FYI.

This story is over 5 years old.

Muerte y Rap: A 21 años de la muerte de Biggie Smalls

Hace dos décadas culminó la vida de la leyenda más grande (o una de las más grandes) en la historia del rap. Aquí hacemos un recuento de su muerte.
10.3.14
Imagen de archivo.

No hay relación más estrecha entre la muerte y el rap que la historia de Biggie Smalls. Ya sea por los títulos de sus álbumes, su trágico asesinato, o el supuesto vínculo con el asesinato de Tupac, su caso representa una de las eras más oscuras en la historia del hip hop: traición, robo, corrupción, poder, violencia y narcotráfico son las sustancias que activan una historia de rivalidad entre disqueras y costas.

Christopher Wallace (aka The Notorious B.I.G., Biggie Smalls, Big Poppa y Frank White) fue asesinado un 9 de Marzo de 1997 cuando salía de una fiesta después de los Soul Train Music Awards en Los Ángeles, California. Biggie estaba sentado dentro de una camioneta Suburban, en el asiento del copiloto, cuando llegó un automóvil y disparó en varias oportunidades contra el rapero. Murió minutos después.

Por esas fechas Biggie viajaba mucho a California para promocionar su álbum Life After Death, que estaba por salir, y también con la intención de tratar de calmar los aires de "vendetta" después de la muerte de Tupac Shakur. Irónicamente, Wallace fue asesinado cuando fomentaba la paz entre las costas del Este y el Oeste estadounidenses, famosas divisiones geográficas de la problemática gangsta.

Biggie nació en Brooklin, fue abandonado por su padre y comenzó a vender crack a los 12 años. Típica y bonita historia. A los 18 lo metieron a prisión y cuando salió se dedicó a rapear. Tenía 1.90 metros de estatura y pesaba entre 140 y 170 kilos.

Publicidad

I was a terror since the public school era
Bathroom passes, cuttin classes, squeezing asses
Smoking blunts was a daily routine
Since thirteen, a chubby nigga on the scene…

Por azares del destino y luego de haber sido convocado para grabar un álbum producido por Sean Combs (P. Diddy) por parte de Uptown Records, Biggie muta a The Notorious B.I.G (Bussiness Instead of Game) y después de varias colaboraciones saca su primer sencillo como solista, “Party and Bullshit”. A Diddy lo corren de Uptown y funda su propia disquera, Bad Boy Records. Biggie sigue a Combs hasta la muerte, literalmente.

Bad Boy Records se estrena con el primer álbum de Biggie, cuyo título resulta tristemente irónico: Ready to Die, que salió a la venta un 13 de Septiembre de 1994 (exactamente dos años antes de la muerte de Tupac), el cual logró un arrasador éxito. “Juicy” y “Big Poppa” estuvieron en los primeros lugares de rankings internacionales. En Ready to Die, Biggie logra plasmar en su magistral lírica con sus experiencias como un hijo de puta. Marihuana, chicas y sobre todo la total aceptación hacia la muerte, o más bien, el asesinato.

My shit is deep, deeper than my grave G
I'm ready to die and nobody can save me
Fuck the world, fuck my mom and my girls
My life is played out like a jheri curl, I'm ready to die…

Igualmente, en Ready to Die Biggie rapea sobre su vida como criminal y sobre cómo vendía drogas para mantener a su hija. En fin, el álbum conjugaba y sentaba las bases del rapero estrella y su estilo de vida. Los medios comenzaron con buenas críticas y cuando la revista Rolling Stone declaró que Biggie, casi sin ayuda, alejó la atención de la escena musical de la Costa Oeste (representada por Tupac, Dr. Dre y Snoop Dog) y puso la mirada en la Costa Este, ya se palpaba la gran popularidad de Biggie y Combs y se calentaba el tema del West vs East.

Sin embargo, Biggie vió como un mentor a Tupac, incluso le apodaba “Duke”. Hicieron colaboraciones y salieron de fiesta juntos. Pero la noche del 30 de Noviembre del 94 Tupac fue asaltado, le metieron 5 tiros y le robaron casi medio millón de pesos en joyas cuando llegaba al mismo estudio donde grababan Combs y Biggie. Tupac culpó a ambos por traición ya que, según él, ellos eran los únicos que sabían sobre su llegada y las joyas.

En 2012, un prisionero que cumplía cadena perpetua confesó que el ataque había sido orquestado por James Rosemon, mejor conocido como Jimmy Henchman. Jimmy Henchman fue empresario, colaborador de Bad Boy Records, fundador de disquera, manager y, sobre todo, narcotraficante de cocaína en Nueva York. Actualmente cumple una cadena perpetua por narcotráfico, obstrucción de la ley y portación de armas. Sin embargo, de haber sido Henchman el culpable del robo a Tupac, habría desencadenado una serie de eventos marcados por la ira de Tupac hacia Biggie.

Luego de salir de prisión (por la que cumplía una condena por acoso sexual), Tupac y su agrupación Outlawz firman con Suge Knight, co-propietario de Death Row Records, quien pagó una fianza de 1.4 millones para que Tupac saliera con la condición de grabar 3 álbumes con la disquera. Un año después, Tupac lanza su álbum All Eyez on Me, y un sencillo dirigido a Biggie: “Hit´Em Up”. En él, Tupac se jacta de haber tenido relaciones sexuales con Faith Evans, esposa de Biggie, y lo culpa del intento de asesinato.

Biggie sutilmente contesta a Tupac en la colaboración que tuvo con Jay-Z en “Brooklyn´s Finest”, sin embargo, se mantuvo al margen de declaraciones y siempre alegó que nada tuvo que ver con el intento de asesinato y robo hacia Tupac.

Me and Gutter had 2 spots
The 2-for-5 dollar hits, the blue tops
Gotta go, Coolio mean it's getting "Too Hot"
If Fay' had twins, she'd probably have two Pacs
Get it? .. Tu-pac's…

Ese mismo año, Tupac es asesinado después de salir de una pelea de Mike Tyson en Las Vegas. Al igual que a Biggie, a Tupac lo mataron en su carro mientras coqueteaba con unas chicas en un semáforo. Según el investigador/reportero de Los Angeles Times, Chuck Phillips, el emblemático representante del rap del West Coast había tenido un pleito con Orlando Anderson, integrante de una banda de gangsters llamada Southside Crips unas horas antes de su muerte, y Biggie habría pagado por el arma con la que lo asesinaron. Suge Knight (que había incitado a los insultos de Tupac con Anderson) iba junto al rapero y solo recibió un roce de bala en la cabeza.

Existe una teoría sobre la muerte de Biggie y Tupac, que afirma que Knight fue autor de ambos asesinatos. Por un lado, el jefe de Death Row usaba policías corruptos de Los Ángeles como personal de seguridad en sus eventos y noches de juerga. Y en 2006, Snoop Dogg reiteró que Knight había matado a Tupac por la simple razón de querer salirse de Death Row Records. Sin embargo, la verdad sobre las muertes de los máximos representantes de ambas costas del hip hop sigue oculta.

Y no se puede negar que ambas disqueras (Death Row y Bad Boy) sacaron ventaja de sus muertes. Life After Death salió a la venta dos semanas después de la muerte de Biggie, y el álbum recibió la distinción de diamante y fue nombrado el álbum de rap más vendido de la historia, prueba de que la muerte es la escenografía perfecta de la rentabilidad.

Lo último que se supo sobre el caso del asesinato de Biggie Smalls, fueron algunas respuestas por parte del FBI en 2011. Entre ellas se supo qué era lo que tenía Biggie consigo a la hora de su muerte: una licencia de manejo de Georgia, una pluma, 0.91 gramos de marihuana, un inhalador de asma y tres condones. O sea: nada.