Juan Atkins: 30 años empujando los límites del techno
Foto tomada de joiamagazine.

Juan Atkins: 30 años empujando los límites del techno

Una conversación a fondo con el pionero de Detroit.
7.12.17

El sello londinense Non Classical ha pasado más de una década socavando los muros que separan el enrarecido mundo de la música clásica y la cultura club. Al pasar de los años el sello ha tomado este desafío de diversas maneras, la más notable trayendo a los productores de electrónica más dotados para remezclar composiciones clásicas recién escritas siguiendo una regla estricta: todos los elementos del remix deben provenir del track original. Luminarias como Tim Exile de Warp y Thom Yorke de Radiohead se han unido a esta tarea, borrando los limites entre las piezas clásicas tocadas de forma acústica y las producciones electrónicas carentes de manchas.

Publicidad

Ahora el sello está tratando de borrar esa división completamente, con una noche dedicada al minimalismo en Shoreditch Club en XOYO, presentando a un sorpresivo acto principal. En una lista que incluye a típicos intelectuales de Non-Classical; rendiciones de piezas escritas por el compositor de avant garde, Steve Reich y una presentación de Klavikon (un artista que toca un piano que él mismo desarmó y reconstruyó como una clase de ciborg de efectos digitales), también hay un slot para el headliner Juan Atkins, el innovador del techno que usualmente es más visible rompiendo las pistas de clubes de baile en todo el mundo. Es una idea única, que hace mucho sentido para el fundador de Non-Classical, Gabriel Profokiev.

"Hoy en día es mucho más fácil unir los puntos entre los diferentes estilos de música," señala.

"Estamos comenzando una serie de eventos en busca de una relación entre los humanos y las maquinas; secuenciadores, tornamesas, drum machines. Mucha de la música mecánica y música humana es muy minimalista justo ahora. Así que trajimos a Juan Atkins, quien ha usado diversidad de instrumentos mecánicos, particularmente el Roland 909 y el 303, para crear los principios de la música electrónica bailable. Pero 20 años antes tenías a estos compositores americanos como Steve Reich y Philip Glass que hacían música muy mecánica tocada por humanos—los sintetizadores apenas existían en ese punto. También hay gente como Manuel Gottsching quien escribió una pieza entera llamada E2-E4 a principios de los 80s. Se hizo con dos acordes que alternaban—es una pieza muy minimalista de música clásica de sintetizador, pero la han sampleado en incontables tracks de house."

Publicidad

Sin embargo, mientras los fans del Reino Unido pueden pasar horas usando una comprensión retrospectiva y búsquedas en Google para teorizar las uniones entre el intelectualismo consiente y la estética minimalista de los compositores del avant garde y los pioneros del techno que se levantaron en los 80s en Detroit, para un artista como Juan Atkins la unión es menos obvia.

"Umm. No creo que lo que estábamos haciendo fuera conscientemente cerebral." Atkins está en Detroit, hablando a través de una deteriorada conexión de Skype, percibiendo y perdiendo el audio constantemente. "La música para mi es más un ejercicio espiritual, espontaneo y sin plan. Para ser conscientemente cerebral dependería de cómo el que escucha se encontraba en el momento de oír la pieza musical. Es probablemente cerebral pero no conscientemente."

Cuando preguntamos sobre la influencia percibida que artistas como Steve Reich o Manuel Gottsching habrían tenido en su trabajo, él también se mostró poco seguro.

"Quiero decir, estoy seguro de haberlos escuchado, pero cuando era más joven escuchabas la mayoría de las cosas nuevas en el club. No había estaciones de radio tocando tracks buenos underground. Ocasionalmente tenías algunos DJs al aire de la era del disco y tenías a Jeff Mills bajo el nombre de The Wizard, él tocaba muchas cosas, pero fuera de eso no había nada; no había internet, no se compartían archivos, nada como eso. La radio comercial popular nunca adoptará nada que este al límite, por el simple hecho de que no es algo comercial. Ahora en el 2015 tienes la habilidad de tener estaciones de radio como DeepSpaceRadio.com—pienso que eso es algo que la transición a la tecnología ha permitido; romper el muro de la radio comercial."

Publicidad

Y mientras parece haber una tentación permanente por parte de periodistas musicales de atribuir las raíces del house y el techno a actos alemanes como Manuel Gottsching—ampliamente justificado por la obvia e innegable influencia de Kraftwerk—debe notarse que Atkins escribió su primer track como Cybotron en 1981, unos cuantos años antes de que E2-E4 fuera publicado.

A la luz de esto, el minimalismo electrónico de los 80s que se levantó en aparentemente locaciones aisladas parece más una sincronicidad que una simbiosis, un hecho que Gabriel Profokiev conoce. Él considera que Atkins es renuente al citar a cualquiera de los compositores minimalistas como influencia directa y entendible, nada que "haya en este movimiento general a lo largo de la raza humana que hacia más música mecánica repetitiva y eso es probablemente parcialmente influenciado por cómo trabajamos más y más con la tecnología. No puedes adjudicárselo a una persona y a un lugar."

Y a pesar de la distancia que ven entre sus respectivos mundos tanto productores de techno y compositores clásicos, Profokiev está convencido de tener más en común de lo que generalmente se ha permitido.

"La música dance y la clásica casi nunca son puestas juntas, pero pienso que es realmente interesante ponerlas en el mismo evento y ver las diferencias y los parecidos. A veces muchos de los efectos que tienen en el escucha son similares, todos el material minimalista estadounidense está por entrar en un estado de trance y cambiando de cambiar tu concepto del tiempo y es exactamente lo mismo cuando escuchas algo como la música de Juan Atkins—es más física porque estás bailando con ella. Estás dos cosas deberían ponerse juntas, deberían ser comparadas y vistas como música similar, y a veces no lo son por la división entre la música popular y la música de arte."

Publicidad

Todo lo que resta por ser visto es si la gente bailará en la noche. Tras haber hecho bailar a la gente en la pista de baile por más de 30 años, Atkins no está preocupado en lo mínimo sobre una posible desconexión entre el cuerpo de su música y el ambiente creado.

"Con quién estoy jugando a no afectarlo," señala, seguro y confidente. "Sólo voy a ir y ser Juan Atkins."

Estamos seguros que eso será suficiente.

Este viernes, Juan Atkins, dará a la Ciudad de México la oportunidad de revivir un fragmento muy importante de la historia de la música electrónica: el nacimiento del techno. Colectivo Mooi será la locación en donde podremos experimentar la energía y atmósferas de este género, proveniente de las manos de su creador. Nos trasladaremos en una npche al Detroit post industrial de los años 80, para disfrutar de una mezcla de un funk extraterrestre, con ritmos futuristas, matemática dura y progresivos teoremas dancísticos, de la mano de este legendario músico.

Encuentra más información sobre boletos y horarios en el evento oficial de Facebook.

Si quieres ganar un pase doble para acudir a la próxima presentación de Juan Atkins en la Ciudad de México, sigue los siguientes pasos:

1. Inscríbete a nuestro newsletter.

2. Responde la siguiente pregunta: ¿En qué año Juan Atkins escribió su primer track como Cybotron y cuál es título de este? (respuesta en el texto).

3. Comparte esta publicación desde las redes sociales de THUMP en Español.

Envía un screenshot de tu publicación junto a la respuesta correcta con tu nombre y apellidos a nuestro correo thump@vicemexico.com, con el asunto " THUMP me lleva a Juan Atkins".

Recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad en Facebook y Twitterpara hacer valida tu participación.

El ganador será elegido al azar y será contactado vía correo electrónico el jueves 7 de diciembre a las 18 hrs.