FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Escritorios fascistas del mundo unido.

Un burócrata no es nada sin su escritorio.
10.1.12

Situada en India, desde la oficina de servicios número 29, Harsh Deo Prasad (nacido en 1947) informa a los granjeros locales sobre el uso de fertilizantes, irrigación, y algunos otros tips para hacer más eficiente la agricultura. Su salario mensual es de 9, 100 rupias (alrededor de $199).

Hace algunos años, el fotógrafo Jan Banning recorrió cinco continentes para ver si podía responder a la pregunta: ¿Los funcionarios públicos de todo el mundo se sienten bolas inútiles de ping pong al pasar la mitad del día murmurando amenazas de muerte desde su escritorio o eso sólo ocurre en los países occidentalizados? Quien sabe por qué alguien podría voluntariamente hacer una cosa así, él creó algunos grandes retratos de funcionarios públicos así que lo llamé para averiguar un poco más sobre su proyecto Bureaucratics project.

VICE: Hola Jan, ¿cómo estás?
Jan Banning: Bien, un poco cansado porque fiesteé anoche. Una de mis fotografías, una interpretación de La última cena de Leonardo da Vinci, ganó un premio de ese grupo de poetas. Ellos me escribieron algunos poemas y los poemas estaban acompañados de mucho vino. Bueno, si de algo saben los poetas es de vino. ¿Cómo surgió la idea de Bureaucratics? De desafortunados encuentros con fascistas de escritorio, me imagino…
¿Todos hemos tenido de esos, no? Ya lo tenía en mente y siempre estuve interesado en discusiones de poder –el poder del estado. En el caso de Bureaucreatics, todo comenzó con una horrenda tarea que me fue encomendada: Tomar fotos a la administración en Mozambique para reforzar el desarrollo de ayuda. No fue precisamente la más emocionante petición que me hubiesen hecho pero… Y para Bureaucratics fuiste a Bolivia, China, Francia, India, Liberia, Rusia, Estados Unidos y Yemen. ¿Por qué esos países?
Una de las razones es que quería cubrir distintas partes del mundo en diferentes continentes. Pero había obviamente consideraciones políticas implicadas: India, por ejemplo, es la democracia más grande del mundo. Estados Unidos es la potencia del mundo. Bolivia es el país de Sudamérica con el mayor porcentaje de indígenas. Elegimos China porque es políticamente aún un país comunista y Rusia porque es una de las primeras superpotencias en su camino que va del comunismo a ¿qué es eso? ¿Una mafiacracia? Así que la pregunta es ¿hasta qué punto estas personas realmente están involucradas en su propia administración, la poderosa estructura de un país. ¿Cómo fue que sentiste esas poderosas estructuras en cada país?
Fue más obvio en China; ellos intentaron con mucho empeño controlarnos. Por ejemplo, una vez que llegamos tuvimos un auto para manejar hacia las oficinas que queríamos visitar. Al principio, estábamos Will Tinnemans [el escritor con el que Jan trabajó en el libro Bureaucratics], el traductor, el chofer, un tipo de la Oficina de Prensa Estatal y yo. Pero de vez en cuando teníamos que detenernos y una vez más o dos, la gente quería entrar. Para cuando llegamos a donde queríamos, había una delegación de diez, quizás de 12 personas. No tenía una idea de por qué estaba ahí, algunos de ellos ni siquiera se presentaron pero estaban claramente atentos a lo que estábamos haciendo. Y una vez que llegamos a sus oficinas, obtuvimos esa bola de información que no nos interesaba. Como ¿qué tan profunda es a mina más profunda? ¿Qué tan alta es la montaña más alta? ¿Cuántas toneladas de acero o carbón producen? O vaya Dios a saber qué más. Departamento de China 10. Cui Weihang (a la izquierda, nacido en 1943) es el jefe de la villa de Cui y Cui Gongli (nacido en 1969) es secretario del Partido Comunista Chino en Cui. Salario mensual para el jefe de la villa: sin pago. Salario mensual para el secretario del partido: 280 renminbi (alrededor de 35 dólares).

Oh, dear. ¿Al menos fue fácil conseguir que se dejaran fotografiar?
Bueno, fue difícil que nos dejaran tomarles fotos en lugares que no fueran sets. En diversas ocasiones nos pidieron que nos saliéramos o que nos sentáramos guardando silencio y esperáramos a que la gente guardara orden. Así que entramos a la habitación después de 20 minutos más o menos, y todo lo que debió ser, por ejemplo, dos mujeres guapas trabajando en dos laptops nuevas y el resto de la oficina estaba completamente vacío. Y cuando me quejé con el traductor, insistió en que tomáramos fotos de eso. Así que China sí fue difícil. Los demás países fueron, digamos, más relajados y liberales. Yemen fue bastante difícil también. Estuvimos cinco días sudando en la oficina del ministro de Vice antes de que nos dieran permiso de recorrer el edificio a pesar de que se nos había prometido eso antes de llegar. Ni siquiera vimos al tipo pero creo esperaba que lo sobornáramos.

¿Prácticamente se convirtieron en víctimas de su propio proyecto?
Creo que se puede decir eso. O sea, en algún momento Will se sentó y revisó su inbox buscando mails relacionados con este tema, correos electrónicos pidiendo permisos, emails enviados entre nosotros intentando averiguar la organización de lo que queríamos retratar –y encontró al menos 3, 200 mails. Hablando de la bureucracia, considero que es una prueba de que somos víctimas de nuestros asuntos, sí. Todavía algunas imágenes son extrañamente simpáticas con relación a los temas, incluso si fueron tomadas desde un punto de vista alto del promedio ciudadano. Y nunca he simpatizado con el personal al servicio del Estado.
Así es, pero pensé que no sería interesante seguir cliché. Creo que esa es la diferencia entre el arte y el periodismo, el periodismo tiene mucho que ver con clichés. Me pareció más difícil confundir al espectador y obligarlo a hacer preguntas. Por supuesto, yo no quería hacerle propaganda a la burocracia de ninguna manera, pero intento ser honesto. Sentí simpatía por estas personas y creo que eso es en gran parte se debió al hecho de que yo no estaba (en general) buscando no solicitar un permiso o algo así. Quiero decir que evidentemente hay una gran cantidad de ironía involucrada, pero es inevitable, también. Hablando de ironía, ¿qué pasa con el wey sentado en un escritorio sobre el césped en la India como en la foto del principio?
¡Oh, ese wey! Era un oficial que tenía una oficina en una especie de garage que no tenía ni ventanas, era un sitio muy deprimente. Si el clima hubiera estado padre, hubiera trasladado su oficina afuera.

Francia, burocracia, Auvernia, 2006. Roger Vacher (nacido en 1957) es un agente de narcóticos de la fuerza policial es en Clermont –Ferrand, departamento de Puy-de-Dome, región de Auvergne. Salario mesual: 2, 220 euros (2, 893 dólares aproximadamente).

Aww. ¿Qué hay de la policía con pósters de Bob Marly y hojas de mariguana en sus muros?
La historia es fantástica: Es un policía encubierto con una historia interesante. Dado que la mayoría de su trabajo consiste en hablar con sospechosos de narcotráfico e informantes, pensó que ese tipo de decoración los haría sentir más en casa que en una oficina y por lo tanto, hablarían mucho más.

Esos malditos agentes anti narcóticos. Los tipos de Liberia parecen ser un poco más minimalistas.
La cosa es que todo lo que había se destruyó durante la guerra civil de 15 años, así que en algunos casos la gente había comprado sus propios escritorios porque ¿cómo podrías ser un burócrata convincente si no tienes ni siquiera un escritorio? Creo que medio invirtieron en su propio teatro.

Y creo que para salir de la pobreza viene la corrupción…
Sí, fueron muy abiertos en ese sentido en Liberia. Realmente no pueden sobrevivir con sus sueldos, a veces no ganan dinero en seis o nueve meses. Así que cuando hablaba de esto con la gente, la discusión regularmente giraba en torno a la forma de ser corruptos más eficientes, en lugar de si en verdad eran corruptos. Pero imagínate que todavía hay personas que se preocupan por su país y están realmente intentando aportar algo. La burocracia puede chuparte todo el idealismo pero los pocos buenos muchachos que conocí trabajando en este proyecto, fueron quienes me ayudaron a mantener la fe.

Hay exposiciones actuales y próximas de Jan Bureaucratics, para mayor información visita: janbanning.com.