Publicidad
inmigrantes

A los inmigrantes detenidos en California les dieron carne rancia durante su custodia

Inspecciones del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos han revelado que dos instalaciones ubicadas en Orange County sirvieron cortes de carne podrida a los inmigrantes detenidos.

por Alex Swerdloff
10 Marzo 2017, 8:00pm

Photo via Flickr user 888bailbond

OC —el rico Orange County de California— no es solo el lugar de origen de verdaderas 'esposas desesperadas', Disneyland y festividades baratas como Chrismukkah.

También es el lugar donde cientos de inmigrantes detenidos fueron alimentados con carne que olía y se veía tan desagradable que tuvieron la necesidad de enjuagarla con agua antes de atreverse a probarla.

Un reporte publicado por la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional —basado en inspecciones imprevistas y entrevistas de octubre pasado— reveló que los inmigrantes de dos instalaciones ubicadas en Orange County se vieron obligados a comer cortes de carne fría y en mal estado, que podrían o no haber excedido su fecha de caducidad.

LEER MÁS: Comer como preso del Reclusorio Norte en México

Asimismo, se descubrió que las instalaciones tenían duchas mohosas y teléfonos descompuestos, condiciones que violan las normas establecidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos. Lo que es más, los detenidos de alto riesgo no habían sido debidamente separados, mientras que algunos de bajo riesgo habían sido encerrados. Al mismo tiempo, varios detenidos fueron encerrados en celdas de confinamiento solitario hasta por 30 días, sin acceso a visitas, recreos o servicios religiosos.

La agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos declaró el miércoles que estos problemas habían sido "solucionados de inmediato", y que un nuevo proveedor de carne para las comidas había sido contratado.

Los problemas se registraron en dos instalaciones dirigidas por el Departamento del Sheriff en Orange County: la Theo Lacy en Orange y la James A. Musick en Irvine. Quizá no te sorprenda que la instalación Theo Lacy también alberga criminales; aunque los reos se mantienen separados de los inmigrantes detenidos. A ambos, sin embargo, se les sirve la misma comida.

LEER MÁS: Cómo es comer la peor comida de cárcel en Estados Unidos

Entre las prácticas de alimentación imprudentes descubiertas por los investigadores se encontró carne etiquetada "mantener congelada" almacenada en refrigeradores; carne destapada; y carne sin etiquetas señalando el contenido o fechas de caducidad. Todas estas prácticas son contrarias a las normas federales.

El teniente Lane Lagaret, vocero del departamento, le dijo a Los Angeles Times que ahora todo está bien: "El Departamento del Sheriff mantiene su compromiso con la salud y la seguridad de todos los inmigrantes detenidos".

Dos inspecciones adicionales están programadas para el 2017.