FYI.

This story is over 5 years old.

Los millennials de EEUU son más pobres, trabajan menos y no creen en el sueño americano

Un influyente informe afirma que mientras los candidatos a la presidencia de EEUU se esfuerzan por seducir a los más jóvenes, quienes conforman el mayor sector del electorado, éstos se muestran desencantados y políticamente desconectados.
Foto di Eric Francis/Getty Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La juventud estadounidense atraviesa unos niveles de pobreza, desempleo y de falta de ayudas públicas como las becas mucho mayor que el que vivieron las dos últimas generaciones que les antecedieron.

Ante esta situación, la última generación de jóvenes estadounidenses, se pregunta si el proverbial sueño americano está en bancarrota. Así lo concluye un estudio elaborado por los autores del informe sobre el estado del Milenio.

Publicidad

El informe ha sido redactado por Generation Opportunity, un grupo de presión de talante conservador y liberal fundado por una legión de billonarios entre los que se cuentan los hermanos Koch, la organización Freedom Partners y la fundación TC4.

Generation Opportunity publica habitualmente su boletín anual sobre el estado de la generación del milenio coincidiendo con el discurso sobre el Estado de la Nación en Estados Unidos, que este año fue proclamado ayer por el saliente presidente Barack Obama. El presidente estadounidense solicitó ayer que su ejecutivo tome medidas de apoyo a los estudiantes estadounidenses y trabaje para reducir la deuda de la educación.

El presidente también hizo hincapié durante su discurso en el crecimiento registrado en el mercado laboral durante los dos últimos años. Su administración ha conseguido reducir el paro hasta un 5 por ciento. Sin embargo, se estima que el desempleo entre los jóvenes de entre 18 y 29 años alcanza ya el 8 por ciento. Así lo cifra, al menos, el informe de Generation Opportunity, que también asegura que jamás una nueva generación de adultos había tenido tan poca incidencia en el mercado laboral.

Según el grupo de presión conservador solo el 71 por ciento de los jóvenes estadounidenses participa del mercado laboral, la cifra más baja registrada desde que se lleva a cabo el recuento.

El año pasado la generación del Milenio rebasó a sus dos antecesoras, la llamada generación del baby boom y la generación X, hasta convertirse en el mayor sector demográfico con derecho a voto en todo Estados Unidos.

Publicidad

De hecho, también el año pasado, la Casa Blanca se decidió a usar nuevas estrategias para atraer a los jóvenes de la generación Milenio. Con el objetivo de anunciar sus nuevas políticas y sus nuevas plataformas, y discutir asuntos como la justicia criminal usó nuevas plataformas digitales y se nutrió de las entrevistas con un puñado de medios de comunicación juveniles, como VICE.

Antes de la celebración del discurso sobre el estado de la Nación, la Casa Blanca anunció que iba a retransmitir el discurso enstreaming tanto en directo, como a través de Amazon vídeo, además de hacerlo vía el canal de YouTube de la Casa Blanca. Igualmente, se podía acceder a los discursos en directo  a través de fotos y de vídeos en los perfiles oficiales de la administración estadounidense en redes sociales como Vine, Instagram, Snapchat y Tumblr, siempre con el objetivo de conseguir llegar al público más joven.

El grupo de jóvenes pro Kremlin: La maquinaria de propaganda de Putin (parte 1). Ver documental aquí.

Los candidatos a las elecciones de 2016 también están tomando buena nota del tamaño y las dificultades para conectar con el mayor segmento de su electorado, ahora que faltan solo tres semanas para que se celebren las elecciones primarias y se diluciden cuáles serán los candidatos de los dos grandes partidos: el republicano y el demócrata.

Así, el senador republicano Marco Rubio se ha dedicado a promover los comicios bajo el lema "elección generacional", mientras que los tres futuribles candidatos demócratas han desvelado, igualmente, cuáles son sus planes para eliminar la deuda estudiantil. Bernie Sanders, senador del estado de Vermont, es quien ha presentado el plan más ambicioso.

Publicidad

Su propuesta consiste en convertir en gratuitas las matrículas de los institutos y de las universidades públicas. Para ello pretende imponer lo que ha convenido en llamar como la tasa especulativa "Robin Hood" en las transacciones bursátiles de Wall Street.

Todas estas iniciativas se producen en un momento en que todos los informes apuntan a que la generación del Milenio sigue siendo el grupo del electorado estadounidense más pasivo de la historia reciente. Buena prueba de ello fue su participación en las elecciones de mitad de legislatura celebradas en 2014. Entonces la tasa de participación de la franja del electorado que comprende a los jóvenes de entre 18 y 24 años fue del 19.9 por ciento, la cifra más baja de la que se tiene constancia estadística.

La desconexión de la juventud respecto a las elecciones coincide con el aumento de las dificultades financieras. Según cuenta el informe de Generation Opportunity la falta de ofertas laborales es uno de los principales motivos que explican por qué los niveles de pobreza de la juventud se han duplicado.

La generación del Milenio ha alcanzado el 16 por ciento de insolvencia, una cifra que referida a los hijos del baby boom solo afectaba al 8 por ciento de estos. Se estima que el 48 por ciento de los Millennials considera que el sueño americano ha muerto — una perspectiva que, según el nuevo informe, ha sido exacerbada por el elevado coste de la deuda estudiantil

Publicidad

En marzo del año pasado, Barack Obama presentó su nueva ley de derechos estudiantiles junto con un conjunto de nuevas políticas destinadas a reparar el sistema de ayudas y de becas para los estudiantes. Obama ha implementado una serie de cambios en el sistema educativo a lo largo de sus dos mandatos, como el aumento de la llamada prestación Pell, destinada a costear las matrículas de los estudiantes con menor poder adquisitivo.

Obama también ha introducido desgravaciones fiscales para la universidad y ha implementado el sistema de exenciones fiscales, y propuso que el pasado mes de enero que aquellos estudiantes que hayan destacado por su compromiso y responsabilidad puedan optar a cursar dos años gratuitos de universidad.

Si bien tales reformas han sido apoyadas y celebradas a distintos niveles, la deuda estudiantil y los impagos no han dejado de aumentar, hasta rebasar la obscena cantidad de 1.3 billones de dólares en 2015.

La ausencia de posibilidades económicas a la que se han visto abocados los miembros de la generación Milenio también ha provocado que hayan ralentizado su incorporación a las ceremonias que cifran la pertenencia a la vida adulta, como el matrimonio y la adquisición de propiedades. De tal forma, solo el 36 por ciento de los estadounidenses menores de 35 años tienen una casa registrada a su nombre — en lo que constituye otro récord mínimo desde que la propiedad está registrada estadísticamente por bloques de edad. Además, el 26 por ciento de los miembros de la generación Milenio aseguran que todavía viven con sus padres.

Publicidad

Estos ex pandilleros luchan para mantener a los jóvenes mexicanos lejos de los cárteles. Leer más aquí.

Igualmente, una encuesta realizada conjuntamente entre el periódico USA Today y la agencia Rock the Vote, ha confirmado tales vaticinios, y ha concluido que el mayor problema al que se enfrenta la juventud estadounidense es económico — en especial en todo lo concerniente a la precariedad laboral, el salario mínimo y las bajas remuneradas.

La encuesta del USA Today también sugiere que los estadounidenses menores de 35 años son más pragmáticos que ideológicos, y que son volátiles en su comportamiento electoral y en su militancia política, lo suficiente como para que los candidatos que logren dirigirse con efectividad a ellos en los temas fundamentales que les conciernen, puedan conseguir votos decisivos.

La mayoría de la juventud republicana estadounidense apoya como candidato ideal a Donald Trump, mientras que un abrumador número de millenials demócratas estarían del lado de Sanders. Pese a ello, el senador de Vermont sigue apareciendo a 20 puntos de distancia de Hillary Clinton, la candidata demócrata con mejores números a nivel nacional. Unas cifras que cambian sustancialmente cuando se las refiere a la generación Milenio, entre cuyos miembros un 46 por ciento votaría a Sanders y un 35 al resto de candidatos demócratas.

Crónica de cómo los jóvenes salvadoreños huyen, matan o son asesinados. Leer más aquí.

Sigue a Liz Fields en Twitter: @lianzifields

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs