FYI.

This story is over 5 years old.

10 cosas que odio de U2

¿Cómo te detesto, Bono? Déjame contar las maneras.
10.9.14

Para celebrar la develación del iPhone 6, Apple dijo que estarían regalando el nuevo disco de U2, Songs of Innocence, a todo el que tuviera iTunes. Como lo dijo la Rolling Stone: “un regalo”. Eso es como decir que un coche nuevo que viene con un cadáver descomponiéndose en el asiento del copiloto trae “un regalo”. Qué asquerosa confluencia de auto-promoción, comercialización de la música y chupada de pito corporativa. No es ninguna sorpresa tampoco. U2 siempre ha hecho este tipo de mierda truqueada para obligar que su música horrible resbale por la garganta colectiva del mundo. Hay muchas, muchísimas cosas que odio de U2. Aquí hay sólo diez de ellas.

1. Han existido durante 40 años aburridos como la chingada

Créanlo o no, U2 se acerca a su año número 40 como banda. Nadie en esta oficina tiene 40 años de existencia todavía. Todo ese tiempo suena impresionante hasta que te das cuenta de que cualquier banda podría durar tanto tiempo si se la vivieran en la diplomacia musical todo el tiempo. En cuatro décadas, U2 nunca ha dicho o hecho ni una sola cosa controversial. Chido, o tal vez, interesante. Hacen música tibia para gente tibia. Decir que tu banda favorita es U2 es como si dices que tu libro favorito es Rayuela. Lo único más aburrido que su música es su vida personal. ¿Cuándo han escuchado que alguno de estos tipos ha salido de fiesta o hanguea con alguien que no es una especie de diplomático? Carajo, U2, son una puta banda de rock, no un sector de la ONU. Dense unas líneas de coca de las nalgas de una stripper y avienten una tele por la ventana, o algo.

2. Sus canciones tristes me dan ganas de suicidarme

Cada vez que escucho “With or Without You,” me imagino a un idiota todo triste escuchándola mientras ve la lluvia a través de la ventana y llora por su ex. Noticia de última hora: si has hecho eso, te mandaron al diablo porque tienes un gusto musical de mierda.

3. Sus canciones felices me dan ganas de suicidarme

Por otro lado, es difícil escuchar a Bono tratar de levantar su voz monótona y sosa para cantar It’s a beautiful daaaay! Y que no se convierta irónicamente en el peor día de tu vida.

4. Su caridad es una tomada de pelo muy desagradable

¿Te has dado cuenta de que siempre que U2 ayuda a juntar dinero para alguna causa hay una trampa, y esa trampa es que tienes que escuchar su música de mierda? Como a principios de este año, que hicieron que Bank of America donara dinero para la fundación (RED) de Bono. Todo lo que tenías que hacer para donar era bajar una canción del próximo disco de U2. Por cada descarga Bank of America donaba 1 dólar. Sabes que nadie quiere escuchar tu música cuando tienes que sobornar a todo el mundo con la posibilidad de erradicar una epidemia mundial con tal de que lo hagan. Literalmente están obligando a la gente a escoger entre el SIDA y su música.

Y están muy orgullosos de su erección permanente ante donar al numero casi incontable de causas que ahora están asociadas con U2, y si hacen que la gente done comprando iPods, se hace muy difícil tomar en serio sus motivos. Básicamente, si hubiera una fundación para curarles la conjuntivitis a las tortugas marinas, Bono estaría ahí parado la noche de su gala de beneficencia con un cheque gigante. Todo lo que hace U2 es proporcionarle oportunidades a las mamás idiotas y a las grandes corporaciones de sentir que ya hicieron una buena acción ese día por bajar una canción.

5. Arruinaron el rock

Además de haber envenenado nuestra cultura con 13 discos suyos, U2 también sentó las bases para muchas aburridísimas bandas sin alma en los próximos años. Coldplay, The Fray, Keane, y cualquier otra banda sin cara que prefiere verse bien en una chamarra de piel en lugar de escribir una canción que no haga que estar en coma parezca una alternativa divertida, todos esos se los pueden cobrar a U2.

Y ese pinche disco, Joshua Tree. De alguna extraña manera, ese montón de basura hipócrita ochentera se convirtió en sinónimo para “obra maestra” de cualquier banda. Cada vez que una banda hace un disco aclamado por la crítica, nos tenemos que someter a frases como: “¿Este es el Joshua Tree de la banda?” En la actualidad, que tu disco sea comparado con el Joshua Tree es como si comparan tu personalidad con un pedazo de tabla roca. “I Still Haven’t Found What I’m Looking For.” Sí, Bono. Si estás buscando hacer una canción que no suene como a un himno de rock cristiano de quinta, sigue buscando.

6. Los lentes oscuros de Bono, pero no sólo los lentes, toda su puta cara de estúpido

Es fácil meterse con Bono por usar lentes de sol todo el tiempo como un pendejo pretencioso, pero no hay que olvidar que debajo de ellos hay una cara que parece un personaje interpretado por Robin Williams en una película que no le importaba demasiado (Dios se apiade de su alma). Todas y cada una de las entrevistas a Bono deberían empezar con la siguiente pregunta: “Entonces, Bono, ¿por qué traes puestos unos lentes oscuros en un estudio techado como un completo idiota?” Ha dicho antes que sus ojos son sensibles a la luz y al flash de las cámaras. Ok. ¿Pero por qué usar unos que te hacen ver como un miembro rechazado de los X-Men?

7. Bono

¿Cómo es posible que un hombre que dedica su vida nobles causas globales pueda resultar ser uno de los tipos más ególatras del planeta? Fácil: porque en lugar de sólo hacer un cheque, Bono se tiene que organizar un desfile cada vez que le da un dólar a un vagabundo. Se prende con “hacer el bien”. Seguramente se masturba viendo porno de hambruna.

8. The Edge

The Edge es un hombre adulto que voluntariamente escogió “The” como nombre propio y “Edge” como apellido. Aquí hay una lista de profesiones que te permiten poner un “The” en tu nombre:

Luchador de la WWE

Publicidad

Personaje de comic

Mago

Personaje de sitcom

Esta es una lista de las profesiones que no te permiten poner un “The” en tu nombre:

Guitarristas con un beanie permanente (ya que estamos en eso, estás pelón, dude, está bien, sólo acéptalo) que tocan en bandas de rock maricas.

El trabajo de guitarra de The Edge suena como si estuviera tratando de tocar sin despertar a un bebé. ¿Y se jacta de haberse influenciado por el punk? Los amplis todavía tienen siete niveles más de volumen, Edge, deberías probarlos.

9. Esos dos tipos que no son Bono ni The Edge

Examen sorpresa: ¿Pueden adivinar cuáles son los de U2 y cuáles son una persona cualquiera?

(Técnicamente, la respuesta correcta es 1 y 4, pero en serio, podrían ser cualquiera)

10. Son cómplices corporativos

U2 han sido muy tajantes en cuanto a su apoyo a productos y compañías, hasta se supone que rechazaron $23 millones de dólares con tal de no prestar una canción suya para un comercial de coches. Pero luego se quitan sus moños para convertirse en el soundtrack oficial de Apple, una de las compañías más grandes del mundo. Una que tiene los procesos de producción más notoriamente cuestionables. Oye, Bono, si neta quieres salvar al mundo, empieza por googlear “violaciones laborales de Apple”. Pero hey, qué chido, un iPod. ¡Rojo!

--

Lee también:

NO SE NOS OCURREN PEORES NOMBRES PARA BANDAS QUE ESTOS (PARTE II)

Siete discos grabados por Steve Albini que huelen muy mal

Hay 11 tipos de imbéciles que van a los festivales de música