FYI.

This story is over 5 years old.

Colin Abrahall, vocalista de GBH, nos dio algunos consejos para no cagarla en los festivales

Un veterano del street punk nos da clases de urbanidad y supervivencia a propósito de su visita a Rock al Parque 2016.
20.4.16

Viene GBH. Punk de finales de los setenta. Banda protagonista de la mítica primera ola inglesa que luego, en los 80, ayudó a dar forma al street punk y particularmente el UK82, el hardcore británico. Tipos que tocaron muchas veces en el mítico Club 100, lugar que pisaron los Pistols, The Clash, los Buzzcocks o The Jam. Una leyenda viva que botará todo su voltaje nihilista en el Festival Rock al Parque 2016.

Publicidad

Aprovechamos para retomar una entrevista con el Colin Abrahall, vocalista de la banda, quien, entre otras cosas, nos dio cinco consejos para no irla a cagar en un festival y poder así disfrutar del pogo como debe ser.

***

Colin Abrahall: ¿Qué música oyen cuándo andan de viaje?

Noisey: Todo tipo de cosas ¿sabes? … reggae, punk, algo de Johnny Cash y de Hank Williams.

Hank Williams III o el original…

El gran abuelo Williams.

GBH es una banda muy reconocida por su visión sobre el ateísmo y el nihilismo. Con el paso del tiempo, ¿algo de eso ha cambiado?

No, nunca. Solo vemos más evidencia de que hemos tenido razón.

¿Ha habido algún momento donde has hecho una pausa y dicho “mierda, somos enormes”, o se han dado cuenta de la influencia que han tenido en otras bandas?

Sí, de hecho sí. La primera vez que fuimos a EEUU nos trataron como si fuéramos una banda de verdad. Todo estaba muy organizado. En Inglaterra siempre toca pelear para conseguir conciertos o lo que sea. Tampoco nos dan algo de tomar ni nos sacan a pasear.

¿Cuál consideran que es su hogar hoy en día?

Birmingham.

¿Viven cerca los unos de los otros?

Ross, el bajista, vivió en Hawái por un tiempo, pero ahora todos vivimos en un radio de tres millas. Ahora, cuando no estamos en tour, cada uno tiene su vida por aparte. No siempre estamos juntos.

A lo que vinimos. Hagamos la lista de los cinco consejos para un festival según Colin Abrahall de GBH

Publicidad

Consejo #1 La previa

No lo digo porque es divertido. Sí tomas, agarra unas cervezas, un buen trago y ponte cómodo dentro de ese sentimiento pre-festival. Básicamente porque ahí es donde tienes que estar todo el día. Sino te vas a despertar emputado y borracho a las dos de la mañana para darte cuenta que dormiste mediodía. Y esto me lleva directo a otro dos puntos.

Consejo #2: Toma agua, idiota.

No olvides que la mitad de la gente que vez que cargan hacia afuera del festival es porque se volvieron uvas pasas repletas de licor. Hace sol, te estás moviendo y saltando como un idiota por todas partes y te has tomados varias cervezas. No te cagues el buen momento por combatir una deshidratación.

Consejo #3: Acuérdate, en estas cosas hay policías.

Puede que la mayoría no estén ahí para arruinarte el festejo, pero siempre tienen que agarrar algún idiota dentro del bonche y no tienes certeza de quién será. Sí, anarquía y bla bla bla, pero estos tipos tienen el poder de sacarte del festival o arrestarte. No quieres que pase ninguna de esas cosas. La cárcel es un asco.

Consejo #4: No jodas a las mujeres.

Es decir, no jodas a nadie, pero créeme, las mujeres no te tienen miedo. Vi alguna vez en un concierto de Rancid a un tipo muy borracho cayéndose encima de todo el mundo, tumbándolos con él una y otra vez. Una de las chicas que él empezó a seducir sin que ella consintiera, le digo que la cortara ya. Él, como el respetable caballero que era, le preguntó: ¿Por qué no me pegas en la cara? Pues buena idea. Quizás si no hubiera estado delirando de la borrachera, se le hubiera ocurrido pensar que ninguna de estas mujeres tendrían algún problema en poner sus delicadas manos en su cara. Y él lo acababa de pedir.

Consejo # 5: Respeto a todos los paganos.

Todos están ahí para lo mismo. Ver música en vivo y pasar un puto buen momento lejos de la polución de la vida normal. Actúa de esta manera. Es fácil. No seas un idiota y apoya a las bandas. Mujeres, ustedes también, jueguen limpio.

***