Jules Basement, el bar secreto de Polanco
Cortesía del Jules Basement

FYI.

This story is over 5 years old.

Jules Basement, el bar secreto de Polanco

No sólo en las películas hay puertas secretas
30.11.15

La Ciudad de México es una chica sedienta de diversión, su vida nocturna siempre termina en amanecer. En ella se encuentra Polanco, una de las zonas más exclusivas y exigentes para el antrero promedio. Esta zona guarda un secreto que comparte sólo con aquellos que buscan satisfacer su paladar con algo más que un trago barato; su nombre: Jules Basement.

Todas las fotografías fueron cortesía de Jules Basement.

El encubrimiento comienza desde la fachada de restaurante mexicano, ubicado en una esquina de Julio Verne. Si sabes a lo que vas, sólo pasas la bienvenida amable de la recepción gastronómica y caminas directo a la puerta del refrigerador –que se encuentra a unos pasos de la entrada principal–. Una vez que el guardia abre la puerta del frigorífico, comienza la verdadera diversión.

Los escalones hacia un piso subterráneo invitan a una noche íntima y elegante. La decoración del lugar, acompañada de texturas y cráneos gigantes, emulan la vida de inframundo que tanto gusta a los entes nocturnos. La especialidad de lugar son los tragos preparados con productos hechos en casa que conforman un menú de la época de la prohibición. Platicamos con Arturo Rodas, gerente del lugar, para que nos contara más sobre este nuevo horizonte para paladares.

THUMP: Sabemos que el Jules Basement es conocido como un bar secreto dentro de la vida nocturna de la Ciudad de México, ¿de dónde nació el sueño de crear un bar escondido detrás del refrigerador de un restaurante?

Arturo Rodas: En Estados Unidos y Europa hace mucho tiempo se había dado este tipo de bares escondidos y exclusivos. Se remonta a los años 20, como de 1919 a 1932 hubo una ley que se llamaba Ley Volsted o La Ley Seca. Empezaron a nacer pequeños lugares que traficaban alcohol para pequeños segmentos de gente pudiente. La gente se enfiestaba que el mesero les decía "Hey speak easy" y se quedó como concepto Speakeasy, o sea, los bares escondidos. En Nueva York y Chicago existen muchísimos, hay un lugar en Nueva York llamado Please Don't Tell (PDT), que en el año del 2013 ganó el primer lugar de mejor bar a nivel mundial y Jules es una réplica de PDT.

¿Por qué eligieron Polanco para ubicar su venue?

Realmente nosotros fuimos el primer Speakeasy de la Ciudad de México y el target al que íbamos dirigido eran políticos. La mejor manera de resolver el concepto que teníamos de vender destilados premium y cócteles de alta escuela, realmente iba dirigido a ellos. Polanco es la base empresarial, hay muchos banqueros, managers, dueños; nosotros nos rodeamos de ese tipo de gente por lo que era mucho más fácil en Polanco.

¿Cómo preparan la programación musical del lugar?

Al principio nosotros no teníamos ningún DJ, sólo un playlist súper sabrosón muy ad hoc al momento del lugar. Después nos dimos cuenta de que las nuevas tendencias, en cuanto a bares y restaurantes, era importante poner música en vivo. Empecé a salir a lugares como M.N. Roy para explorar, conocimos a la gente adecuada y de pronto boom, empezamos a meter DJs diferentes.

¿Qué tipo de noche se puede esperar de Jules Basement?

Híjole, en los tres años y medio que llevo aquí puedo decir que es impredecible. A Jules puedes venir un viernes y encontrar a diez parejas que la pasan muy bien con unos buenos cócteles y después regresar para encontrarte con un sauna, todos bailando y cantando; eso sí, todos aman la fiesta. Lo bueno del lugar es que no sabes qué te depara en Jules.

¿Cómo se mide una buena noche en este lugar?

En la fiesta de la gente. Hay una anécdota, regularmente la primer mesa que llega, es la última en irse y se van bien enfiestados. La verdad es que es un indicativo infalible de que te la pasaste increíble aquí. Sí es caro, Polanco es caro, Jules es caro, pero bien vale la pena invertirle. Sales súper contento, al día siguiente te va a doler la cabeza y no la cartera porque realmente pasaste una buena noche.

¿Tienes algún recuerdo de una noche favorita?

El primer aniversario de Jules hace dos años fue increíble. El bar originalmente creció con la idea de invitar a la gente de boca en boca únicamente. Nunca estuvimos expuestos a medios impresos o difusión masiva; ese aniversario fue increíble porque metimos como 180 personas, tocaron los residentes de ese entonces del Walther, una fiestotota enorme… ¡Creo que todavía tengo resaca de esa noche!

¿Qué es lo más difícil de trabajar con un venue en la Ciudad de México?

Es una jungla enorme, te puedes topar con el enfiestado súper buena onda o te puedes topar con el político, el actor o cualquier persona súper sangrona. Cuando yo entré, el dueño me dijo "Arturo, ¿bebes?", le dije que sí. Inevitablemente para trabajar en un bar y manejarlo, tienes que entrarle a la fiesta, saber las consecuencias que todo esto tiene y como se comporta la gente con el alcohol, sobre todo porque lo experimentas contigo mismo.

Publicidad

En tres años y medio que llevo enfrente de este lugar, nunca he tenido ningún problema serio, salvo dos veces ¡y eso ya es muchísimo! Es una interacción muy difícil con cualquiera y más en Polanco, la verdad es que la gente de esta zona no está acostumbrada al "no". Las limitantes en Polanco son difíciles por el tipo de gente que viene, hay que tener un tacto bien específico como para decir "Oye échate tu cigarro allá arriba"; la gente es diferente, eso es lo que nos hace diferentes en cuanto al servicio que se da. En otros lugares tienes que estar gritando por tu trago y difícilmente conoces al gerente o encargado. Toda persona que viene a Jules, es atendida y personalmente; les doy la bienvenida, siempre doy tragos de cortesía y pues ya, se arma la fiesta cool, es como apapachar a la gente.

¿Qué es lo mejor de trabajar con un venue en la Ciudad de México?

Conoces a mucha gente y las puertas se te abren de manera inesperada. Conozco políticos, ex presidentes, artistas… conoces un chingo de gente. Como es un trato personalizado, terminas siendo su amigo y te incorporan en su círculo social y se te abren esas puertas que no sospechabas que podías tocar.

Conéctate con Jules Basement en Facebook // Twitter // Instagram // Sitio Oficial