FYI.

This story is over 5 years old.

Chris Stein habla sobre sus fotos de Debbie Harry

Platicamos con el cofundador y guitarrista de Blondie sobre su relación con Debbie Harry, las fotos que publicará sobre ella, su influencia en el rap y sus encuentros con A$AP Rocky y Kanye West.

Fotos por Chris Stein.

Al poco tiempo de la publicación de Chris Stein/Negative: Me, Blondie and the Advent of Punk (Negativos de Chris Stein: Blondie, la llegada del punk y yo), el libro de fotos del cofundador de Blondie, la editorial no daba abasto para cubrir todos los pedidos. Por si aún hay alguna duda, el grupo sigue teniendo tantos fans como hace cuarenta años.

La notoriedad de Blondie creció en gran medida desde que se convirtieron en una banda punk de póster muy bien llevada con la radio. Su estilo rehúye etiquetas y se ha convertido en símbolo de la música indie, por no mencionar que ellos fueron quienes inventaron el alt-pop, un microgénero que ha experimentado un resurgimiento desde el año pasado.

Publicidad

Llamé por teléfono a Chris Stein para preguntarle sobre su trabajo, las emblemáticas e infravaloradas fotos de Debbie Harry y sus amigos, y sus encuentros con A$AP Rocky y Kanye West, que contactaron a la banda para hacer colaboraciones.

NOISEY: Una de las primeras cosas que me llamó la atención es la foto en la que Debbie se está aventando del bungee sin playera. ¿Estaba todo planeado?
Chris Stein: No. Yo no lo hice porque no me atreví. Me limité a observar. Fue cuando estábamos en Nueva Zelanda y Debbie había empezado su carrera como solista.

¿Hacían muchas locuras como ésa?
Posiblemente esa fuera la menor de las locuras que cometimos en aquel entonces. Pero no éramos de los que tiraban televisiones por la ventana del hotel; nunca llegamos a ese punto.

¿Qué dijo Debbie cuando supo que las fotos en las que salía desnuda aparecerían en el libro?
Todas las personas con quienes hablaba me decían lo mismo: “Mira, si yo tuviera ese cuerpo, no me importaría”. Debbie estaba en buena forma, y todavía lo está para ser una señora mayor, pero ahora, con Kate Moss, los cánones han cambiado. En cualquier caso, no le importó.

¿Era difícil tener una relación con un ícono sexual para millones de personas?
No, porque podíamos retirarnos a nuestra burbuja. Nos ayudaba con toda la presión a la que estabábamos sometidos. Habría sido una locura si hubiéramos estado solos.

Cuando le tomaste las fotos que aparecen en el libro, ¿Debbie se vestía para modelar o era todo espontáneo?
Sólo un poco, como en la foto del estampado de cebra. En algunos casos planeaba qué ropa ponerse y otras veces no. Era muy autosuficiente en ese aspecto; nunca tuvo asistentes de imagen.

Publicidad

¿Cuál es la historia de la foto en la que aparece con un vestido de noche y sosteniendo una sartén en llamas?
Ese era nuestro apartamento en la Calle 17, que se quemó en un incendio. La gente decía que parecía una foto de moda, aunque a mí ni se me había ocurrido. Estábamos de gira y un día mi madre me llamó y me dijo: "No te enfades, pero hubo un incendio en tu departamento". Tal cual. Volvimos para recoger algunas cosas. Al parecer, el vestido había sido de Marilyn Monroe, y lo llevaba en una de sus películas, pero nunca pudimos demostrarlo, porque acabó chamuscado.

¿Cuál es tu foto favorita del libro?
La verdad es que no tengo una favorita. Es como cuando la gente me pregunta por las canciones: son movimientos de una composición mayor. Me gusta mucho la foto en la que aparece Richard Hell y le da una cerveza.

¿Qué estaba pasando cuando hiciste esa foto?
Fue cuando dio su último concierto con los Heartbreaks en el Max. Richard sale muy serio en la foto.

¿Con qué grupos de los que aparecen en las fotos tenías una relación más estrecha?
Me llevaba muy bien con The Ramones. Los extraño. También tenía buena relación con mucha gente del principio, como The Fast y otros grupos menos conocidos.

Cuando retratabas a Devo, a Iggy Pop y a otros artistas, ¿lo hacías como amigo?
Sí. En un par de las fotos de Richard Hell y los Voidoids, él mismo me propuso hacer una sesión algo más formal, pero la mayoría de ellas eran improvisadas.

Publicidad

Llama la atención la foto con porque en el pie comentas que sólo te dejó tomar una.
Sí, tomé tres fotos pero ésa fue la única que se podía aprovechar. Las de Iggy son mejores y las hice todas en el mismo momento.

¿Te sorprendió su reacción?
¿La de David? No, simplemente tenía cuidado con lo que publicaba de sí mismo. Siempre ha sido muy educado, siempre.

En tu libro hay un pequeño capítulo sobre Los Ángeles. ¿Qué diferencias había con respecto a Nueva York?
Estaba mucho menos destrozada que Nueva York durante los setenta y los ochenta. Ahora me gusta Los Ángeles porque mantiene ese espíritu funky que se está perdiendo en Nueva York. Ahora todo es de alta gama. Antes no era tan radical.

También hay muchas fotos tomadas en Tailandia y Burdeos. ¿Te gustaba viajar a algún sitio en concreto?
Bangkok era genial, pero ahora, treinta años después, ha cambiado mucho. La primera vez que fuimos, a mediados de los setenta, todo era muy bucólico: había parques, ríos y mucha vegetación. Ahora hay hormigón por todas partes y está todo muy industrializado.

¿Fueron ahí para tocar?
Tocamos en Bangkok en Año Nuevo. Esa noche levantaron un toque de queda que había estado vigente desde la época de la Guerra de Vietnam. Fue muy emocionante y memorable porque la ciudad entera se volvió loca. Antes, todo el mundo tenía que estar en sus casas entre las doce de la noche y las seis de la mañana, así que cuando levantaron el toque de queda hubo una gran fiesta.

Publicidad

Siempre he sentido curiosidad por saber si tenían la más remota idea de que "Rapture" tendría tanta fama como tuvo.
No recuerdo si me lo planteé. El único tema que sabía que sería un éxito seguro fue “The Tide Is High”. Por lo que respecta a “Rapture”, nos gustaban los comienzos del hip-hop, así que decidimos hacer algo inspirado en eso.

Siempre me ha parecido increíble que el suyo fuera el primer tema de rap en alcanzar el número uno.
Sí. Conocimos a los chicos de A$AP y un par de ellos me dijeron que era lo primero que escuchaban. También se lo he oído a decir a los chicos de Wu-Tang, lo cual me parece muy extraño.

¿Qué relación tenías con los raperos en aquella época?
Conocíamos a Grandmaster Flash y a Funky 4 + 1, y Fab 5 Freddy era una constante. Éramos amigos. Todavía hoy mantengo contacto con Rodney C, de los Funky 4 + 1.

¿También le tomaste fotos a raperos?
No. Debí haberlo hecho. Al menos a Freddy y a un par más.

¿Alguna vez trabajarías con A$AP Mob?
Sí, son muy buena onda. Nos encontramos con Rocky en un aeropuerto y empezamos a charlar. Es un encanto, muy diferente de su personaje musical. Me dio la sensación de ser un tipo tranquilo y humilde, y en cambio da una imagen agresiva y explícita a través de su música. Es un contraste genial.

Supongo que te has acostumbrado a establecer la diferencia, después de haber conocido a tantos raperos.
Quizá. Hemos hablado por teléfono con y era muy amable. No sabía qué esperar, pero resultó ser una persona muy tranquila.

¿Cuándo hablaste con él?
Estuvimos hablando sobre hacer algo juntos para el Met Ball, pero al final no ocurrió, pero charlamos.

¿Qué te pareció esa edición punk del Met Ball? Suscitó opiniones encontradas.
Es muy loco ver vestidos de noche de estilo punk de Alexander McQueen de treinta mil euros, porque el espíritu del punk se basaba en hacer las cosas uno mismo. Pero la moda punk se adoptó hace mucho. Recuerdo que hace muchos años estaba en el Reino Unido y vi un anuncio de leche en el que aparecía un tipo con un mohicano. En ese momento me di cuenta de que iba a convertirse en una moda.

Sígue a Marissa G. Muller en Twitter en @marissagmuller.