FYI.

This story is over 5 years old.

medioambiente

Estamos cambiando el clima a un ritmo 'sin precedentes'

Las emisiones de carbono en la Tierra son las más altas en los últimos 66 millones de años. Esto significa que nunca antes se había registrado una velocidad tan grande en el cambio climático, según la Organización Mundial de Meteorología.
24.3.16
Imagen por John Giles/AP
íguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

No hay semana que pase inadvertida sin que alguna organización científica reporte que la Tierra ha sobrepasado algún tipo de límite alarmante: anomalías con las temperaturas más elevadas cada mes, el nivel más bajo del hielo marino en el Ártico, los vientos más rápidos en cualquier tormenta tropical, y el ritmo más alto del aumento en el nivel del mar.

Pero nuevos reportes son particularmente alarmantes para el catastrófico calentamiento global provocado por los humanos: el ritmo del cambio climático "no tiene precedentes" en la historia documentada, ya que hoy en día la cantidad de las emisiones de carbono es posiblemente mayor a cualquier otro punto en los últimos 66 millones de años, de acuerdo con la Organización Mundial de Meteorología (OMM) y con un grupo de investigadores estadounidenses y británicos.

'El ritmo alarmante del cambio que estamos presenciando en nuestro clima por las emisiones de gases de efecto invernadero, no tiene precedentes'.

"El futuro se está dando ahora", dijo el secretario general de la OMM, Petteri Taalas. "El ritmo alarmante del cambio que estamos presenciando en nuestro clima como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero no tiene precedentes en los registros modernos".

Las temperaturas promedio globales de la superficie en 2015 fueron de 0.76 grados Celsius por encima del promedio de 1961 a 1990. Rusia y China tuvieron los años más calurosos de toda su historia. Hubo ondas de calor en todo el globo. Las temperaturas alcanzaron los 47 grados Celsius durante un período de calor en India a finales de mayo, ocasionando 2.500 muertes y diezmando al ganado.

Lo que el cambio climático le ha hecho a la estación antiguamente conocida como invierno. Leer más aquí.

La caída de lluvias global estuvo cerca del promedio, pero hubo eventos anómalos que la organización atribuyó al calentamiento climático. Surman, Libia, recibió 90 mm [3.5 pulgadas] de lluvia en un solo día en septiembre, comparado con el promedio mensual de solo 8 mm [0.3 pulgadas].

Los océanos también se calentaron. Mediciones a 2 mil metros [6,500 pies] por debajo de la superficie fueron las más calurosas. La extensión del hielo marino del Ártico estuvo en su punto más bajo, aunque dicho récord ya ha sido superado este año. Algunos de los datos extremos pueden ser atribuidos al fenómeno de El Niño, el cual ocurre cada dos a siente años y puede desencadenar eventos climáticos devastadores en todo el planeta.

Publicidad

"No solo tuvimos un fuerte fenómeno de El Niño este año, sino que también se presentó bajo un patrón de calentamiento global", explicó Michael Oppenheimer, profesor de geociencia por la Universidad de Princeton. "Las dos cosas se combinaron para darnos un caluroso año impresionante".

La cuestión de que el cambio climático pueda crear o no fenómenos de El Niño más fuertes, dijo, sigue siendo una incertidumbre. "El calentamiento global se acumula en décadas", mencionó. "No se ven las consecuencias de las emisiones de hoy sino hasta las décadas posteriores. En pocas palabras, no sabemos lo que nos espera".

El aire tóxico en la Ciudad de México provoca la intervención presidencial. Leer más aquí.

De acuerdo a un investigación publicada en Nature Geoscience, el incremento en las temperaturas globales y los eventos climatológicos cada vez más extremos son ocasionados por las emisiones de gases de efecto invernadero generados por los humanos. Y dada la actividad humada, las emisiones ahora son mucho mayores que en cualquier otro punto en los últimos 66 millones de años.

'Estamos presenciando una profunda transformación de nuestro sistema climatológico'.

Hace unos 56 millones de años, durante el período llamado Máximo-Térmico del Paleoceno-Eoceno (PETM), la Tierra aumentó 5 grados Celsius por un alza en los niveles de dióxido de carbono, un evento que los científicos dicen es muy similar a lo que los humanos están haciendo con la atmósfera por la quema de carbón para generar energía, el gas que consumimos para mover nuestros vehículos y árboles que cortamos. Las emisiones de carbono ocurrieron hace 4 mil años — algo relativamente insignificante en la escala de tiempo geológica — pero causaron una masiva extinción de organismos marinos. No obstante, existe una importante diferencia entre el hoy y el ayer: las emisiones de carbono durante el PETM fueron de 0.6 a 1.1 mil millones de toneladas por año; sin embargo, las emisiones de nuestros días se estiman en 10 mil millones por año.

Las temperaturas récord del año pasado fueron solo una dosis de lo que se avecina, dijo Heidi Cullen, científica de Climate Central, organización sin fines de lucro que conduce investigaciones y genera noticias sobre el cambio climático.

"Estamos presenciando una profunda transformación de nuestro sistema climatológico", comentó. "Entre más rápido iniciemos la transición hacia una economía baja en carbón, serán menores los impactos que heredaremos a las generaciones futuras".

Oppenheimer dijo que la influencia humana sobre el clima necesita cambiar rápidamente. "Nos encontramos dirigiendo el barco", dijo. "Lo que deberíamos estar haciendo es disminuir su velocidad".

Sigue a Elaisha Stokes on Twitter: @ElaishaStokes