FYI.

This story is over 5 years old.

6 Tips para samplear de Crudo Means Raw

Decidimos pedirle a uno de los mejores beatmakers del país algunos consejos para lograr samplear como la verdadera crema.

Este artículo se publicó originalmente en THUMP.

Desde extraer fragmentos del enigmático Clutchy Hopkins, hasta tomar una simple frase de Fernando Vallejo refiriéndose al caos de Medellín. Desde el deep house más puro de la leyenda de Detroit, Moodymann, hasta el gol de René Higuita a River Plate en la semifinal de la Copa Libertadores 1995. Cuando se trata del arte de samplear, el espectro de Crudo Means Raw no conoce límites.

Publicidad

Con apenas un par de años en las canchas más visibles del hip hop colombiano, Fernando Bustamante rápidamente se ha ganado un estatus respetable dentro de la movida beatmaker local. Su álbum debut, El Pasaje, representó para muchos una oda al sampleo impecable, en el que logra transmitir a través de beats instrumentales toda la diversidad propia de su eterna primavera. No siendo más, Kase.O decidió ficharlo para ser su compañero de viaje en El Círculo, el disco debut en solitario de Javier Ibarra, en el que Crudo colabora con dos pistas.

Por ende, aprovechando su paso por la capital, decidimos pedirle a uno de los mejores beatmakers del país algunos consejos para lograr samplear como la verdadera crema. Tips básicos que te ayudarán a encontrar la combinación ideal de ingredientes para producir beats cósmicamente sazonados.

Crudo Means Raw, del estudio al tablero.

Elige sonidos con pocos elementos

Si te gusta combinar samples de naturaleza diferente para que la composición suene propia, procura elegir sonidos con pocos elementos.

¡Que las cajas tengan pop!

Súbele un poco de medios a las cajas y métele un clap por debajo.

Mantén el oído abierto

No te limites a la hora de producir. Se puede samplear desde un deep house a una nota de voz de una exnovia enojada.

Busca otros caminos

En caso de un bloqueo creativo, ensaya algo diferente. Ensaya poniendo los sonidos en reversa, experimenta con tempos con los que usualmente no trabajas y escucha tus creaciones, tal vez te inspiren nuevas ideas y a la vez mejoras beats que tenías abandonados.

Imprímele tu propio estilo

Pon tu propio groove, swing o flow a tus beats. No todo tiene que estar cuantizado o alternado milimétricamente a un tempo perfecto, puedes hacer dibujos libres con los bombos, puedes dejar tus hats tal cual los tiraste. Esto hace que suene más humano y menos robot.

¡Que los beats respiren!

El silencio en medio del beat puede impactar más que una explosión.