FYI.

This story is over 5 years old.

Platicamos con Leafar Seyer, el vocalista de Prayers, sobre la belleza de la cultura Cholo Goth

El líder de la banda de cholos góticos nos contó sobre la importancia de la estética en su música y su arte, la vida en el barrio, y su amor por los Pet Shop Boys.
12.8.15

Como una mitad del inclasificable dúo Prayers, Leafar Seyer tiene sus pies firmemente plantados en dos mundos. En uno es un gótico, en el que porta uñas negras, un arete de crucifijo, y profesa su amor eterno por grupos como Depeche Mode y Joy Division. Y en el otro es un chicano, tatuado con los símbolos de su segunda familia, la pandilla del Sherman Grant Hills Park, del sureste de San Diego. Su Instagram puede tener desde imágenes del cantante en un lujoso cuarto de hotel en Nueva York a una foto de él haciendo señas de su pandilla con un amigo suyo que acaba de salir de la cárcel. Es una yuxtaposición andante, un oxímoron viviente que ha tomado los aparentemente opuestos mundos de los góticos y las pandillas para crear el género único del cholo goth. Junto con los pesados sintes del productor Dave Parley, las canciones de Seyer son historias desafiantes sobre la violencia y la melancolía. Esos sentimientos son amplificados por una dirección artística meticulosa, retratada en blanco y negro y mostrando a los grupos de amigos con más onda del barrio —gente que, como Seyer, se encuentra entre dos subculturas.

Seyer platicó con nosotros sobre la estética visual de Prayers, nos compartió algunas fotos de cómo se hizo su más reciente video musical, y nos explicó su amor por el dúo inglés ochentero de synth-pop, los Pet Shop Boys.

Publicidad

Noisey: La mayoría de tus videos son grabados en blanco y negro. ¿Qué te gusta sobre esta estética y por qué crees que funciona con la música?
Leafar Seyer: Yo sueño en blanco y negro. Cuando la gente escucha a Prayers, se forman unos visuales en su mente basados en las experiencias que han vivido. Así que para preservar el espíritu y la integridad de mi oficio, es importante que yo le dé la oportunidad al público de ver las cosas como yo las veo. El color es hermoso, pero también puede ser engañoso. El blanco y negro es honesto y directo. La gente o nos ama o nos odia, y el blanco y negro es exactamente eso.

Históricamente, la música goth se respalda de igual manera en lo visual que en el sonido. ¿En qué momento estableciste los aspectos visuales de Prayers? ¿Fue antes, durante, o después de que concebiste la dirección musical del grupo?
Antes. La estética siempre ha sido algo muy importante para mí. Lo que me llamó la atención de la cultura goth en un inicio es su perspectiva romántica y taciturna y eso se ve en el estilo de vida. Al hacer la paz con la muerte podemos ver la belleza en las cosas, y la cultura gótica representa eso.

Tus videos usualmente empiezan con una toma abierta a un espacio desolado: barrios pobres, un cementerio, las vías del tren. ¿Crees que tu música suena mejor en ese tipo de lugares desolados?
Sí. Esos lugares representan a la vida brotando del caos, la calma antes de la tormenta. Esos “barrios pobres”, como dijiste, son mi vecindario, el lugar que yo llamo hogar. Mi padre está enterrado en ese cementerio. Los videos y la música van de la mano con la vida que estoy viviendo. Esos no son actores. Los tipos en el video son miembros de la pandilla a la que pertenezco, las mujeres son mis amantes, y los niños son mis sobrinos y sobrinas. Le estoy enseñando al público los lugares y la gente que han influenciado a mi música. No estoy en un set de cine contratando actores. Estas personas y lugares son parte de mi vida diaria.

Tú eres el líder de la banda, y Dave Parley es el productor. ¿Ambos colaboran en los aspectos visuales de la banda, o esa es primordialmente tu responsabilidad?
Corrección. Yo soy el poeta detrás de Prayers. También soy la musa visionaria cuya historia se está contando, con el apoyo abnegado de Dave Parley.

Publicidad

Continúa abajo.

Tu música suele tratar los temas de la vida y la muerte, el bien y el mal. En tu vida más allá de Prayers, ¿qué tan seguido te confrontas con estas cosas?
Todos los pinches días. La música es un testamento a la vida que estoy viviendo. Es un testamento a la gente que ha peleado por mí y de todos aquellos que me han rechazado. Está tatuado por todo mi cuerpo.

¿Puedes darme un ejemplo de cómo un evento de la vida real moldeó tu música o tus videos musicales?
Si te diera ejemplos actuales, me estaría incriminando a mí y a otros. Esos videos están interpretando mi vida como la he vivido. Todo lo que estoy haciendo es recordar cosas que me pasaron a mí en la vida real y convertir esas memorias en videos musicales. No vienen de la ficción. Son cosas por las que he pasado. Lo mismo con la música. Simplemente estoy compartiendo mis experiencias con nuestro público. Verbalmente con la música y visualmente con los videos.

En tu video you más reciente le haces un cover a “West End Girls” de los Pet Shop Boys, quienes has citado como una de tus influencias fundamentales. ¿Recuerdas tu primera experiencia con los PSB? ¿Te impactaron a un nivel musical, visual, o ambos?
Los Pet Shop Boys me impactaron en un nivel musical. Crecí con su música y me ayudó a escapar la realidad. Fueron el soundtrack de mi juventud antes de unirme a una pandilla. El pasado siempre está presente y estoy agradecido por la oportunidad que tuve de rendirles tributo con nuestra versión de “West End Girls.”

Publicidad

Cuéntame sobre tu decisión de usar un alzacuellos de sacerdote en el video de “West End Girls.”
Tiene que ver con la ideología de la autoridad y cómo percibimos a la gente de acuerdo a lo que traen puesto. Por ejemplo, un policía en uniforme o un doctor con bata. La ropa cuenta una historia que la mente subconsciente escucha. Cuando me puse el alzacuellos, se abrió un diálogo en la mente de la gente sin que yo tuviera que utilizar palabras. Y es por eso mismo que me estás haciendo esta pregunta. Así que obviamente está funcionando. Toma tu atención de la manera más sutil.

Además de ser músico, eres un restaurador, escritor y artista visual. ¿Cómo influencían estos proyectos a tu música? ¿Alguna vez una pintura, película o historia ha servido como catalizador para una canción?
Todas esas cosas le han dado a mi vida textura y significado. Han moldeado mi música, mi arte y la manera en la que vivo. Han presentado perspectivas diferentes y retos que han influenciado la persona que soy hoy en día.

¿Qué sigue para Prayers?
¡Planeamos quitarle el trono a los dioses falsos que toman, pero nunca dan de regreso!