Publicidad
Tech

Este hombre lleva quince años chateando en el IRC

Todavía hay gente que cada día se conecta "al chat". Hablamos con uno de ellos.

por Elisa Victoria
27 Julio 2015, 8:30am

Ilustración de Marta Altieri

¿Pensabais que estaba muerto? Pues todavía estaba de parranda. El IRC (Internet Relay Chat), protocolo primigenio de comunicación que alcanzó su máximo apogeo entre el 2000 y el 2005, conserva aún algunos adeptos, nostálgicos atrincherados que tras una década de retroceso defienden a capa y espada sus virtudes. El futuro incierto que le auguran a la plataforma el éxito de las redes sociales y la disminución constante de usuarios no evitarán que ellos sigan diciendo "rehola" mientras puedan.

Los que conocimos y amamos el IRC en sus días de esplendor sabemos que se trata de una experiencia intensa relacionada con la ruptura del aislamiento y la liberación que otorga el anonimato. El usuario experto con el que he hablado sobre el tema sigue ahí después de quince años porque le gusta, porque le encanta. Le dedica tiempo y cariño. Yo he querido averiguar cómo lo hace, por qué y qué ha visto ahí a lo largo de todo este tiempo. Él ha aprovechado cualquier ocasión para elogiar el canal donde es operador y colarme todas las pequeñas trolas que me han cabido. Si queréis intentar llegar a la verdad por vosotros mismos, ya sabéis, /join filosofia.

VICE: ¿Cuándo sueles conectarte?

IRC Lover: Bueno, cuando encarta. A ratos. Por lo menos una o dos horas al día le suelo dedicar. Saco tiempo para leer, para andar y saco tiempo para el IRC. Es ocio. Ocio constructivo, a mi entender.

¿Ha habido rachas de mucho entusiasmo?

Si estoy muy entretenido, me tiro tres o cuatro horas, dependiendo de cómo esté de tiempo libre, de que haga frío o calor. Alguna vez que he estado malo y no he tenido ganas de salir he podido estar seis horas, igual que un día me he aburrido y he estado media.

¿Te sientes satisfecho con todo lo que has vivido ahí durante estos quince años?

Sí, estoy convencido de que ha sido una experiencia beneficiosa en cuanto a desarrollo de lenguaje y pensamiento, a la vez que frívola y divertida. Antes estaba un poco aburrido.

Te lo has pasado bien.

Mucho.

¿Cuándo chateaste por primera vez y qué te pareció?

Sobre el 2000, tenía cuarenta años.Me pareció flipante. Suelo hablar de cosas raras y en términos inusuales y allí había gente tan colgada como yo. Sin duda era flipante.

¿No crees que sea fácil encontrar gente así en otro entorno?

Supongo que sí, pero es mucho más trabajoso. Entonces chatear era caro. El que chateaba era porque tenía algo muy concreto que decir y eso me interesaba.

¿Es más interesante la experiencia del IRC a la del mundo real en algún aspecto?

No. Respecto a la realización y discusión de temas técnicos que habitualmente no se tratan, sí, pero si pudiera debatirlos en la realidad me parecería mucho más interesante.

¿Y no crees que podrías haber conseguido audiencia en la vida real?

Sí, claro, con veinte o treinta años hay que intentar hacerlo en la vida real. Mientras se pueda. Entre los veinte y los treinta hice mis cosas. Después llegaron muchas responsabilidades.

¿Qué esperabas satisfacer cuando empezaste?

En principio lo que pretendía encontrar era un foco de agitación política. Me atraían la cultura y el politiqueo, pero tuve la suerte de entrar en el canal #filosofia. Allí el nivel intelectual era y es bastante alto. Además, estaba asociado con una web y un foro desde el que se podían exponer escritos más largos y meditados y la sinergia entre las tres cosas era casi mágica.

¿Se cumplió la expectativa de agitación que tenías en mente?

Creo que sí. Por ejemplo, el día que pusieron las bombas en Madrid, en los trenes. A las cuatro de la tarde en #filosofia estábamos unos ciento setenta usuarios aterrorizados que no sabíamos lo que hacíamos. Como yo estaba de operador de turno, propuse que aplicáramos el método cartesiano a lo que sabíamos. Antes de dos horas la aplicación del método nos había dicho claramente que aquello no era cosa de ETA. Y lo que se lió después creo que tú lo sabes. No digo que fuera a causa de, pero en su pequeña medida sería un factor que ayudara a.

¿Piensas que lo que hablasteis aquel día tuvo alguna repercusión?

De cara a aquellas ciento setenta personas sí. Más allá no lo sé. No fue la única vez que veía en los editoriales de los periódicos algún comentario o línea que se había desarrollado inmediatamente antes en #filosofia. Será falacia, pero el hecho es que se da primero en #filosofia y luego en otros medios de comunicación masiva tradicionales.

¿Vuestro canal tiene influencia a ese nivel?

Todo esto es subjetivo, claro, no sé si será casualidad.

¿Cómo te hiciste operador?

Se me hizo operador por ser matón en un momento crítico que hubo entre 2003 y 2004, cuando el IRC Hispano intentó apoderarse de los canales temáticos.

¿Qué pasó ahí?

Los propietarios del IRC intentaron llevarlo de una manera más comercial. Mandaban unos provocadores infiltrados a los canales temáticos más antisistema, obligaban a una acción por parte de los OPs, se creaba conflicto y el Hispano aparecía como garante de cierto orden. Suspendían las direcciones de los canales, convocaban unas elecciones muy raras que no tenían censo ni nada, nombraban agentes elegidos por ellos y el nivel bajaba mucho. No había manera legal de pillar #filosofia, además de que vimos cuál era la táctica y paramos a los agentes provocadores a tiempo. Otros canales de gran interés como #psicología o #literatura hoy en día son Babilonia.

Si cierran el IRC, ¿qué haréis?

Llegado el momento me plantearé las opciones. Hoy por hoy, por qué renunciar al IRC, si es lo que me gusta. Es la plataforma que mejor domino y he realizado mucho trabajo previo.

¿Conoces otros medios como Menéame o 4chan?

Los he visitado para sondear pero el nivel de debate es muy bajo.

¿Y las redes sociales?

La cuestión del anonimato marca la diferencia. El IRC lo garantiza bastante. Y sería muy comprometido expresar lo que realmente pienso a nivel cultural o político con mi nombre arriba.

¿Cómo se toman tus ideas controvertidas en el IRC?

Como cualquier otra. Cada uno de los que estamos ahí tiene unos motivos muy concretos para no firmar. Habitualmente la gente del canal se lo toma bien y estamos sometidos a cierta disciplina formal.

¿Cómo gestionas el anonimato si se organiza una quedada?

Nunca he ido a una. Mezclar vida virtual y realidad a nivel de presencia física es un error de seguridad imperdonable. Precisamente dejaron de hacerse por problemas de seguridad. Hubo gente que vio comprometido su anonimato e incluso recibió amenazas.

¿El personaje que eres en el chat se corresponde con la realidad?

Intento dar una imagen lo más diferente posible a la mía, pero ha ido autogenerándose, con parte de experiencia real y de fabulación.

¿Qué pasa si tras tantos años de fabulaciones alguien se da cuenta?

Me habrán pillado cientos de veces. Nadie me lo ha manifestado pero supongo que esto tiene más que ver con la buena educación de mis contertulios. Pensarán lo mismo que yo cuando les pillo alguna contradicción. "Hostia, mira el tío cómo me ha engañado." Pero eso es lógico en el medio y te ríes.

¿Adoptas a veces identidades falsas por diversión?

Sí.

¿Y qué haces?

Pues desde meterme en #lesbianas disfrazado de tía a ver qué dicen a entrar en #ciencias a hacerme pasar por un palurdo. La verdad es una, es monolineal, mientras que la mentira es mucho más grande, mucho más interesante. Me divierte transitarla.

¿Me has dicho alguna mentira?

Supongo. No sé exactamente cuáles porque deben de haber sido pocas y muy medidas, pero seguro. He intentado no hacerlo, pero no sé... Es que no lo sé. A mí mentir me encanta. Pero no creo...

Ilustración de Marta Altieri

Tagged:
Internet
Chat
Tecnologia
redes sociales
Vice Blog
IRC
salas de chat