FYI.

This story is over 5 years old.

arte

26 artistas representan la Diáspora Africana en ‘A Constellation’

Studio Museum alberga una nueva exhibición de 26 artistas entre los cuales se encuentran 8 colecciones permanentes y 18 artistas contemporáneos, reflejando la Diáspora Africana.
16.12.15

 Faith Ringgold Echoes of Harlem, 1980 Pintura sobre algodón 89 1/2 × 80 1/2 pulgadas. The Studio Museum in Harlem; Cortesía de Altria Group, Inc. Foto: Marc Bernier

Hay muchos patrones que resuenan cuando se habla de juntar a 26 artistas en una exhibición. La nueva exposición de Studio Museum, A Constellation, incluye 8 colecciones permanentes junto con 18 artistas contemporáneos para crear un diálogo visual intergeneracional a través de pinturas figurativas, abstracción, fotografía y escultura, ofreciendo un entendimiento que parte de 1960 al presente, la exhibición “ofrece acercamientos multivalentes a la profunda complejidad, identidad y  existencia,” explica la curadora Amanda Hunt en el catálogo de la exhibición.

La fotógrafa Nona Faustine y el artista Melvin Edwards, señalan la configuración de voces políticas que emergen en la exhibición. Faustine y Edwards representan trabajaos que resaltan el esclavismo americano y su identidad. El autorretrato de Faustine lo muestra desnudo, usando zapatos blancos, sobre una jaula en el centro de Manhattan. La imagen 2013 colapsa la historia de Manhattan, un lugar para comerciar con esclavos. También rinde homenaje a su ayuda para la construcción de América. Mientras que la escultura de Edwards, Trabajando Duro, hecha de cadenas, palancas y clavos industriales—parte de la serie de Lynch—evocando la violencia a la que los esclavos fueron sometidos, también habla del estado habitual de la violencia, experimentado de manera desproporcionada. El artista Faith Ringgold continúa el tema con Ecos de Harlem, una pintura sobre un edredón, práctica realizada por las mujeres esclavas.

Melvin Edwards Working Thought de la serie “Lynch Fragment”, 1985 Welded steel8 1/2 × 6 pulgadas.The Studio Museum in Harlem;

Muchos de los artistas en la exhibición de Studio Museum, también usan historias personales y momentos quietos para su representación. El tapiz de seda de Billie Zangewa, Mother and Child, describe una escena doméstica que descubre el poder de lo mundano. El artista retrata a una madre dispuesta a alimentar a su hijo. Es una escena familiar que no se ve de manera habitual en un contexto como este. Lo ordinario de estos gestos, provocan un momento de reflexión.

Publicidad

La pintura escultural de Aaron Fowler, Familia, muestra al creador como un pastor guiando a su rebaño a un paisaje lleno de rosas. Utilizó materiales como algodón, sal y madera para componer la pieza. Fowler presenta una serie de preguntas al espectador sobre el lugar al que va la familia: ¿Cómo se verá la tierra prometida? ¿Cómo podemos llegar juntos?

A constellation es una variada exhibición que muestra artistas que representan la Diáspora Africana. Si tuviéramos que elegir una obra que resumiera el tema de la exhibición, sería Too Obvious de David Hammons, una alcancía rota, llena de conchas de mar, artículo usado como divisa en África Occidental. El trabajo explora la conexión entre África, como tierra madre, y sus descendientes, esparcidos por todo el mundo.

Billie Zangewa Mother and Child, 2015 Tapiz de Seda 51 × 54 pulgadas. Cortesía de Afronova, Johannesburg, South Africa Foto: Cortesía del artista.

  Aaron Fowler Family, 2015 Hojuelas congeladas, bolas de algodón, sal, madera, piano, acrílico, óleo, jeans, piel, bamboo arracada, ventilador, CDs, Pasto 152 × 133 1/2 × 16 pulgadas. Cortesía del artista.

David Hammons Too Obvious, 1996 Conchas y porcelana 7 × 12 × 14 pulgadas.The Studio Museum en Harlem; Cortesía de Edward Clark, New York Foto: Marc Bernier

A Constellation estará expuesta hasta el 6 de marzo en el Studio Museum de Harlem. Para más info mira por acá.

Relacionados:

Títeres y enredos políticos en esta exhibición

Pedro Reyes convierte armas en instrumentos musicales

La Exhibición Americana de Armas explora la obsesión nacional