FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

El presidente de Guatemala podría ser juzgado por corrupción tras perder su inmunidad

Pérez Molina negó haber cometido ningún delito y aseguró que su intención es seguir en el cargo como presidente del país.
2.9.15

Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, nuestra plataforma de noticias.

El Congreso de Guatemala votó unánimemente este martes para retirar la inmunidad a su presidente Otto Pérez Molina y permitir que pueda ser procesado penalmente, un movimiento dirigido a aplanar el terreno para que sea juzgado por el escándalo de corrupción que ha golpeado al gobierno que él dirige.

Como presidente, Pérez Molina estaba eximido de sus responsabilidades penales. Hace dos semanas, una votación para conseguir retirarle la inmunidad fracasó debido a la falta de apoyo parlamentario. Sin embargo, todo cambió radicalmente desde entonces, y 132 legisladores votaron esta vez contra Pérez Molina en una clara condena al ya aislado líder.

Publicidad

Miles de manifestantes han tomado las calles desde abril, cuando el caso de corrupción aduanera conocido como "La línea" fue revelado por una investigación llevada a cabo conjuntamente por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala CICIG y el Ministerio Público. La red aduanera defraudó unos 120 millones de dólares de los contribuyentes, según los reportes locales.


Relacionado: Cada diputado de la ALDF nos cuesta más de dos siglos de salario mínimo


Muchos miembros del gabinete de Molina presentaron su dimisión por su presunta implicación en la red criminal. La ex vicepresidente Roxana Baldetti también afronta cargos por asociación ilícita, soborno y fraude. El líder de la red criminal es Juan Carlos Monzón, el secretario privado de Baldetti, quien se fugó y actualmente está en paradero desconocido.

Pérez Molina negó haber cometido ningún delito y aseguró que su intención es seguir en el cargo como presidente del país.

La semana pasada la Corte Suprema de Justicia aprobó una una moción del Fiscal General del país para impugnar al presidente.

El mandato de Perez Molina finaliza en enero de 2016. El escándalo llega en la víspera de las elecciones presidenciales que cuya celebración está prevista para próximo domingo, el día 6 de setiembre, pese a las demandas por postergar la cita electoral.