FYI.

This story is over 5 years old.

México podría legalizar las drogas en diez años, asegura el ex presidente Vicente Fox

Ahora que se han cambiado las leyes contra la mariguana, el ex presidente menciona que substancias más duras podrían seguir este camino.
19.11.15

Drogas duras como la cocaína, el cristal y la heroína podrían estar disponibles de forma legal en México en una década, dijo el ex presidente Vicente Fox en una entrevista con Reuters esta semana. Él respondía a la noticia del caso histórico en la suprema corte de México, donde el tribunal dictamino inconstitucional la prohibición al uso de la mariguana. Aunque el caso sólo aplicaba al grupo de demandantes involucrados en ese caso especifico, muchos aseguran que es una señal de cambio en las prohibitivas leyes de la ciudad.

Publicidad

Fox, quién fue presidente del país del 2000 al 2006, es firme defensor de la legalización de las drogas, lo cual sería una forma de terminar con la sangrienta guerra en México entre carteles y autoridades. "La dramática guerra en México por las drogas, en la cual han sido asesinados decenas de miles de jóvenes mexicanos, prueba que la prohibición es un error," Fox escribió en una editorial para The Globe And Mail el año pasado. "Debemos liberarnos de esto."

El ex presidente de México, Vicente Fox.

En su entrevista con Reuters, Fox dijo que "la [legalización] de la mariguana es un primer paso," añadiendo que "las otras drogas tendrán que pasar por largos ciclos, 5 o 10 años." El actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha señalado que él se encuentra en contra de la legalización, aunque recientemente llamó a un debate nacional sobre el tema, reportó Reuters. Pequeñas cantidades de drogas para uso personal ya han sido descriminalizadas en todo México, gracias a una ley aprobada en el 2009 que le permite a la gente cargar con hasta 5 gramos de mariguana, medio gramo de cocaína y 50 miligramos de heroína, entre otras substancias.

Fox dijo que el proceso de legalización sigue en sus primeros pasos y que el futuro de la prohibición en México depende enormemente de la política de los Estados Unidos para dar un paso adelante. "Obama tiene que resolver sus asuntos por allá y Peña Nieto tiene que asegurarse de resolver ese problema aquí," explicó. "Todo en su tiempo."