Macizo te pone a bailar despacito con los 4 deliciosos tracks de 'Nada que pensar', su EP nuevo

La más dulce atmósfera de baladas psicodélicas y la más poderosa demostración de soul de ojos azules que encontrarás esta semana en Internet.
26.7.16

vía

Guitarras lentas y efectos llenos de resonancia, ecos que duran más que los sonidos que llevan y nos envuelven en un sueño denso de letras románticas, con una voz que nos guía como antorcha por el sutil y elegante imaginario de Macizo.

Gus Solís —quien fuera integrante de banda junto a Coco y Orlando de Clubz en Husky, y que además desarrollara su proyecto solista bajo el nombre de Gus Goose— vuelve con un concepto distinto tras su primera aparición en el sello Abstrakt Muzak; mismo que en una conexión Europa/EEUU/México, realiza búsquedas interesantes, dentro de las que destaca Gus por su fina visión sonora que sabe crear atmósferas más que canciones.

Y por eso demuestra una desarrollada habilidad al momento de hacer música sencilla: Macizo no es precisamente algo complejo que debas masticar varias horas para entender, y esa es probablemente la característica más afortunada que encontrarán en su propuesta. Y definitivamente el Ep que acaban de estrenar esta mañana, Nada que Pensar, donde cuatro temas se apoderan de tu corazón durante casi 18 minutos, los hará querer buscar a esa “persona especial”, y bailar con ella entre distorsiones amables, voces que chocan en las paredes y esa línea de bajo tan marcado y profundo, que nos hace sentir un “groove” como aguja en el vinilo.

Dense lo nuevo de Macizo. Nada que pensar es el debut del trío, producido por Memo Guerra y proyecto con el cual inicia formalmente su camino en el escenario independiente nacional.