FYI.

This story is over 5 years old.

Este estudio propone enseñar matemáticas con música de mariachis

Aprender a dividir fracciones con música de despecho. Poesía pura.

Por años, hemos utilizado la música de mariachis para emborracharnos con tequila hasta la inconciencia y disparar tiros al aire vestidos con un sombrero mexicano pero ahora, resulta que un estudio de la Universidad de Texas liderado por la Dra. Crystal Kalinec, asegura que es un gran recurso para explicarle matemáticas a los niños.

El estudio se basa en que los niños, antes de empezar una educación formal en división de fracciones en las escuelas, tienen una cantidad de experiencias anteriores en su vida cotidiana que los obligan a pensar matemáticamente para solucionar problemas simples como compartir una galleta con sus amigos.

Publicidad

La investigación está enfocada en un grupo de niños que viven en Texas y que tienen una asendencia mexicana, como la tiene gran parte de la población en ese Estado. Ahí es cuando aparece la música de mariachis, un género rápido, con muchos tiempos musicales, con el cual los niños están familiarizados en su vida cotidiana. En los primeros experimentos, realizados en varias aulas en Texas, se han utilizado los ritmos de esta música para que los niños aprendan a entender cómo un tiempo se puede subdividir en muchos otros y los resultados han sido positivos.

La división de una nota musical.

Según las conclusiones de la investigación, después de haber estudiado matemáticas con canciones de mariachi, los niños tenían menos errores a la hora de completar problemas de fracciones desde un computador. También dicen que puede lograr que los niños no se sientan tan indispuestos a la hora de poner atención mientras están en las clases.

Por medio de este método, las fracciones, que por lo géneral no son un concepto fácil de entender para los niños, se pueden asociar con algo más real, como explica la Dra. Kalinec: «La música crea mucha más conexión con los niños, logrando que vean las fracciones como algo tangible».

Un niño aprendiendo con el método de la Dra. Kalinec.

Por ahora tendremos que esperar a ver si a algún genio se le ocurre traer este método a nuestro país, aunque le recomendaríamos que utilice música bailable decembrina o salsa choke, dos géneros que cumplen con todos los requisitos para instruir a nuestros jovenes talentos en el mundo de los fraccionarios. Pero si no, pues aquí también tenemos a los mariachis de la 53.