FYI.

This story is over 5 years old.

Las canciones de rap escritas por algoritmos pueden ser pronto una realidad

En una fusión de algo cool con algo súper nerd, la informática ha logrado entrar al reino de Biggie Smalls.
11.11.15

Este artículo apareció originalmente en Motherboard

Dado que son los únicos millonarios que parecen entender lo divertido que es ser millonario, el ser un rapero exitoso parece ser el plan perfecto para hacerte rico rápidamente (o morir intentándolo). Pero el éxito artístico puede ser algo difícil de conseguir, y es por eso que varias de las estrellas nacientes del hip hop pasan tanto tiempo creando muy publicitadas peleas en Twitter, en vez de refinando sus rimas y beats. Pero, por fortuna, una gran ayuda está a punto de llegar.

Publicidad

En una fusión de algo cool con algo súper nerd, la informática ha logrado entrar al reino de Biggie Smalls. Anthony Abraham y Nikhita Koul son dos fans del hip-hop que recientemente se graduaron de la Maestría en Informática y Ciencia de Datos en UC Berkeley. Para su proyecto de titulación, ellos y su compañero de clases Joe Morales diseñaron el Rap Analysis Project (nota: sus iniciales deletrean R.A.P.), el cual aplica “técnicas de aprendizaje para máquinas y principios de la ciencia de datos a una base de datos de letras de rap, que va de 1980 a 2015.” Entre otras cosas, han producido un modelo que puede predecir, basándose en letras, si una canción de rap va a ser un hit o no.

Mientras sus compañeros de clase trabajaban en cosas como el predecir los pitcheos en el beisbol y analizar dónde es más probable que alguien compre un coche eléctrico, el equipo R.A.P. alimentaba su base de datos con miles de letras de rap, tratando de entender qué hace que una canción sea tan exitosa como “Trap Queen” lo fue este año, y que otra se quede olvidada en un CD-R para siempre.

Los resultados están en esta página, en la que puedes ingresar letras de rap y un año, y descubrir si algo está destinado a ser un hit. También hay gráficas que muestran cómo determinados temas en las letras se vuelven más populares, y también qué groserías deberías de usar, y cuántas.

“Básicamente, cuando tratamos de crear un modelo para nuestro sistema para descubrir qué variables eran importantes y cuáles no,” me dijo Abraham por teléfono, “observamos variables como fecha y específicamente qué hay en las letras mismas, desde el tamaño del vocabulario y específicamente el tipo de palabras y la definición de esas palabras —y un acercamiento a través de algoritmos a los temas de las canciones. Cuando juntamos todo eso, pudimos ver qué variables tuvieron el impacto más grande para poder predecir un hit.”

Publicidad

Una captura de pantalla de los gráficos interactivos del dúo, los cuales pueden ver aquí.

“Lo que encontramos es que los temas eran una de las variables importantes, al igual que el número de groserías, lo cual es interesante, porque demuestra que distintas palabras, las palabras obscenas, y la cantidad de ellas tienen un impacto en el modelo,” dijo Abraham. “Los temas que sacamos y las obscenidades fueron las variables más impactantes de nuestro modelo.”

Ahí está: contenido temático y obscenidades.

Jugué con el modelo un rato, y como no soy un MC, sólo usé canciones de otras personas. Extrañamente, tuve problemas encontrando una canción que no fuera a ser un éxito: Claro, De la Soul es bueno en cualquier época, pero al buscar la canción más odiosa que pudiera recordar, inserté la oda a los chicos de fraternidad de Asher Roth, “I Love College,” la cual el algoritmo de R.A.P predijo que hubiera sido un éxito en el 2001, ya que es similar a “'All Night' de Silkk the Shocker, 'Make It Classy' de Talib Kweli, y 'Elvis Killed Kennedy' de Vanilla Ice.”

La canción de Roth también hubiera sido un éxito en 1991 porque es similar toa“'Weed #2 - Phife Dawg' de De La Soul, 'Ain't a Damn Thing Changed' de Ice-T, y 'Memories' de Cypress Hill.” Allá va la época dorada. Hasta el verso chafa de Jay-Z en “Monster” hubiera sido un éxito.

Sin embargo, con la ayuda de la gráfica de “Groserías”, me sorprendió el saber que el imparable hit del Wu-Tang “Shame on a Nigga” no hubiera sido un éxito en 1987, pero eso significa prácticamente regresar a la temprana “era disco” del rap, cuando el hip-hop tenía muchas menos amenazas para “fuck your ass up.”

Publicidad

Una captura de pantalla de los gráficos interactivos de groserías, los cuales puedes ver aquí.

“Puedes ver las tendencias [en groserías], y es interesante que en los 90 y a principios de los 2000s, hay palabras que se dejan de usar en los 2010s, pero que han empezado a regresar poco a poco,” dice Abraham.

“Es una tendencia en una generación de música rap el tener determinada cantidad de groserías.”

Si todo esto suena como puras fórmulas para hits repetitivos, predecibles y, pues, formuláicos, eso definitivamente es una posibilidad, aunque esto en realidad sólo analiza el lenguaje del hip-hop, y no todos los demás factores, como la producción y la abilidad real para rapear esas palabras (¡Hola, Iggy!).

“Pensamos que [los datos] serían más útiles para los productores de rap, porque seguramente querrán saber qué se le queda pegado a los escuchas y qué temas funcionan con esos escuchas, para poder así producir más música con los mismos temas,” me dijo Koul por teléfono. “Ese definitivamente es un uso que se le puede dar.”

¡Parece bastante acertado!

Pero existen, por supuesto, otros usos. Koul dice que los datos podrían “ayudar a un servicio como Pandora—si la gente quiere escuchar canciones sobre religión, entonces el modelo de temas puede escoger únicamente canciones sobre eso.”

Abraham describió cómo podría ser útil para “determinar las distintas generaciones de hip-hop: cuándo cambió el estilo, o cuándo cambió la historia del rap o hip-hop.”

Pero la idea más escalofriante vino de parte de Koul. “La otra cosa que estábamos tratando de solucionar era la generación automática de letras,” dijo ella. “Escoje un artista, apréndete las canciones de este artista en particular y después genera una canción basándote en un tema. Por ejemplo, puedes hacer que Eminem rapee sobre el cambio climático, y a la mejor más personas se lo tomarían en serio.”

Sospecho que las personas en el poder que estén escépticas sobre el cambio climático no van a ser convencidas de lo contrario por una canción de Eminem, pero es increíble pensar que el holograma de Tupac podría irse de gira y eventualmente publicar un álbum de puras canciones nuevas, sin que Tupac tenga que levantar una pluma de su escondite en Cuba, en donde sin duda está viviendo una vida de rey.