FYI.

This story is over 5 years old.

¿Compró Quentin Tarantino ese millonario y “único” álbum del Wu Tang Clan?

Tenemos pruebas. Pruebas muy, muy subjetivas.
25.11.15

Quiero que vean detenidamente al rostro que está aquí arriba. ¿Es este uno de los directores de cine más reconocidos de los últimos tiempos, mirando hacia una cámara con una expresión universalmente reservada para usarse sólo cuando un familiar de la tercera edad tiene un accidente durante la cena de Navidad y no te puedes realmente cagar de risa? ¿O es la desatenta cara de un hombre que acaba de gastar millones en un disco del Wu? Ustedes respóndanme.

Publicidad

En agosto broméabamos sobre cómo aún nadie había comprado ese álbum de $5milliones de dólares del Wu Tang Clan. El disco, Once Upon a Time in Shaolin, viene en una caja grabada de plata y níquel, con un librito forrado en cuero, y en el mismo viene el Clan completo, el Barcelona FC, y otras personas millonarias. La idea detrás de él era que, al crear un objeto tan absuramente lujoso e inaccesible para una persona común y corriente, este disco lograría por sí mismo restaurar el valor de la música en el signlo XXI. ¿Chistoso, no? No, muy cagado, considerando que, como Forbes reportó anoche, alguien realmente compró el álbum.

El disco fue vendido a través de la casa de subastas Paddle 8, quienes anteriormente han vendido piezas de Jeff Koons (hombre que convierte lo “ordinario” en “artístico” al grado de que es posible confundir el extintor de una galería de arte con una de sus piezas) y Damien Hirst (quien una vez mató 9,000 mariposas para una exhibición para personas que han vivido tanto tiempo en la ciudad que ya no recuerdan cómo son los bosques), pero el comprador se ha mantenido anónimo. Sin embargo, estamos bastante seguros de saber exactamente quién lo compró. Fue Quentin Tarantino. A huevo fue Quentin Tarantino. Aquí están todas las razones por las que creemos que fue Quentin Tarantino.

Quentin Tarantino es un estadounidense con millones de dineros

Foto por Gage Skidmore

Como reportó Forbes, el nuevo dueño de Once Upon a Time in Shaolin es una persona estadounidense que podría gastar millones de billetes en algo sí.

Quentin Tarantino es un enorme fan del Wu Tang

Tarantino ama al Wu Tang Clan. Está obsesionado con los temas de Kung Fu en su música, y buscó a RZA para que hiciera el soundtrack de Kill Bill. También le ayudó a RZA a que hiciera su debut como director en The Man With the Iron Fists, e incluso salió en ella. Vamos, aquí está él con esta camiseta sin mangas de Wu Wear, como si fuera normal que alguien usara una camiseta con las mangas recortadas, a menos de que estés yendo a una fiesta de Halloween disfrazado como Mac de It's Always Sunny in Philadelphia. Este pedo es algo que hace un fan de verdad. Y aquí está con algunos integrantes del Clan, portando un peinado que dice "Tomo decisiones bastante impulsivas basándome en mis pasiones en la vida".

Quentin Tarantino toma decisiones bastante impulsivas basadas en las cosas que le apasionan en la vida

Rescató a un cine de LA para que no fuera transformado en una tienda en el 2007, dejó a la familia que lo atendía a cargo, y le dio esta cita inspiradora a la prensa: "Mientras esté vivo, y mientras sea rico, el New Beverly seguirá allí, mostrando funciones doblres en 35mm.” En el 2014, Tarantino se volvió el programador del cine, y ahora sólo muestran lo que él quiere.

Quentin Tarantino también quiere probar un punto de cómo la era digital ha devaluado los productos físicos

“No me emociona el streaming para nada,” dijo Tarantino en un artículo de IndieWire. “Me gusta tener las cosas duras y tangibles en mi mano. Y no puedo ver una película en mi laptop. No uso Netflix para nada. No tengo ningún sistema de ese tipo.” A mí me suena como el tipo de persona que prefiere que sus discos de música estén envueltos en cajas recubiertas de níquel, con grabados de montañas marroquís.

Y si necesitaban más evidencia, la gente ya lo está tuiteando

Congratulations, Quentin Tarantino. https://t.co/63oRsvJQod pic.twitter.com/RUnslpanbq

— RedBullMusicAcademy (@RBMA) November 25, 2015

La gente sólo tuitea cosas verdaderas. Es ilegrar tuitear cosas falsas.

¿Quedaron convencidos?

Sigue a Joe en Twitter.