. Kylie Minogue: Fever [Parlophone] 2001 Fever explora lo bueno y malo de las noches sin dormir en las pistas de baile, desde los momentos optimistas, ("Love At First Sight") los sensuales ("In Your Eyes") hasta los hipnóticos ("Your Love"), todos musicalizados por maquinas sin corazón y una soprano estrella del pop. Los robots y una clave en a-menor ayudaron a hacer "Can´t Get You Out Of My Head" el más grande éxito de Kylie.

33. Pet Shop Boys: Actually [Parlophone] 1987 Sólo 18 meses después de que su álbum debut llevará a este duo de londinenses eruditos amantes de los sintetizadores a las pistas de baile de todo el mundo, Pet Shop Boy regresó con Actually, su oferta mas cohesiva. El distintivo tenor de Neil Tennant ataca cada nota en canciones como "Hit Music" y "One More Change" con suficiente confidencia.

32. Everything But The Girl: Walking Wounded [Atlantic/Virgin] 1996 Tras el éxito masivo mundial del remix de 1995 de Todd Terry de su canción "Missing", el duo de jazz folk Everything But The Girl se sumergió a la electrónica con su noveno álbum de estudio. Este obscuro álbum se casa hermosamente con su firma de sonidos y letras rompe corazones con trip hop y drum and bass mezclados con beats de house, creando el soundtrack perfecto para enamorarse y desenamorarse.

31. New Order: Power, Corruption & Lies [Factory] 1983 Sólo la versión estadounidense del segundo LP de los primogénitos del synthpop contiene "Blue Monday", pero incluso sin ella, Power, Corruption & Lies es una gutural y sería respuesta a la era post-disco. La cachetada del bajo de de Peter Hook por si sola es responsable de la milagrosa carrera de muchos músicos, sin mencionar las incontables noches en la pista de baile.

30. Missy Elliott: Miss E… So Addictive [Elektra] 2001 Es verdad, Missy Elliott es más una estrella del hip hop que reina de la pista de baile pero su álbum la pone en la vista de los adictos al club. Nada pone más a bailar que "4 My Place" y "One Minute Man" en una era post-electrónica. Y nada le puede quitar su majestuosidad a "Get Ur Freak On".

29. The Chemical Brothers: Come With Us [Virgin/Astralwerks] 2002 Dig Your Own Hole es el subtexto de cada reseña interesante sobre los últimos álbumes de los Chemical Brothers, pero Come With Us también vale la pena de comparar. Su cuarto LP es solido con un manojo de éxitos, incluyendo el trackque da nombre al título , el tema inspirado en Planet Rock, "It Began In Afrika", "Galaxy Bounce", "Star Guitar" y eléctrico "Hoops".

28. Tiësto: Just Be [Magik Muzik] 2004 Para muchos cabecillas del trance, seguramente sus conversaciones terminaron alguna ocasión en una singular experiencia: la primera vez que escucharon "Adagio for Strings" de Tiësto. La electrizada versión de la pieza clásica orquestal de Samuel Barber que cierra un LP que presenta otras importantes piezas del trance acompañadas de vocales como BT y Kirsty Hawkshaw. Si alguna otra canción hubiera sido el patito feo de Tiësto que se convirtió en cisne, él aún sería una leyenda.

27. LCD Soundsystem: LCD Soundsystem [DFA] 2005 El indie rock y la música dance nunca se han llevado tan bien como lo hacen en "Daft Punk is Playing at My House", la patada inicial del album debut de LCD Soundsystem. A esta le siguen clásicos del electro pop como "Tribulaciones" y la pieza de garage punk "Movement" que hacen del álbum una importante referencia de aquella era en que los niños hipsters irrumpieron en la pista de baile.

26. Madonna: Madonna [Sire] 1983 Sin importar el gran suceso que fue y que cambió al mundo y definió a un género, el primer álbum de Madonna es realmente divertido para bailar. Desde "Lucky Star" hasta "Everybody", el flujo de brillo, sensualidad y pop no se desvanece por un momento. Madonna proveyó a la escena dance de Nueva York la tan necesitada limpieza a la época post-disco y puso los cimientos para el futuro del pop dance.

25. The Prodigy: The Fat of The Land [XL/Maverick] 1997 Con "Smack My Bitch Up", "Breathe" y "Firestarter" juntos en un álbum, The Prodigy se las arregló para asustar a toda una generación (y a sus aún más temerosos padres) con un beat completamente diferente. Con un ojo difícil de desafiar para la estética y la controversia, para algunos, este lanzamiento era todo lo malo que podía existir en la música. Para otros era lo mejor.

24. Kaskade: Strobelite Seduction [Ultra] 2008 En su segundo álbum con Ultra, Ryan Raddon (AKA Kaskade) firmemente se aleja del deep house de principios de su carrera para entregar un set más inspirado en el progressive, la mayoría con vocales que coquetean sin muchas palabras. "I Remember", una colaboración con deadmau5, fue posiblemente el track más exitoso en ese momento, en parte gracias a su frecuente vocalista Haley Gibby.

23. Calvin Harris: Ready for the Weekend [Fly Eye/Columbia] 2009 Calvin Harris como modelo de ropa interior es delicioso, pero fue más influyente cuando era una bobo de cabello obscuro y voz dorada. Las buenas vibras de Ready for the Weekend funcionan como sabios mantras de la era disco. Prácticamente cada track del álbum vale la pena. Con éxitos como "The Rain", "Flashback", "You Used To Hold Me" y el tema que da título al álbum, debió haberlo llamado Estoy Listo Para los Reflectores.

22. Moby: Everything is Wrong [Mute] 1994 El tercer LP publicado por el icónico y calvo músico electrónico, Everything is Wrong, fue el primer disco aclamado de Moby. Expresando sus medianas habilidades en la producción en la cima rave de los 90s, la arriesgada combinación de instrumentos análogos y clásicos con vocales etéreas se mezclan para crear una experiencia ideal para las bodegas abandonadas, con sonidos country punk que te dejan moviendo la cabeza y deslizándote.

21. Erasure: The Innocents [Mute/Sire] 1988 El duo inglés de synth-pop, Erasure, perfeccionó su sonido y encontró el estrellato con este álbum con tracks listos para la radio que no se pueden dejar de cantar como "A Little Respect" y "Chains of Love". Conmovedoras baladas y éxitos gospel sobre la fiesta dance con el falsetto dulce y lleno de alma de Andy Bell y Stephen Hague que evocan la justa dosis de deliciosa nostalgia de los 80s.

20. Daft Punk: Homework [Virgin] 1997 Es difícil hacer algo más aparte de bailar cuando escuchas Homework. El debut de los robots ayudó a dar a conocer el toque francés de los 90s, y prácticamente inventaron a los productores de dormitorio. Como narra la historia, Guy-Manuel de Homem-Christo y Thoma Bangalter querían probar que podían hacer un álbum de dance que jamás pasara de moda, sin equipo costoso en sus casas, de ahí el título.

19. Giorgio Moroder: From Here to Eternity [Casablanca Records] 1977 El productor italiano y dios del sintetizador, Moroder, continúo el ondulante éxito de su musa del disco, Donna Summer, en su tema "I Feel Love", sacando lo más sensual de un sintetizador Moog en esta magna obra de 30 minutos. El alguna vez soundtrack del hedonismo del Studio 54, y adecuadamente llamado Eternity, aún vence los desafíos del tiempo.

18. Groove Armada: Soundboy Rock [Columbia/Sony] 2007 Tras años de hacer discos orientados al club, Groove Armada pone su mira en la radio, obteniendo su inspiración de su pueblo natal, en forma de vocalistas de estudio, estrellas pop y alma británica.Tan impredecible como delicioso, Soundboy Rock es un trabajo artístico de sonidos electrónicos que sirve como un solido escalón para llevar al duo hacía el mainstream.

17. Kraftwerk: Trans-Europe Express [Kling Klang] 1977 Este cuarteto de alemanes inspiraron una generación de giradores de perillas desde Belleville Three hasta Depeche Mode. Trans Europe Express es el más bailable de sus primeros album a un BPM relativamente bajo. Tracks como "Showroom Dummies" y "The Hall of Mirrors", enseñan la rareza de la banda, mientras "Europe Endless" y "Metal on Metal" ponen el cuarto en el ambiente correcto.

16. Donna Summer: Bad Girls [Casablanca] 1979 Cuando Donna Summer y Giorgio Moroder volvieron a hacer equipo para el séptimo álbum de la diva del disco, ya eran el Rey y la Reina del disco. Bad Girlslos llevó a nuevas alturas, convirtiéndose en el álbum más vendido de Summer. El track que da nombre al álbum se convirtió en una obsesión de la escena disco que llego hasta el mainstream, así como la habilidad de Summer para imitar sonidos de auto.

15. Plastikman: Sheet One [NovaMute] 1993 El primer álbum de Richie Hawtin bajo su alias Plastikman fue una refutación sobre la brutal obsesión por el 4x4 de los 90s. Con la precisión de una maquina, Hawtin explora las melodías psicodélicas de los tonos mas bajos del techno y las excursiones acidas complementan las referencias al LSD a las cuales se dirige el título y la portada. Incluso sin su icónico cabello, es casi suficiente para hacerte olvidar #Speakergate o incluso EX.

14. Justice: Cross [ Ed Banger] 2007 No hay nada sutil en el explosivo álbum debut de Justice. Golpeó a mediados de la década pasada con una grosera y divertida vision del electro. Incluso sin los destructivos "Waters of Nazareth" y "DVNO", Cross es inolvidable por su atrapante "D.A.N.C.E."—además de ser una captura de aquel momento en que las ratas del club francés dominaron el mundo.

13. Michael Jackson: Off the Wall [Epic] 1979 El bassline con el que abre "Don't Stop 'Til You Get Enough" es una premonición: algo está por suceder aquí. Entonces, el falsetto de un joven Michael y los toques discos hacen su trabajo. A menos de que un próximo álbum baje como una balada desde el purgatorio, algunos de estos tracks son los más grandes en la historia de la humanidad. El Rey del Pop en su estado más fino.

12. Skrillex: Scary Monsters and Nice Sprites [Big Beat/mau5trap] 2010 Para muchos, Scary Monsters fue la patada inicial de la era EDM, al menos para aquellos que se sostenían e el punto más lejano del espectro. Dependiendo de tu perspectiva, Skrillex hizo el dubstep famoso internacionalmente, mató el dubstep o inventó el brostep. Esa clase de controversia se desvanece con el tiempo pero en la pista de baile hace perdurar la esencia de un EP glorificado. Seis originales y tres remixes hacen a Skrillex un ganador.

11. Depeche Mode: Violator [Mute] 1990 Esta casi perfecta y gloriosa joya del synt-goth es el más admirado trabajo de arte de Depeche Mode. Engendró himnos generacionales como "Personal Jesus", "Enjoy the Silence" y "Policy of Truth", catapultando a la banda de ser los favoritos del underground a un suceso mainstream global. Por una parte salvadores del pop, por otra unos pervertidos, Violator es a sus 25 años es lo suficientemente sensual y extraño para atraer a una nueva generación en sus temas.

10. Kylie Minogue: Aphrodite [Parlophone] 2010 "Can you feel me on your stereo?" pregunta la diosa del pop Kylie Minogue en el track que da titulo al onceavo disco de estudio, nombrado como otra diosa. Vertiendo introspección en la piel, Minogue hace pone sus manos en lo alto de la pista de baile. Con producciones de Stuart Price, Calvin Harris, Ingrosso, Nervo y Richard X, es como una noche de b2b en tu rave favorito.

9. Basement Jaxx: Rooty [XL] 2001 Es difícil decir cual es el mejor álbum de Basement Jaxx (hay dos en esta lista), pero el encanto del tema que abre, "Romeo", es innegable. Ese track por si solo demostró la habilidad de Jaxx para iniciar un disco mejor de lo que cualquier otro artista podría hacerlo y abrió las puertas a lo que antes era un mundo clausurado de un deseo musical animal.

8. Robyn: Body Talk [Konichiwa] 2010 Publicado como tres EPs, Body Talk de Robyn la catapultó del pop alternativo a ser una estrella global, definiendo los estereotipos del pop sueco en el proceso. También le dio material para una extensa gira, en la cual la cantante mostró su fiereza para el baile con canciones como "Dancehall Queen" y "Fembot" y destructores de la pista de baile como "Dancing on My Own" y "Call Your Gilfriend".

7. Disclosure: Settle [PMR/Interscope] 2013 Si de debuts hablamos, no hay nada mejor que esto. Tracks inspirados en el house de Chicago como "When a Fire Starts to Burn" unieron la escena underground mientras "Latch" lanzó la carrera de una estrella del pop. Pocos actos pueden seguir la linea entre la innovación y lo accesible, ese balance le ha ganado a Disclosure el respeto de la crítica. Lo bailable de Settle se gana la noche de principio a fin.

6. Chemical Brothers: Dig Your Own Hole [Virgin] 1997 El primer album de Tom Rowlands y Ed Simons los colocó en la primera fila de los innovadores de la música electrónica, pero fue su continuación, Dig Your Own Hole, el que los colocó como una fuerza musical de naturaleza sin precedentes. Una vez que "Block Rockin' Beats" atravesó los sistemas de sonidos, el big beat invadió la cultura pop. El resto es historia.

5. Underworld: dubnobasswithmyheadman [Junior Boy's Own] 1994 Pocos álbumes han cambiado el curso de la historia de la música como lo hizo el tercer disco de Underworld, dubnobasswithmyheadman. La banda hizo un consciente movimiento de sus orígenes synth-pop hacia el futuro del techno; en ninguna otra parte es eso más evidente que en el segundo tema, "Mmm…Skyscraper I Love You". La canción, como el resto del álbum, fue más allá de las fronteras de lo que se consideraba aceptable, prácticamente desafiando a los críticos a llamar esta música droga. Borracho o sobrio, esta es una hermosa sinfonia de techno.

4. Fatboy Slim: You've Come a Long Way, Baby [Skint Records] 1998 Para 1998, ya estaba muy metido en su carrera pero este álbum llevó a Norman Cook de ser la leyenda del big beat a una deidad cultural británica. "Right Here, Right Now", "The Rockafeller Skank" y "Praise You" son definidoras de un género y convierten cualquier bat-mitzvah en un rave. Los DJs siempre han sido los mejores a la hora de hacer movimientos en la pista de baile, aquí se demuestra que lo hacen mejor si también son productores.

3. Madonna: Confessions on a Dance Floor [Maverick] 2005 Después de que muchos comenzaron a decir "sólo me gusta su viejo material", la Reina del Pop presentó un álbum perfecto de principio a fin inspirado en la escena disco, cada tema mezclado entre si, algo raro en discos que no son compilaciones. Mientras el trono en los clubes para las estrellas del pop no esta garantizado de por vida, Madonna es quien más veces lo ha reclamado y Confessions es prueba del por qué. Este es el álbum con el que hay que comparar todos sus recientes discos, por su permanente relevancia y por cómo re definió a Madonna como artista.º

2. Carl Craig: Landcruising [Blanco Y Negro/Mute] 1995

Landcruising es Carl Craig antes de volverse Carl Craig. Este clásico de mediados de los 90s fue el intento de Mute Records de saltar en el mercado del techno y aunque fue críticamente aclamado sus ventas fueron pobres. Aún así el álbum nos introduce a lo que sería la firma de Craig: pesados sintetizadores y techno atmosférico que muestra las influencias de más allá de Detroit. También sirve como un homenaje a la ciudad de origen de Craig, después de todo fue concebido como un soundtrack para manejar por sus calles.

1. Daft Punk: Discovery [Virgin] 2001 Cuando una raza extraterrestre mire en los artefactos del siglo 21 de la música dance, si Discovery no es el fósil más importante, será al menos el soundtrack de la investigación. El álbum de los robots más famosos del mundo es una encantadora mochila llena de historias entre maquinas. La magia del toque francés y los sonidos que se han vuelto clásicos entre los clubbers. Los himnos motivacionales como "One More Time" y "Harder, Better, Faster, Stronger", el sorpresivamente emotivo "Digital Love" y la fricción dinámica de "Face to Face" son baluarte por si solas, juntas son partes de un opus de la pista de baile. Daft Punk trajo la música electrónica al frente de la cultura moderna del pop, llevando a las masas algo que no era solamente infeccioso, sino que le cambiaría a muchos la vida.

Con contribuciones de Zel McCarthy, Kat Bein, Malina Bickford, David Garber, Jemayel Khawaja y Ellena Basada

Arte original de Sydney Jones

Este artículo fue publicado el 24 de julio del 2015.