El Photo Issue 2018 de VICE ya está en la calle

'El número de la privacidad y la percepción' ya está en la calle. Nos encontramos dentro y fuera de la red.

Internet siempre ha sido un lugar para la experimentación. Si tienes cierta edad, recordarás tu primera página en MySpace y todos los amigos que llegaron a ocupar los ocho primeros puestos. Puede que también recuerdes Tumblr, durante aquel tiempo en que podías añadir canciones a un post sobre tu primer beso: un diario digital que tu madre sería incapaz de encontrar. Había salas de chat y blogs, y también podías enviar mensajes de texto.

Ahora tenemos Facebook, donde puedes experimentar vergüenza ajena leyendo publicaciones que tu familia encuentra creíbles, sentir alivio cada vez que recibes el recordatorio del cumpleaños de un amigo que de otra forma habrías olvidado, o esperar ansioso a ver quién responde "me apunto" al evento que has creado para tu fiesta. También está Instagram, para cuando necesitas saber si tu ex mira tus publicaciones y para poder espiar en secreto a tus matches de Tinder. Y desde luego también está Twitter, un lugar para encontrar desconocidos que aprueben con entusiasmo tus opiniones políticas.

Llevamos décadas formando comunidades y expresándonos en la web y, conforme ha ido evolucionando internet, nos hemos vuelto más conscientes de cuánto de nosotros mismos compartimos online y con quién compartimos esa información, especialmente cuando los gigantes de la tecnología no paran de asegurarnos que no están recopilando nuestros datos, aunque nosotros sepamos que sí.

Conforme las aplicaciones que usamos se van convirtiendo en una parte cada vez mayor de nuestra rutina diaria, la línea que separa nuestra vida "digital" de nuestra vida "real" está cada vez más desdibujada. ¿Cómo podemos distinguir entre estas dos identidades? ¿Están realmente tan separadas? ¿En qué momentos es más real nuestra vida online que la que llevamos fuera de la red? Estas son algunas de las preguntas que planteamos en El número de la privacidad y la percepción, nuestro número anual de fotografía.

La identidad y la representación digital son cruciales para los artistas que hemos elegido. Conforme nos vamos adentrando más y más en internet, los fotógrafos han tenido que plantease el modo en que ejecutan su obra y también dónde desean que sea contemplada. Entienden que nuestra identidad online repercute directamente en nuestra realidad vivida y en nuestras interacciones más básicas y fundamentales con los demás.

Con eso en mente, hemos dividido este número en cuatro capítulos ―privacidad, sexualidad, intimidad y género― y hemos reclutado a un diverso grupo de fotógrafos y periodistas para que reflexionen sobre estos temas.

En el capítulo sobre "privacidad", por ejemplo, la fotógrafa no binaria autora de nuestra portada, Laurence Philomene, engaña al observador para que piense que está realizando autorretratos cuando en realidad los modelos son otras personas que posan como si fueran ella. Matt Lambert reflexiona sobre la "sexualidad" con fotos del plató de su cortometraje con clasificación X, que desdibuja la frontera entre la amistad gay y la atracción física.

En "intimidad", Ziggy Mack- Johnson y Sophia Wilson exploran los prejuicios inherentes en los medios y en la industria de la moda y cómo todos deberíamos "tener la libertad de vestirnos y comportarnos del modo en que nos sintamos cómodos". Y en lo relativo al "género", Aarti Singh y Jake Naughton capturan la comunidad LGBTQ de la India y cómo sus miembros son capaces ―o no lo son― de mostrar su verdadero yo.

Si quieres saber más de El número de la privacidad y la percepción puedes seguir leyendo aquí.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Más VICE
Canales de VICE