FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Les presentamos a Francy

Al parecer, los cuerpos y mentes de estos novios están contaminados, y al no saber qué hacer con esa contaminación, hacen canciones que resultan, básicamente, en un vómito sonoro de "años de gritos, saltos y euforia atragantados".
5.3.14

Francy es una nueva banda capitalina conformada por los novios Nancy Siderola y Mau Gatiyo (quien a propósito tiene o tenía un proyecto solista). Al parecer, los cuerpos y mentes de estos novios están contaminados, y al no saber qué hacer con esa contaminación, hacen canciones que resultan, básicamente, en un vómito enérgico y sonoro de "años de gritos, saltos y euforia atragantados". El año pasado, grabando este cover de Illya Kuryaki a propósito de la visita de la banda argentina a Rock al Parque, se pillaron cómo es que iban a sonar. Y la verdad sea dicha: no lo hacen nada mal.

En principio, Nancy quería aprender a tocar teclados pero Mau le dijo que no. Que para aprender había era que hacer canciones. Y entonces Nancy y Mau arrancaron con esto de la banda. Aparte de sus cuerpos y corazoncitos, esta pareja comparte, entre otras, la nostalgia por la música ochentera y noventera de su infancia/adolescencia y por el vallenato viejo. Y por el hip hop y la electrónica. Y claro, por el punk. Y entre toda esta esquizofrenia, suenan como a detonación. Contrario al 95% de sus colegas bogotanos, suenan más bien actuales, o como dirían algunos intelectuales mientras se rascan la barbilla: "al eclecticismo posmoderno producto de un mundo globalizado". Y a algo de optimismo. Y a algo de desilusión. Lo cual está bien. Suenan chirris y medio baratos. Como a dos novios descomplicados y curiosos que intentan pilotear su amor entre un absoluto caos de información.  Lo cual también está bien.

La idea de los Francy es hacer todo un poco al revés: primero lanzar todas la canciones con sus respectivos videos y luego sí hacer un disco, primero tocar en vivo y luego ensayar. Y así… En todo caso, les deseamos mucha suerte, porque como sabemos, si una ley ha quedado clara a lo largo de la Historia de la Música es aquella de “no defecar donde comes”. O sea: jamás formar una banda con tu pareja. Va a estar difícil, pero creemos que hay otra ley mayor que, como está visto, puede llegar a vencer a la anterior: el aguante. Sigue a Francy por aquí.