Publicidad
Religion

Pusieron tocino en los 14 McChickens de esta familia musulmana

¿Ignorancia? ¿Racismo? ¿Error humano?

por Alex Swerdloff
06 Agosto 2017, 5:00pm

Photo via Flickr user Yun Huang Yong

El Council on American-Islamic Relations (CAIR) solicitó una investigación en un restaurante de McDonald's en Decatur, Alabama, donde hace poco una familia musulmana ordenó 14 McChickens y declaró que todos contenían pequeños trozos de tocino .

Bajo las leyes islámicas, los productos de cerdo como el tocino están prohibidos. Además, de acuerdo a los estatutos de McDonald's, un McChicken se prepara con "pollo deliciosamente crujiente cubierto con mayonesa, lechuga rallada y se sirve sobre un pan perfectamente tostado". Nada de tocino en absoluto.

Obviamente, la familia quedó perpleja y notificaron la situación al CAIR. Khaula Hadeed, jefa del CAIR en Alabama, describe el incidente como "un acto intencional de intolerancia religiosa y étnica".

La familia visitaba Alabama desde Nueva York y pasó el día en el parque acuático Point Mallard. Se detuvieron en un McDonald's y ordenaron las 14 hamburguesas, pero pronto notaron que su comida tenía un sabor ahumado. Fue entonces cuando supuestamente encontraron los pequeños trozos de tocino en cada alimento.

LEE MÁS: Un partido nacionalista alemán vende ositos de goma para financiar la islamofobia

"No parece un error, especialmente si sucedió 14 veces", dijo Hadeed. "El tocino estaba encima del pollo o escondido bajo los ingredientes para que no pudieran notar su presencia. Es por eso que pensamos que fue intencional", agregó la mujer.

El propietario del McDonald's negó la acusación, y un vocero de McDonald's proporcionó a MUNCHIES la siguiente declaración: "Queremos asegurar a nuestros clientes que esto no fue un acto intencional de nuestros empleados. Valoramos a cada cliente y nos esforzamos para asegurar que todos los pedidos se preparen y sirvan con precisión. Estamos analizando el asunto para entender lo que sucedió".

CAIR dijo que va a presionar una investigación más profunda: "McDonald's debe investigar este incidente, identificar y despedir a los empleados responsables, y tomar medidas adecuadas para atender las preocupaciones de esta familia estadounidense, comenzando con una disculpa". Hadeed añadió: "Basándonos en la evidencia de este incidente, así como en el aumento sin precedentes de la intolerancia contra los musulmanes en todo el país, creemos que fue un acto intencional de sectarismo religioso y étnico".

Según un informe emitido por CAIR entre abril y junio de este año, hubo más de 940 informes de posibles actos en contra de musulmanes en Estados Unidos. De éstos, la organización determinó que 451 eran actos con sesgo antimusulmán; además de un aumento del 91 por ciento en crímenes de odio durante el mismo periodo de tiempo en 2016.