El día que Kurt Cobain trató de matar a mi novia

FYI.

This story is over 5 years old.

El día que Kurt Cobain trató de matar a mi novia

La historia de cuando Kurt Cobain amenazó de muerte a una periodista.
23.7.14

¿Recuerdas el documental de VICE llamado “ Steve, un chico que se inyecta veneno de serpiente por una sonrisa"? Resulta que este vato es una de las personas más interesantes que he conocido. Al menos tiene 200 historias retorcidas sobre la industria musical. Hace unos meses, Steve escribió sobre cagar en la portada de NME y perder un contrato discográfico millonario. Esta vez, nos regala “El día que Kurt Cobain trató de matar a mi novia”.

Con el beneficio de la retrospectiva suena fácil decir que Nirvana fue la banda que todos estaban esperando - una banda con un vocalista siempre listo para los madrazos, un bajista con una nube negra dentro de su cabeza y un baterista efusivo. Una fórmula atractiva, que desembocó en el grupo más explosivo de su época. Las raíces del árbol familiar de Nirvana, consistían en las raras y salvajes reacciones de Kurt y Courtney. Muestra de ello es un mensaje de voz que Kurt Cobain dejó en el contestador automático de mi entonces novia; en él la amenazaba de muerte.

Había tenido la suerte de desertar de América y de los horrores de la era Reagan / Bush. Era 1987. Buscaba un lugar en la música del Reino Unido. Curiosamente, mi primer contacto allá fue a través de Kurt, una cantante y compositora de Boston llamada Mary Lou Lord. Con ella compartí casa por seis meses en el norte de Londres. Era una chica rubia y guapa, muy chida, me enseñó a tocar mi primera guitarra acústica. Mary Lou tuvo un corto romance con Kurt antes de que Courtney apareciera en escena y la empujara fuera de Nirvana, eso en septiembre de 1991.

La primera vez que vi a Nirvana (con su baterista original) fue el 3 de diciembre de 1989, en un showcase que realizaron con Sub Pop en el London Astoria. Compartían cartel con Tad y Mudhoney. Mudhoney era el headliner, pero Nirvana se robó el show. Krist Novoselic usó su contrabajo para batear la guitarra que Kurt le había aventado. Fue un home run rotundo. Hubo una verdadera pureza en esa presentación, que hizo creer a todos que estaban destinados a hacer grandes cosas. Fui muy afortunado al poder ver tocar a la banda cinco shows clásicos, como el concierto que dieron en su primer Reading Festival. Esa vez estrenaron "Teen Spirit". Recuerdo claramente la imagen de Kurt gritando con todas sus viseras, "¡Puta madre han estafado a los Pixies! ¡Van a ser gigantescos!"

En el backstage, conocí a la joven Courtney Love. Courtney y yo nos llevamos muy bien y arreglamos una cita para vernos la semana siguiente en el infame Oxford Street Club. Conozco a un montón de personas mejores que Courtney, pero tengo que decir que en ese momento ella era amable, super inteligente y sexy, una feminista bastante ilustrada. En esos años solía sentirme culpable cuando salibaba mientras espiaba su entrepierna. Lo hacía cada vez que ella subía su pierna sobre las bocinas para tocar su guitarra.

Unos meses más tarde, conocí a Kurt. Después de una presentación que tuvo Nirvana en el mismo club donde salivaba por Courtney. Cada semana conocía bandas con las que armaba una fiestota. Recuerdo haberme aventado un headbandig colosal con Krist Novoselic y Dave Grohl cuando escuchamos "Kool Thing" de Sonic Youth. A punta de patadas fui hasta Kurt y lo saludé. Le dije que gracias a él mi banda acababa de firmar un contrato publicitario con Polygram, pero que su banda era un madrazo. Él sonrió y dijo: "había mucho espacio en el patio de recreo para los nuevos niños". Una frase muy cabrona. Terminamos sentados en el Oxford Street, con dos chicas de Camden, una banda grunge. Hablé con Kurt acerca de nuestro amor compartido por Devo y Danny Oingo Boingo. Pero él estaba más interesado en coquetear con las chicas. Le dije adiós. Más tarde me enteré de que esa noche armó un trío.

La siguiente vez que Nirvana tocó en el Reading Festival - en 1992 - fue el momento más emocionante de mi vida. Nirvana encabezó el cartel y mi banda tocó antes que ellos en el mismo escenario. También tocaron L7, The Melvins, The Smashing Pumpkins, Ride, Cardiacs y Levitation.

Ese tiempo fue muy romántico - Inglaterra tenía veranos largos y calurosos, una escena musical estaba en ebullición y Londres era el lugar más emocionante en la Tierra. Mi entonces novia Britt Collins (propietaria de la revista musical Lime Lizard) tenía la idea de escribir el primer libro sobre el ascenso de nuestra banda favorita, Nirvana. Junto con su amiga Victoria Clarke (la novia de Shane MacGowan), ambas consiguieron un contrato para hacer el el libro y se dirigieron a Seattle para empezar a entrevistar a la familia, amigos, y las bandas que los rodearon. Sus problemas comenzaron poco después de que Lynn Hirschberg de Vanity Fair escribió un artículo sobre la supuesta explosión en el consumo de drogas de Courtney Love, mientras estaba embarazada. El artículo contó con la infame fotografía que muestra una Courtney desnuda con un cigarro en la mano. La foto se hizo viral, incluso antes de la aparición del internet, era algo imposible de ignorar.

De repente, mi novia y su compañera de escritura fueron puestas en la lista negra Kurt y Courtney. La pareja prohibió cualquier entrevista con la banda haciendo del libro algo incompleto y de mala calidad. La paranoia se convirtió en la norma. El editor fue amenazado con demandas judiciales en caso de publicar el libro. El pedo se puso tan mal, que incluso yo estaba recibiendo llamadas nocturnas de Courtney y Kurt amenazándome. Me preguntaban, "¿por qué andas con esa perra periodista?" y también pedían mi ayuda por si el pedo se llevaba hasta a la corte.

Una noche Kurt dejó un mensaje en la contestadora de mi ex novia, donde amenazaba con “apagarla” si en el libro aparecía algo que lastimara a su esposa. Me quedé con la grabación porque pensé que era muy gracioso e intenso. Kurt no era un comediante, pero el tipo estaba exagerando todo como si fuera uno. Unos meses después del rotundo fracaso de mi novia, Courtney apareció en la portada del Melody Maker con el titular: "Una cosa se ha demostrado en terrible este año: Si mientes acerca de nosotros, voy a golpearte, Kurt te disparará y luego te demandaremos". Otro tema de armas… ¡No más!

Después de que Kurt se disparara, el mundo cambió, se hizo peor, comenzó la fiebre por los deportes y el grunge cristiano canadiense. Un par de semanas después de su muerte, un tabloide me ofreció cuarenta mil libras por la amenazadora cinta de Kurt. Sin duda una llamada por cobrar muy costosa. Como un verdadero punk de Connecticut escondí el cassette en mi ático y no volví a pensar en ello. 22 años más tarde decidí a escuchar una vez más el cassette. Este año, en el 20 aniversario de su muerte, tomé una cámara de vídeo y escuche la cinta a las 3:33 de la mañana a ver si algo "interesante" sucedía. Usando un tablero de ouija y velas perfumadas, empecé a sentir como si el rey del grunge me estuviera poseyendo y comencé a pronunciar sus palabras. No tenía el control de mi cuerpo y con los ojos en blanco comencé a escribir un mensaje para todo el mundo. ¿Podría ser que en realidad era el espíritu de Kurt tratando de advertirnos de los peligros del siglo 21 o simplemente mandó a la mierda mi cerebro de reptil?

Todo lo que grabé esa noche tiene que ser visto y oído. Todo es real y super aterrador. El mensaje final es realmente impactante, pero también muy sabio. Luego de ver el video habrás sido capaz de sentir la sangre que salpicó un miembro del 27 club o simplemente vomitaras con la cara hacia los cielos. Larga vida a Nirvana.

Además:

[Esta fan chilena conoció al abuelo de Kurt Cobain y se tomaron muchas fotos.](http://Esta fan chilena conoció al abuelo de Kurt Cobaine y se tomaron muchas fotos )

Mira el horrible homenaje que le quieren hacer a Kurt Cobain.

Un tipo que este año vio tocar a Nirvana.