FYI.

This story is over 5 years old.

Cartas de amor y libros entre los documentos que EEUU ha publicado sobre Bin Laden

Las cartas escritas por Osama Bin Laden trazan el retrato de un hombre preocupado por las escisiones de al Qaeda en África.
21.5.15
Photo par Rahimullah Yousafzai/AP

Las cartas escritas por Osama Bin Laden durante sus últimos años de vida, trazan el retrato de un hombre que le escribía cartas de amor a su mujer, que estaba preocupado por el avance y la ideología de los grupos escindidos de al Qaeda en África, y que estaba consagrado a desplegar sus ataques contra Estados Unidos, según revela una auténtica mina de nueva documentación publicada ayer por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI), una semana después de que el veterano periodista Seymour Hersh, cuestionara la responsabilidad del gobierno del país en la muerte de Bin Laden.

Publicidad

El gobierno desclasificó un total de 103 documentos recabados a título póstumo de la basura del líder, entre los que se cuentan la cartas enviadas por el fundador de al Qaeda a su familia y a otros líderes de su red de guerilleros. La colección incluye un listado de libros y de informes que Bin Laden tenía en casa y que había recabado a lo largo de los años hasta 2011, fecha en que las Fuerzas Especiales de Operaciones de la Marina estadounidense, le asesinaron en Pakistán.

En una carta a su mujer incluida en su flamante correspondencia pública, Bin Laden expresa ternura, le escribe que es la niña de sus ojos y lo más importante que hay en el mundo. Le pide que le perdone por sus defectos e incluso le permite que se vuelva a casar cuando él haya muerto, pese a que subraya que ella es la mujer a la que quiere en "el paraíso".

Bin Laden reflexiona sobre su mortalidad y escribe también un testamento en el que relata sus deseos y sus esperanzas para su familia. Le dice a su mujer que puede reunir de nuevo con su familia cuando él muera y le propone que case a sus hijas con muyahidines y enfatiza que su hijo tiene que convertirse en guerrillero yihadista.

En imágenes: en casa con Osama bin Laden

En una carta separada, el líder de al Qaeda aconseja a los guerrilleros islámicos norteafricanos que consagren sus esfuerzos en atacar objetivos estadounidenses en lugar de concentrarse en la creación de un estado islámico. Bin Laden escribió cartas específicas en las que discute cosas como el juicio a Abid Naseer por terrorismo, consejos sobre cómo acabar con la revolución en el Yemen y un mensaje sin fecha dirigido a los musulmanes después del anual discurso sobre el estado de la Unión en Estados Unidos. También se refiere a la eclosión de la primavera árabe y a los eventos que abrieron Oriente Medio en canal en 2011, como a "los acontecimientos más importantes" registrados en el mundo musulmán en cientos de años.

Entre la literatura que las fuerzas especiales de la Marina se incautaron de la casa de Bin Laden, se cuentan títulos como "Las guerras de Obama", del periodista de investigación Bob Woodward, ensayos académicos y material de organizaciones intelectuales norteamericanas sin ánimo de lucro.

Publicidad

El presidente del Comité de Inteligencia y congresista norteamericano Jack Langer informó en un comunicado emitido el miércoles que la publicación de los documentos sobre Bin Laden se ha hecho por el bien de los norteamericanos.

"El día 1 de mayo de 2011, durante el asalto en que murió Osama Bin Laden, Estados Unidos recuperó un auténtico tesoro de documentos y archivos" dijo Langer. "Ahora, en nombre del interés del público norteamericano, y en el de los ciudadanos, académicos, periodistas e historiadores, existirá la oportunidad de leer y entender los documentos de Bin Laden".

Langer señaló que la administración Obama desclasificó 17 informes de inteligencia en 2012, mientras que otros han sido presentados en tribunales, pero que él ha continuado impulsando sucesivas desclasificaciones.

"La publicación emitida en el día de hoy de 86 nuevos informes por el Director de Inteligencia Nacional — que eleva el número de los informes desclasificados hasta los 120 — constituye un nuevo paso en la dirección adecuada", expresó Langer en su comunicado. "Tengo muchas ganas de concluir los esfuerzos que se están llevando a cabo para desclasificar los cientos de informes restantes incautados en Abbottabad — lugar donde se abatió a Bin Laden — para cumplir con las exigencias del Congreso".

Mientras los flamantes documentos revelados proporcionan una mirada única sobre la existencia escondida del líder de al Qaeda, el momento de la publicación es significativo. Se produce una semana después de que Seymour Hersh publicara un reportaje de investigación en la revista London Review of Books en el que rechazaba la versión del asesinato de Bin Laden emitida por la Casa Blanca. En su reportaje, Hersh reivindica que el cerebro de los ataques del 11-S, llevaba años l bajo custodia de los servicios de inteligencia pakistaníes en el complejo Abbottabad donde se desplegó la misión para liquidarle — esto es: que no estaba escondiéndose, en paradero desconocido, y que no tuvo que ser localizado gracias a los servicios de inteligencia de la CIA, tal y como aseguró la administración Obama.

Publicidad

En su controvertido artículo, y de manera igualmente significativa, Hersh escribe que los informes de Estados Unidos sobre la incautación del alijo de documentos de al Qaeda, así como el resto de materiales descubiertos en el complejo durante la misión del 2 de mayo de 2011 eran "fabricados".

El artículo del veterano periodista fue casi refutado de manera inmediata por los funcionarios y por algunos compañeros de profesión. El día 11 de mayo, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, afirmó que la historia estaba "plagada de inexactitudes y de rotundas falsedades", mientras que el antiguo subdirector de la CIA, Mike Morell, aseguró que cada frase estaba equivocada.

En respuesta a la observación de VICE News sobre el momento en que se produjo la filtración, Hersh respondió por correo electrónico "me tienes que estar tomando el pelo". En un email posterior se refirió a sí mismo en tono de burla como a un plagiario y como a un baluarte de la inteligencia pakistaní. Hersh dijo que prefería quedarse sus pensamientos para sí mismo y añadió que estaba seguro que las fuerzas especiales de la Armada habían tenido tiempo de rastrear la biblioteca de Bin Laden durante la misión.

"A lo mejor cada uno eligió su libro favorito y le recitó sus pasajes favoritos a los otros miembros del escuadrón", dijo.

Según las informaciones facilitadas por el informe de la ODNI, titulado "La librería de Bin Laden", los servicios de inteligencia se disponen a revisar cientos de documentos adicionales muy pronto, y considerarán la posibilidad de desclasificarlos. Se ha informado que existe un cuerpo especial auspiciado por la Casa Blanca que está analizando todos los documentos recuperados del complejo de Abbottabad, y que existen planes de publicar todo el material que no interfiera con las operaciones actualmente en marcha contra al Qaeda.

Sigue a Kayla Ruble en Twitter: @RubleKB