peru

La DEA investiga a un colaborador de Keiko Fujimori por lavado de dinero, según informan los medios

El reportaje, que sale a la luz tres semanas antes de que Perú decida, en una segunda vuelta, si Keiko será su presidenta, afirma que la DEA está investigando a un cercano colaborador que habría lavado 15 millones de dólares de la campaña de 2011.
18.5.16
Imagen por Mariana Bazo/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La candidata para la presidencia peruana, Keiko Fujimori, enfrenta una tormenta de acusaciones, ya que uno de sus hombres más allegados, el político y financiero Joaquín Ramírez, presuntamente habría lavado dinero de la campaña presidencial de Keiko en 2011.

Según una investigación difundida por la cadena latina Univisión, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), estaría investigando a Ramírez, uno de los más grandes Fujimoristas, quien presumiblemente habría blanqueado 15 millones de dólares provenientes de la fallida candidatura presidencial de la hija del expresidente Alberto Fujimori, hace 5 años.

Publicidad

Los detalles se dieron a conocer a través de un video difundido por la televisora, así como por el canal peruano Cuarto Poder.

'Yo no les creo [a los Fujimoristas] cuando dicen tener un plan para combatir la corrupción'.

Joaquín Ramírez, secretario general del partido conservador Fuerza Popular, fue reelegido para el Congreso en las elecciones legislativas el pasado 10 de abril. Es también conocido por haber contribuido con importantes donaciones para el partido, aunque la cifra exacta no se sabe, ya que Fuerza Popular ha rehusado hacer públicos sus estados financieros.

Otro de los aspectos que llama la atención del congresista es la posesión de dos departamentos en Miami con un valor de 3 millones de dólares, mismos que no estaban declarados ante las autoridades peruanas, informaron los medios de televisión.

Posteriormente el diario peruano La República mencionó a Miguel Árevalo, sobrino de Ramírez y apodado Eteco, como uno de los principales capos del país, quien también formaría parte de la investigación llevada a cabo por la DEA.

La agencia, que generalmente sigue estrictas políticas sobre no confirmar o negar ningún tipo de información mientras una investigación se está desarrollando, rechazó emitir cualquier comentario sobre Ramírez o su sobrino, ni de porqué sus agentes habían admitido anteriormente ante la cámara que el empresario, y ahora político está en el centro de una investigación.

Keiko Fujimori gana la elección presidencial de Perú en la primera vuelta. Leer más aquí.

La DEA, sin embargo, descartó una investigación contra la candidata presidencial. "Keiko Fujimori no está, ni ha estado antes, bajo investigación por la DEA", informó la agencia en un comunicado este lunes, sin embargo esto no ha servido para acallar el escándalo en Perú.

Tanto Keiko como Ramírez, han negado cualquier tipo de nexo con dinero procedente de las drogas.

Publicidad

Keiko dijo ante los reporteros, mientras estaba en campaña en la ciudad de Cusco, que el reporte emitido por Univisión es parte de una "guerra sucia" en contra de su candidatura.

'Keiko Fujimori no está, ni ha estado antes, bajo investigación por la DEA'

Sigue sin ser claro el impacto que estos alegatos podrían tener en la siguiente encuesta presidencial en Perú, donde los escándalos de corrupción son tan comunes que los votantes simplemente asumen que gran parte de sus líderes son unos sinvergüenzas.

Esto se debe en gran medida al legado de Alberto Fujimori, padre de Keiko y expresidente de extrema derecha de Perú durante los años noventa, quien cumple ahora una condena de 25 años en prisión por delitos de corrupción y violación de derechos humanos.

De frente a las segundas elecciones previstas para el 5 de junio, las estadísticas muestran un empate de Keiko con su rival centroderechista Pedro Pablo Kuczynski, anterior primer ministro de 77 años.

Disciplina, resistencia y una eterna sonrisa: las claves de la candidatura de Keiko Fujimori. Leer más aquí.

Después de haber ganado las primeras elecciones en abril, Keiko parece haber tomado una postura más derechista faltando a su palabra respecto a los compromisos anteriores de reconocer las uniones civiles del mismo sexo, así como permitir el aborto a las víctimas de violación.

Keiko ha firmado también tratos con mineros ilegales para permitirles continuar con el saqueo del Amazonas; de igual manera ha prometido dar marcha atrás a las reformas hechas a la ya corrupta policía, además de haberse reunido con uno de los líderes sindicales de una constructora que sirvió al crimen organizado.

Publicidad

Julio Arbizu, quien era anteriormente fiscal anticorrupción, dijo que las acusaciones en contra de Ramírez son un anticipo de escándalos más grandes por venir, si Keiko es elegida presidente.

"Él (Joaquín Ramírez) no está siendo investigado solamente por la DEA; fiscales peruanos lo han estado investigando durante tres años", agregó el anterior fiscal.

"Yo no les creo [a los Fujimoristas] cuando dicen tener un plan para combatir la corrupción; el Fujimorismo no sólo sería permisivo con la corrupción. Muchos de sus representantes más importantes estarían activamente envueltos en ella", asegura finalmente Arbizu.

Sigue a Simeon Tegel en Twitter: @SimeonTegel

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs