Hipshakers! 8 años de la fiesta más salvaje de los años 60

FYI.

This story is over 5 years old.

Hipshakers! 8 años de la fiesta más salvaje de los años 60

Locura y diversión para toda la familia en tonos vintage y actitud de mod. Pura sabrosura.

Hipshakers!, la fiesta de los sesenta más salvaje de la Ciudad de México, está cumpliendo ocho años de vida. La mejor manera de celebrarlo es asistiendo a mover el esqueleto gracias a los ritmos de R&B, soul, garage, beat, ska, reggae, mod jazz, bugalú y demás estilos musicales de los años cincuenta y sesenta. Su aniversario se llevará a cabo el sábado 4 de marzo, en el Rustik Bar (Donceles 88, Centro Histórico). Pero Hipshakers! principalmente es amor en todo el sentido de la palabra. Hipshakers! son ella y él: Elisse Locomotion y Carlos René, dos mods que viven al oriente de la CDMX, dos DJs que le dan vida a este gran proyecto, dos melómanos que mantienen encendido el fuego de su relación dentro de su tienda Dedos Sucios y dos jóvenes de 28 (ella) y 31 (él) que se encargan de pinchar discos de 45rpm en los eventos que organizan esporádicamente, junto a otros DJs –de distintas partes del mundo– que llegan a la metrópoli. En esta ocasión tendrán el gusto de tener a su amigo Brian Poust, originario de Atlanta, Estados Unidos, quien desde mediados de los noventa ha estado activo pinchando muchísimo funk, soul, R&B o northern soul por diversas partes de su país y el extranjero.

Publicidad

Elisse Locomotion y Carlos René

Recuerda Carlos René que el primer Hipshakers! lo organizó él solo, en el mes de abril del 2009. Se inspiró en fiestas del Montreal Mod Club y Backbeat, a las que asistió en Canadá, mientras estuvo de intercambio escolar en ese país. Y cuando me refiero a que ella y él (Elisse Locomotion y Carlos René) son amor en todo el sentido de la palabra, es porque en medio del baile, los acetatos y esos temas del ayer, transcurría esa noche donde los presentaron; tal vez al mismo instante en que sonaba "You can't hurry love" de The Supremes o "What does it take to win your love" de Alton Ellis.

Elisse Locomotion menciona que terminó en ese primer evento, organizado en el antiguo Malva –que hoy en día es el Rhodesia, en la calle de Durango 181, colonia Roma– gracias a unos amigos. Hipshakers! era todo lo que le gusta: música de los sesenta, con ritmos como el soul afroamericano y el garage más primitivo.

Carlos René y Elisse Locomotion en su tienda Dedos Sucios. Foto: Suzy Morán

Carlos René tiene quince años pinchando discos. Viene de la escena de reggae y ska en la Ciudad de México. En el 2002 se consideró mod. Quería ser algo distinto a lo que existía en ese entonces, en una especie de boom que ocurría en las entrañas de los Rude Boys y Skinheads.

Elisse Locomotion recuerda que dos años antes de descubrir lo que era Hipshakers! y comenzar un nuevo camino junto a Carlos René (su socio, amigo y pareja), tocaba el bajo con Mod Girls, un grupo que formó en la escuela de música donde estudió por un tiempo. Su gusto por ese estilo –que para ella nunca pasará de moda– le vino gracias a su mamá y papá, quienes hasta la fecha escuchan bastante música de los sesenta como Rolling Stones, The Animals, The Beatles y otros clásicos de Inglaterra.

Publicidad

Carlos René reconoce que antes de Hipshakers! ya se realizaban fiestas dedicadas a estos ritmos. Los viejos y escasos Mods de la Ciudad de México que tal vez comenzaron a gustar de los himnos de The Who como "My generation", "I can't explain" y hasta de Quadrophenia, película de 1979 basada en la ópera rock de estos míticos londinenses, junto a los temas de The High Numbers. O de cualquier tema que interpretaba The Kinks, The Small Face, The Yarbirds, The Kingsmen, los cuales imaginó pudieron guiarlos –con sus cuerpos, peinados y estética cada vez más en ese cliché de las anfetaminas, las parkas, el baile y los scooters Vespa o Lambretta– a una de las subculturas más antiguas, originada a principios de los sesenta, y tomando inspiración en esos Teddy Boys que parecían renacer de la época eduardiana del Reino Unido. No obstante, la gran mayoría de esos viejos y escasos Mods hoy en día parece que el compromiso, la responsabilidad y el trabajo absorbieron todo su tiempo como para salir a disfrutar de su música favorita, moviendo sus pies con bastante precisión, aplaudiendo esos clásicos que les dieron una identidad.

Pero como en cualquier escena que comienza a despuntar, dice Carlos René que en esos años, ese tipo de fiestas podían sentirse con un ambiente cerrado, donde lo principal únicamente podría haber sido el clásico uniforme inspirado en Jimmy (protagonista de Quadrophenia), Paul Weller (líder de The Jam y The Style Council) o Keith Moon y Pete Townshend (leyendas de The Who), dejando a un lado el gusto en común por cantantes como Jackie Edwards, Otis Reeding; o agrupaciones como la de Booker T & The M.G.'s o The Sheeds.

Publicidad

Por ello, tanto Elisse Locomotion y Carlos René tratan de que Hipshakers! sea una fiesta incluyente, donde no únicamente ciertas personas –vistiendo de una manera similar, o con un gusto musical en común y definido– puedan asistir.

Después de ocho años recuerdan que durante los primeros Hipshakers! sólo Carlos René acostumbraba pinchar. Y como buen amante de los acetatos, alrededor del 2000 él y uno de sus amigos vendían vinilos –específicamente de reggae, ska o rocksteady– en el Tianguis del Chopo. También dice que los primeros discos que logró tener para su colección, y así comenzar a tocar en fiestas, solía pedirlos por eBay.

En cambio, dice Elisse Locomotion que cuando se encontró con Carlos René, y conforme el tiempo que compartían juntos pasaba, se fue animando, se fue despojando de ese pánico escénico para también ambientar las noches con sus temas favoritos. Incluso sienten que eso los fue uniendo cada vez más, que su amor atrapado en la década de los sesenta se hiciera mayor.

Dedos Sucios

Cuando comenzaron a vivir juntos Elisse Locomotion y Carlos René se les ocurrió poner una tienda de discos, donde se pudieran encontrar todos esos artistas que acostumbran tocar en Hipshakers! Al mes siguiente de que lo planearon ya tenían gente visitándolos en la calle de José Rivera 163, Local A, entrando por la calle 17, en la colonia Moctezuma.

La tienda de nombre Dedos Sucios la abrieron en marzo del 2016. Mencionan que desde años atrás solían vender discos por Facebook, poniéndose de acuerdo con sus clientes para encontrarlos en alguna estación del Metro de la Ciudad de México o enviándolos por el servicio de correros a distintos Estados de la República.

Publicidad

Elissa Locomotion pinchando

Para un futuro, comenta Carlos René, les gustaría traer más cosas de diferentes disqueras que hacen re-ediciones de artistas clásicos y ligados al movimiento Mod, como por ejemplo Norton Records, Sundazed, Numero Group o Vampisoul.

Como Hipshakers! en el transcurso de estos ocho años ha venido creciendo, teniendo la oportunidad de salir a pinchar por diferentes partes del mundo, Elisse Locomotion dice que siempre procuran traer discos, ya sea comprándolos o haciendo intercambio con otros DJ's o gente que conocen en el camino.

Carlos René pinchando 45s

Dedos Sucios, en la Ciudad de México, prácticamente es la primera tienda especializada en estos géneros, en vinilos de 7" que van y vienen entre los años cincuenta-sesenta; como también se encaminan en sonidos tropicales, disco, jazz, reggae, Mod revival y más.

La fiesta de los 60 más salvaje

Eli define Hipshakers! como "fiestas de baile con vinilos". Así de sencillo. Ya de uno depende sentir la música y danzar sin freno alguno, en una de esas noches mágicas y subterráneas que se apoderan de uno, sintiendo por un par de horas que nos encontramos en el pasado, en alguna fiesta de nuestros tíos lo más rebeldes de la familia o dentro de la novela Cosas que hacen BUM de Kiko Amat.

Hipshakers!, dice Carlos René, solían organizarlo mensualmente. Sin embargo, era una tarea pesada, ya que sólo ellos dos hasta la fecha se encargan de organizar todo. En el presente, por lo regular se realiza cada dos o tres meses, por distintos bares de la Ciudad de México, o acudiendo a otros Estados del país donde los inviten a tocar. Incluso, y con sorpresa, mencionan que han llegado a presentarse en bodas de personas que no conocen, después que los contactan y llegan a un acuerdo.

Publicidad

Elissa Locomotion y Carlos René

No obstante, apoyando a Elisse Locomotion y Carlos René hay colaboradores haciendo flyers para los eventos, proyectando visuales o tomando fotografías. A todos ellos, dice Elisse Locomotion, se les paga.

Con gracia, y viendo en retrospectiva estos ocho años, Carlos René recuerda lo complicado que era plantearle –todavía de vez en cuando– a los encargados de los bares cómo se desarrolla una fiesta Hipshkers!, donde uno de los pocos requisitos se mantiene en que no haya mesas y sillas, haciendo así que exista una pista de baile.

Las primeras fiestas dicen que las hacían de corazón, sin un cover, sólo buscando que las épocas que aman tuvieran un poco más de atención; pero el equipo se daña y existen cuotas para todo. Recuerda Carlos René que solían pagarles con cervezas. Después recibieron un pequeño porcentaje en los bares. Hasta que comenzaron a verlo y sentir como su propio estilo de vida, su fuente de ingresos y así poder invertir en su propio equipo o ahorrando para salir al extranjero.

Gracias a Hipshakers! han tenido la oportunidad de presentarse en Colombia, España, Inglaterra, Canadá o Singapur. Igualmente han pinchado en el inmenso festival Ponderosa Stomp de Nueva Orleans, donde, menciona Elisse Locomotion, suelen reunirse agrupaciones de los sesenta que, sin saberlo, siguen siendo populares entre un circulo de personas. Y en otro de Indonesia conocido como Mods Mayday, con más de siete mil personas vistiendo elegante, montando Vespas o Lambrettas.

Publicidad

Por esos tipos de festivales y la comunidad mundial que existe, los DJ's que suelen venir a pinchar a la Ciudad de México los contactan muy fácilmente, avisando que estarán de visita en el país y traerán parte de su colección de discos, pidiendo una oportunidad para presentarse en algún Hipshakers! Para Elisse Locomotion y Carlos René, cuando salen del país es igual. Todo transcurre en una pequeña escena de distinguidos vestidos y trajes.

Elissa Locomotion y Carlos René pinchando discos

Si algo es Hipshakers! en una sola palabra es autogestión. Eso está muy claro. Tocan toda la música que les gusta, y desde 2009 Elisse Locomotion y Carlos René han pinchado bastante por todos lados. Ahora podrían ver el tiempo hacia atrás, recordando el momento en que se conocieron, asimilando todo lo que han logrado juntos.

Elisse Locomotion podría verse terminando de estudiar la Ingeniería en Robótica Industrial y pensando en salir a bailar por la noche algunas canciones de Frank Wilson, Gloria Jones o de The Impressions. Mientras Carlos René se contempla en una empresa, en el área de marketing, deseando que la jornada terminé para pinchar parte de su colección de 7" en algún bar de la ciudad.

De ahí en adelante todo cambio: nació su amor entre ellos, el cual comparten con la música y el baile; como Hipshakers! y Dedos Sucios.

Checa todo lo referente al octavo aniversario de Hipshakers! aquí.