FYI.

This story is over 5 years old.

americas

Los jóvenes de Canadá adoran la hierba, pero expertos aconsejan no legalizarla hasta los 25

Una nueva encuesta auspiciada por la Organización Mundial de la Salud entre jóvenes de 11 a 15 años, demuestra que Canadá lidera el consumo de marihuana entre los escolares del planeta, pero ¿debería legalizarse también su consumo entre los...
17.3.16
Imagen por Anthony Tuccitto/VICE News
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Canadá está sumida en un paradójico y recreativo clima en lo que a la marihuana se refiere. La poderosa hierba que puede olerse emanando en cada cruce, en cada callejón y en las principales avenidas de Vancouver, Toronto y Montreal, tiene a los miembros más jóvenes del país, hipnotizados. Un nuevo estudio realizado demuestra hasta qué punto, los adolescentes canadienses adoran la planta que inundó la existencia y la música de Bob Marley. Ahora, sin embargo, los expertos del país han pedido que el límite para el consumo de marihuana cuando la planta sea declarada legal, se cifre en los 25 años edad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un sondeo este martes que indica que el Canadá cuenta con uno de los porcentajes de escolares fumados más elevados del planeta. Se estima que un 27 por ciento de ellos habrían fumado al menos en una ocasión durante los últimos 12 meses.

Publicidad

La encuesta ha interrogado a niños de 11, 13 y 15 años en Estados Unidos, Canadá, partes de Europa e Israel, sobre una serie de presuntos "comportamientos de riesgo", en los que se incluirían el consumo de cannabis o la práctica del sexo.

Según las respuestas, el país donde los adolescentes habrían consumido una mayor cantidad de cannabis en los últimos 30 días, sería en Francia, donde el 15 por ciento de los chicos de 15 años habrían asegurado haberlo fumado. Le seguiría el Canadá, donde el 13 por ciento de los chicos y las chicas de 15 años de edad, confiesan su proximidad con la planta psicoactiva.

Canadá encabezaría el listado de jóvenes de 15 años que habrían afirmado haber descubierto los porros a los 13 años: el 15 por ciento de los chicos y las chicas del país norteamericano aseguran haberse desvirgado en los placeres de la hierba cuando tenían 13 o menos años.

De hecho, el Canadá ha sido un país célebre durante años por encabezar los listados de consumo de cannabis entre adolescentes y jóvenes de todo el mundo. Sucede que tal ha sido la fama, que muchos detractores del consumo de drogas han impulsado campañas en el país para endurecer las condenas por consumo y posesión de estupefacientes. Los partidarios de la legalización, por su parte, señalan que tal es, precisamente, el motivo por el que la sustancia debería de ser controlada y regulada legalmente. Ahora el debate parece concentrado en dirimir cuál debería de ser la edad a partir de la cual se permitiera fumar a los viciosos jóvenes del país.

En imágenes: esa gigantesca industria de la marihuana legal llamada Canadá. Ver aquí.

Si bien el gobierno sigue sin desvelar absolutamente nada de cómo regulará el uso de la marihuana recreacional, lo cierto es que el empuje de los expertos y de los activistas en contra de la legalización, apunta cada vez más hacia un escenario en que no se debería de permitir el consumo entre los menores de 25 años — para disgusto de los partidarios de su legalización, quienes esperan que el límite de edad sea equiparable al del consumo del alcohol y el tabaco en el país, situado actualmente entre los 18 y los 19 años de edad.

Las investigaciones han concluido, igualmente, que los menores de 25 años serían los mayores consumidores de cannabis en Canadá. Claro que es entonces cuando se supone que el uso del cannabis puede tener peores consecuencias para el cerebro y el desarrollo cognitivo. Al menos eso es lo que aseguran desde el Centro Canadiense para el Abuso de Sustancias (CCSA en sus siglas inglesas).

Publicidad

"El cannabis no es una droga inofensiva", detalla un informe del grupo elaborado en 2015. "Puede resultar adictiva y sus efectos podrían potenciarse según lo temprano que se consuma… Las evidencias sugieren de manera cada vez más concluyente que el cannabis afecta a los cerebros jóvenes de una manera que no puede ser ignorada".

El colectivo, financiado con fondos federales del gobierno canadiense, acaba de terminar una gira por las sedes de otros colectivos de activistas médicos canadienses contrarios a la legalización de la marihuana. La gira, que ha pasado por cinco ciudades, tenía como objetivo advertir a los canadienses sobre los riesgos de consumir cannabis antes de los 25 años. El doctor Phillip Tibbo, director del programa sobre trastornos psicopáticos tempranos de Nueva Escocia, proclamó la semana pasada ante el público que fue a verle en Calgary, que la discusión sobre la edad límite para consumir marihuana, debería de contemplar las consecuencias que puede tener su ingesta para el desarrollo del adolescente.

"Si el límite para ingerir alcohol está puesto en los 18 años, ¿por qué el del cannabis tiene que ponerse 7 años después?", se preguntaba la muchedumbre que asistió a la charla.

'Esta clase de imposición sobre el límite de edad es de una condescendencia insultante'.

El caso es que parece que el gobierno canadiense, que ya había anunciado su intención de legalizar la sustancia, aunque sigue sin decir cómo podría estar haciendo caso a los detractores.

Según una presentación ministerial del departamento de salud del Canadá celebrada el pasado mes de noviembre, existirían algunas evidencias de los límites en el uso de la marihuana terapéutica. De hecho, el consenso entre la comunidad médica sostiene que el uso regular de la marihuana con fines recreacionales entraña riesgos "como el del deterioro a largo plazo de las facultades cognitivas para los menores de 25 años".

Publicidad

Si los 25 años se convierten en la edad límite para consumir marihuana en Canadá, el país norteamericano se convertiría en uno de los países con fumadores más mayores del planeta. En Holanda, por ejemplo, se acepta la venta de cannabis recreacional para cualquier persona a partir de lo 18 años. En el estado de Colorado, en Estados Unidos, el límite serían los 21 años.

Actualmente la marihuana solo es legal para quienes tengan recetas médicas a tal efecto. Estas permiten adquirir el producto manufacturado por las compañías que han sido homologadas por el gobierno.

A Ronan Levy, director de las Canadian Cannabis Clinics [Clínicas de Cannabis del Canadá], una cadena de clínicas que facilita a los pacientes con receta el acceso a la marihuana médica, le parece bien que el límite se cifre en los 25 años. Levy sabe que las evidencias que aseguran que la marihuana es dañina no son concluyentes. Sin embargo él se basa en su experiencia médica, que le dice que muy raramente ningún médico le prescribe marihuana a alguien menor de 25 años.

"Teniendo en cuenta el impacto en el desarrollo del cerebro, me parece que tiene sentido restringir el consumo hasta los 25 años. Es algo que tiene que sopesarse adecuadamente, que debe equilibrarse con el interés que existe con legalizar el cannabis con fines recreativos. De tal manera, si lo conviertes en algo muy restrictivo, entonces te expones a crear un mercado negro mucho mayor", ha contado en una entrevista.

Publicidad

Los sondeos revelan que los jóvenes canadienses llevan años consumiendo grandes cantidades de marihuana, por mucho que tal comportamiento sea considerado punible. "Es un reflejo de la actitud de la gente aquí y de la necesidad que existe de educarles adecuadamente sobre los peligros a los que se exponen".

Fallo judicial histórico: los canadienses pueden cultivar su propia marihuana medicinal. Leer más aquí.

Claro que para Adam Greenblatt, director ejecutivo de la organización Santé Cannabis, una clínica y una consultoría médica que trabaja con la marihuana situada en Montreal, el debate sobre la edad es un bolazo. Greenblatt es de la opinión que tamaña restricción de la edad de consumo no solo no conseguirá que ningún joven deje de fumar, sino que disparará el mercado negro.

En Canadá existen una serie de dispensarios de marihuana no regulados, que reparten la planta entre mayores de 18 años. Además, cualquier adolescente que quiera fumar, encontrará a vendedores sin problema. Ya sea a través de conocidos o de páginas online.

"No se trata únicamente de que no sea una medida razonable. Es que ni siquiera es realista. Los límites de edad no son edades para iniciar el consumo recomendables. En teoría el límite de edad debería de reflejar el momento en que cada persona es capaz de tomar decisiones responsables sobre su salud", cuenta. "Una regulación así solo conseguirá que la gente acceda a la marihuana en circunstancias oscuras y sospechosas. Y lo peor de todo es que no logrará impedir el acceso de nadie que realmente quiera probarla. Al contrario, es un estímulo".

Publicidad

"Está todo bien y resulta una buena manera de promocionar la salud pública sugerir que te esperes a tener veintitantos. Yo no estoy diciendo que la gente debería de empezar a consumir marihuana desde joven, lo único que digo es que todo esto de poner un límite de edad me parece de una condescendencia insultante".

El partido Liberal del Canadá ya ha acudido al ex inspector jefe de la policía de Toronto, Bill Blair, ahora reconvertido en diputado, para que encabece las iniciativas prolegalización. Además, a lo largo de los últimos meses, varios dispensarios no regulados y varios espacios de cultivo no homologados, han sido objeta de registros.

"Parece que la legalización fulminará cualquier debate", añade Greenblat. "Lo cierto es que a mucha gente le preocupa qué tipo de legalización piensa acometer Trudeau, y se preguntan hasta qué punto han quedado expuestos a una política que todavía es un enigma y que podría ser cualquier cosa. Si a Trudeau le da por implementar un régimen legal súper restrictivo que provoque que conseguir marihuana se convierta en algo más difícil que comprar alcohol o tabaco… Entonces habremos perdido".

Sigue a Rachel Browne en Twitter:@rp_browne

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs