Salud

Un nuevo estudio concluye que el alcohol causa siete tipos distintos de cáncer

Una nueva investigación asocia el consumo de alcohol, por muy bajo que sea, con siete variedades distintas de cáncer y advierte a los gobiernos de todo el mundo de la necesidad de concienciar a sus ciudadanos sobre un riesgo poco conocido.
Phoebe Hurst
London, United Kingdom
25.7.16
Imagen por Kimery Davis/Flickr

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este artículo fue publicado por primer vez en Munchies

Todos estamos al corriente de los riesgos relacionados con la práctica de según que actividades en nuestro día a día. Caminar e intentar escribir tuits al mismo tiempo puede desembocar en lesiones en la cabeza (o, en última instancia, en una pantalla resquebrajada). Igualmente, corres el riesgo de contraer la devastadora E-coli si no lavas la hojas de la lechuga. Beber demasiado vino blanco un viernes por la noche puede multiplicar el riesgo de que contraigas una insuficiencia hepática.

En definitiva, nuestros gustos y costumbres pueden resultar muy perniciosos para la salud y por eso la clave reside en ser conscientes de ello e intentar evitarlos. Así lo concluye un estudio médico publicado recientemente sobre los riesgos que entraña el consumo de alcohol.

La nueva investigación, titulada El consumo de alcohol como causa de cáncer y publicada en la prestigiosa revista académica Addiction, sostiene que el alcohol sería el responsable directo de 7 formas de cáncer, incluso en relación a los bebedores más moderados. El estudio va más allá de las típicas asociaciones estadísticas entre el alcohol y el cáncer [que bien podrían ser explicadas por otros] para establecer una relación de causa directa entre el consumo de alcohol y el cáncer.

Su autora, Jennie Connor, que trabaja en el departamento de medicina social de la universidad de Otago, en Nueva Zelanda, llegó a esta conclusión después de haber examinado los estudios desplegados por diversos grupos de investigación sobre temas de salud en el ámbito internacional, como la Fundación Mundial de la Investigación del Cáncer o la Organización Mundial de la Salud (OMS), a lo largo de los diez últimos años.

A partir de esta compilación, Connor ha concluido que solo en 2012 el alcohol habría sido responsable de alrededor de medio millón de muertes por todo el mundo.

Connor explica que "existen evidencias muy poderosas que prueban que el alcohol es el principal responsable de la formación de cánceres en siete lugares de nuestra anatomía". Incluso aún cuando estemos desprovistos del conocimiento de cuales serían los mecanismos biológicos [que explicarían de qué manera el alcohol provoca cáncer], añade, la evidencia epidemiológica sostiene que el alcohol sería responsable directo de los cánceres de laringe, faringe, esófago, hígado, colón, recto y pecho.

La ketamina podría ser utilizada para tratar el alcoholismo. Leer más aquí.

A tenor de las conclusiones que arroja su estudio, la investigadora considera que no existe ninguna forma de beber o cantidad recomendable que resulte saludable o que evite el desarrollo de este tipo de patologías. En este sentido, Connor desmiente las bondades de la ingesta de un vaso de vino tinto al día y relega esta extendida noción a la categoría de mito.

Aunque esta experta precisa que el mayor riesgo de contraer cáncer lo tienen aquellos que beben en mayores cantidades y de manera más frecuente los "bebedores que consumen cantidades bajas o moderadas de alcohol" también pueden verse afectados.

Por eso, tanto Connor como diversos activistas que trabajan en el sector de la salud han urgido a los ministerios de Salud de todos los gobiernos a que trabajen para concienciar a sus ciudadanos sobre los problemas asociados al consumo de alcohol.

Este llamamiento a un control más severo del consumo alcohólico remite a las nuevas recomendaciones sobre la ingesta de alcohol que emitió el gobierno del Reino Unido el pasado mes de enero. Entonces, las autoridades advirtieron que no era recomendable ingerir más de 14 unidades de alcohol a la semana (una cantidad comparable a beber siete pintas de cerveza a la semana).

Esta medida estuvo motivada por el contenido de un informe emitido por la comisión del Reino Unido sobre incidencia cancerígena y en el que se mostraban poderosos vínculos entre el consumo de alcohol y el cáncer.

A pesar de todas las evidencias, muchas organizaciones dedicadas a la investigación siguen denunciando que la gran mayoría de los ciudadanos sigue ignorando la relación entre el consumo de alcohol y esta grave enfermedad.

Un estudio sobre cáncer elaborado en Reino Unido y publicado recientementeconcluía que solo una de cada cinco personas sabía que el cáncer de mama puede ser motivado, entre otras cosas, por la ingesta de alcohol.

En declaraciones al periódico británico The Guardian sobre las conclusiones del nuevo estudio, la responsable del departamento de Salud en materia de investigación cancerígena del gobierno del Reino Unido, la doctora Jana Witt asegura que: "sabemos que nueve de cada diez personas no son conscientes de la relación que existe entre el consumo de alcohol y el cáncer. Y esta nueva investigación es un implacable recordatorio más de que existen poderosas evidencias que les vinculan a los dos".

Sigue a Phoebe Hurst en Twitter: @phoebejanehurst

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs