FYI.

This story is over 5 years old.

El asesinato de un opositor en Burundi rompe las conversaciones entre Gobierno y manifestantes

El líder de la oposición de Burundi Zedi Feruzi fue asesinado mientras caminaba hacia su casa la noche del sábado. Su guardaespaldas también fue abatido.
Photo par Goran Tomasevic/Reuters

El asesinato de una figura de la oposición en Burundi en un tiroteo el sábado ha llevado otros miembros de los grupos de la oposición a pasar a la clandestinidad. También se ha suspendido las conversaciones entre el gobierno y los manifestantes que se oponen al plan del presidente Pierre Nkurunziza de presentarse candidato para una tercer mandato.

Zedi Feruzi, jefe de un pequeño partido de la oposición, Unión para la Paz y el Desarrollo (UPD), fue asesinado la noche del sábado cerca de su casa en el distrito Ngagara de Bujumbura. Uno de los guardaespaldas de Feruzi también fue asesinado a tiros. Dos policías habrían resultado heridos en el tiroteo.

Publicidad

"Escuchamos una gran cantidad de disparos de armas de fuego", dijo un vecino a Reuters Televisión. "Es una pena porque aquí había soldados del ejército y no hicieron nada."

Jean Baptiste Bireha, periodista burundés de la estación de radio FM Bonesha y que estaba en la escena cuando se produjo el tiroteo, dijo que vio como los asesinos disparaban con rifles Kalashnikov desde un automóvil de la marca Toyota. "Todo sucedió muy cerca, querían matarnos", dijo Bireha a Radio Francia Internacional.

Bireha, que resultó herido en el ataque, también afirmó que los atacantes parecían ser miembros de la guardia presidencial de Burundi. Su afirmación no pudo ser verificada de forma independiente y fue negada con rotundidad este sábado por un portavoz del presidente, quien sugirió que si los atacantes llevaban uniformes, es porque se trataría de un intento de arrojar sospechas sobre el gobierno.

"Yo los vi, tenían uniformes de la policía, el que visten los chicos de la guardia presidencial, estoy seguro", dijo Bireha. "Cuando se fueron, estaban gritando y cantando."

Poco después del tiroteo, la oficina del presidente confirmó el asesinato en un un tweet. "La presidencia de Burundi está profundamente conmovida por el asesinato de Zedi Feruzi de UPD durante la campaña electoral", decía el tweet.

— Burundi | Présidence (@BdiPresidence)May 23, 2015

Según el New York Times, Feruzi era miembro de la pequeña comunidad musulmana de Burundi y "una figura bien conocida" en el país, a pesar de que su partido era una pequeña facción de la coalición de la oposición. El partido UPD también se ha dividido sobre si apoyar la candidatura de Nkurunziza para la reelección o unirse al coro de los opositores que dicen que el plan del presidente viola el límite de dos mandatos establecidos por la Constitución del país y el acuerdo de paz de 2005 que puso fin a más de una década de guerra civil.

Publicidad

Feruzi fue enterrado el domingo en un cementerio musulmán en Bujumbura en un funeral al que asistieron miles de personas. Associated Press informó que los asistentes cantaron canciones patrióticas mientras el cuerpo era llevado a la tumba.

La muerte de Feruzi se produce menos de dos semanas después de un intento fallido de golpe de estado por parte de miembros de las fuerzas armadas de Burundi mientras el presidente Nkurunziza estaba fuera del país. Varios golpistase fueron detenidos. Uno abogado de los conspiradores afirmaó la semana pasada que sus clientes fueron torturados.

El líder de la oposición Agathon Rwasa dijo a AP que él y otros disidentes han pasado a la clandestinidad en la capital por temor a su seguridad tras el asesinato de Feruzi. Otros líderes de la oposición aplazaron las conversaciones que se estaban llevando a cabo con funcionarios del gobierno iniciadas a principios de mes y auspiciadas por la Unión Africana. Anshere Nikoyagize, jefe del grupo de la sociedad civil Liga ITEKA, también dijo que los partidos de la oposición no deberían acudir a las conversaciones, según Reuters.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los líderes tanto del gobierno como de la oposición para continuar las conversaciones con la esperanza de detener la violencia. En un comunicado, Ban dijo que quiere que ambas partes "no deben ser desterrados por los que, a través de la violencia, tratan de impedir la creación de un entorno propicio para unas elecciones pacíficas, creíbles y abiertas en Burundi".

Publicidad

La semana pasada, Nkurunziza pospuso las elecciones parlamentarias del país del 26 al 5 de junio ante la petición de la comisión electoral del país. Las elecciones presidenciales aún están programadas para el 26 de junio.

Al menos 20 manifestantes han muerto durante los enfrentamientos con la policía, y más de 100.000 personas han huido del país en medio de temores de una escalada de violencia. El sábado murieron al menos dos personas por la explosión de granadas en un mercado.

En la vecina Tanzania, donde decenas de miles de burundeses han huido, un brote de cólera en el campamento de refugiados ha causado decenas de muertos, según la ONU.

Sigue a Gillian Mohney en Twitter: @gillianmohney

Etienne Rouillon contribuyó en este reportaje.