Cancer

Un estudio revela que la mayoría de las mutaciones del cáncer son resultado de la mala suerte

Aún así tienes que mantenerte saludable.
27.3.17

Es una cuestión los expertos médicos han discutido durante mucho tiempo: ¿Cuántos tipos de cáncer provienen de los hábitos de vida y de los genes que te heredan y cuántos son por pura mala suerte? Un estudio dice que la suerte, en forma de mutaciones aleatorias (errores que las células producen al dividir y copiar su propio ADN), es lo que conduce a la mayoría de las mutaciones que llevan al cáncer.

Publicidad

Los investigadores utilizaron la secuencia del genoma para examinar las mutaciones que son responsables del crecimiento celular anormal en 17 tipos de cáncer y lo compararon con los datos recopilados de pacientes con cáncer en 69 países, incluido Estados Unidos. Trataron de asignar las proporciones de las mutaciones a uno de los tres factores: división celular, estilo de vida y el medio ambiente, y los genes.


Relacionado: Estas personas tienen los corazones más saludables del mundo


Encontraron que, en promedio, el 66 por ciento de las diferencias en las tasas de cáncer entre los diferentes tejidos se debía a mutaciones aleatorias, el 29 por ciento podría atribuírsele al estilo de vida y al medio ambiente, y el 5 por ciento a los genes que te heredan. Hubo una fuerte correlación entre las mutaciones y el cáncer en ellas, pero varió mucho para los diferentes tipos. Encontraron que los errores de copiado aleatorios eran responsables del 77 por ciento de los cánceres de páncreas y más del 95 por ciento de los cánceres de cerebro, hueso y próstata, pero sólo el 35 por ciento de los cánceres de pulmón (el otro 65 por ciento se debía a al estilo de vida/medio ambiente).

El equipo de investigación, de Johns Hopkins Medicine, dijo que el artículo ayuda a explicar por qué a algunas personas que "hacen todo bien", es decir, comen una dieta saludable, mantienen un peso saludable, no fuman y no tienen antecedentes familiares, les da cáncer. Podría ser muy reconfortante para los padres de niños con cáncer que le echan la culpa a sus genes o al medio ambiente donde crecieron.

Publicidad

Los descubrimientos, publicados en Science, son consistentes con estudios previos que sugieren que aproximadamente el 43 por ciento de los cánceres podrían prevenirse minimizando los factores de estilo de vida que no son saludables (como fumar y comer carne roja procesada) y factores ambientales (como la exposición al asbesto y a la radiación).


Relacionado:  El alcohol da cáncer y ya no quiero nada de la vida


Los autores quisieron ser claros en cuanto a que su artículo NO significa que la prevención es inútil, lo siento, pero la dieta, el ejercicio, y la prevención de cancerígenos siguen siendo importantes. Esto se debe a que se necesitan mutaciones múltiples para que el cáncer se desarrolle y al exponerte a cancerígenos hará que las posibilidades de mutaciones aumenten. Como el autor principal Bert Vogelstein, profesor de oncología en la medicina de Johns Hopkins, dijo en una rueda de prensa: "Las mutaciones son inevitables y los cánceres hasta cierto punto también, eso no significa que a eso le debamos agregar el fumar o la exposición a otras influencias nocivas".

Para que entendamos mejor: un estudio realizado en enero de 2015 por el mismo equipo de Johns Hopkins creó mucha controversia después de decir que hay más cánceres que son causados por mutaciones aleatorias que por factores hereditarios o ambientales. Los investigadores descubrieron que entre más rápido se dividan las células de un determinado tejido, más probable es que el tejido desarrolle el cáncer, y dijo que dos tercios de la diferencia en las tasas de cáncer entre los diferentes tejidos proviene de las diferencias en la división celular.

Publicidad

A la crítica de ese artículo, que también fue publicada en Science, no le gustaba que se basara únicamente en pacientes con cáncer en Estados Unidos y que no incluyera a los cánceres de mama, cervicales o de próstata, que tenían causas ambientales conocidas.También se opuso al hecho de que los investigadores sugirieran que evitar cancerígenos como el humo del cigarro y la luz ultravioleta no ayudaba mucho, lo cual los oncólogos consideraron como irresponsable. Por último, el estilo de vida y el medio ambiente pueden afectar las tasas de división celular, por lo que, según los críticos, todo es parte del mismo desastre.


Relacionado:  Así se siente tener cáncer a los 20 años


El estudio proporciona cierta comodidad, pero los autores dicen que también señala que los expertos prestan muy poca atención a las estrategias para la detección temprana de los cánceres que resultan de mutaciones aleatorias. Estos casos podrían llegar a ser más frecuentes conforme los seres humanos vivan más tiempo. Pero, oh sorpresa: este nuevo artículo ya está recibiendo críticas por razones como la primera, es decir, porque no tiene en cuenta que el estilo de vida y el medio ambiente pueden afectar las tasas de división celular, sino también porque el artículo hace conclusiones sobre el cáncer como un todo, a pesar de que el cáncer es una colección de muchas enfermedades distintas. Este debate no será resuelto mañana, pero mientras tanto puedes estar seguro de que tu médico todavía quiere que sigas haciendo cosas saludables.