FIGHTLAND

Chad Mendes no será el último infractor en la era antidoping de USADA

Chad Mendes recibió una suspensión de dos años luego de dar positivo por dopaje, y probablemente no será el último.
21.7.16
Photo by Josh Hedges/Zuffa LLC

Los medios y fans que se reunieron en la conferencia de prensa posterior a UFC 196 se rieron cuando Nate Diaz declaró "todos están usando esteroides".

Mientras que el problema del dopaje en las artes marciales mixtas ciertamente no engloba a todos los atletas las últimas semanas han surgido un par de revelaciones sorprendentes en cuanto al nivel de abuso de dopaje que podría existir en el deporte, a pesar del programa antidoping de UFC con la Agencia Antidoping de los Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés).

El excontendiente al título, Chad "Money" Mendes recibió una suspensión de dos años el día de ayer después de fallar un análisis al que fue sometido el pasado 17 de mayo. Según el reporte de la agencia, el peleador de Team Alpha Male dio por GHRP-6 (hexapéptido de liberación de hormona de crecimiento).

Según un artículo sobre la sustancia en Bloody Elbow, "el GHRP-6 es una sustancia diseñada para aumentar la producción natural de la hormona de crecimiento", que le daría a quien la toma una ventaja considerable sobre alguien que no la ingiere.

Actualmente hay 18 peleadores en las listas de UFC con un proceso de revisión por parte de USADA, lo que sugiere que Mendes no es la última persona que sufrirá una suspensión que potencialmente podría cambiar su carrera. El hecho de que cinco de esos 18 peleadores son excampeones —Brock Lesnar, Jon Jones, BJ Penn, Frank Mir y Lyoto Machida— muestra que el uso de drogas para mejorar el rendimiento no se mantiene lejos de la cima.

La suspensión de Mendes ha ganado mucha atención debido a que se anunció ayer, pero debido a los peleadores que están suspendidos, podría haber más noticias parecidas en el futuro.

Brock, Jones y la nube que opacó UFC 200

Cuando USADA anunció que Brock Lesnar no tendría que someterse al protocolo antidoping en su regreso a las competencias, que obliga a los atletas a estar disponibles durante cuatro meses para someterse a análisis antidoping antes de regresar al octágono, muchos criticaron la habilidad de UFC por exentar a algunos peleadores.

Sin embargo, cuando la promotora se vio obligada a retirar a Jon Jones de la cartelera tres días antes del evento la gente se dio cuenta de que la política de USADA no va de la mano con los deseos de UFC.

Además, esta semana Lesnar también fue informado de una potencial violación a la política antidoping de USADA por un análisis que fue realizado el 28 de junio. Y esta semana la agencia informó que Lesnar también falló un análisis el día de la pelea por la misma sustancia por la que falló el análisis del día 28.

A pesar de que UFC implementó la política para ganar más legitimidad el hecho de que Lesnar compitiera después de ser notificado de una posible infracción fue muy criticado. Aunque UFC no sabía sobre los resultados cuando Lesnar subió al octágono el 9 de julio, Mark Hunt solicitó que la promotora le aumentara la bolsa que ganó al competir en UFC 200 debido a los resultados de Lesnar. Además, Forbes publicó un artículo en el que declara que "el uso de drogas para mejorar el rendimiento en los deportes de combate debería ser considerado un delito".

Enfocándonos en el futuro

A pesar de que Jones y Lesnar aún no reciben suspensiones, es casi seguro que habrá más casos de dopaje en la era de USADA. Debido a que Yoel Romero y Tim Means recibieron suspensiones más cortas luego de que la agencia confirmara que dieron positivo al usar suplementos contaminados, si el caso de Jones termina siendo un caso igual, también será merecedor de una suspensión de seis meses.

En la industria de los suplementos existe el riesgo de contaminación cruzada, así que probablemente seguiremos escuchando peleadores culpando a sus suplementos en el futuro. Aunque parece difícil hacerlo, obviamente existe la necesidad de ampliar el protocolo más allá de que los peleadores le llamen al Vicepresidente de Desempeño y Salud de los Atletas, Jeff Novitzky para preguntarle sobre sus suplementos.

BJ Penn recibió una suspensión por usar una intravenosa bajo la supervisión de un doctor, acción que dio pie a quejas sobre la regla que existe al respecto ahora.

Inevitablemente veremos más casos como estos mientras el protocolo antidoping de UFC y USADA siga desarrollándose. Sin embargo, sin duda es mejor para la seguridad de los atletas.

Los tiempos de los análisis no han sido convenientes, especialmente para atletas como Hunt. Y el hecho de que Lesnar ingiriera sustancias antes y durante su pelea hace que el daño sea mayor para el "Super Samoano". Antes de su regreso a UFC, Jones declaró que UFC sabía que Vitor Belfort estaba tomando esteroides antes de su pelea en UFC 152. Refiriéndose al incidente, Jones insistió en que Belfort en su estado alterado era un "peligro para su vida".

En cuando a la seguridad de los atletas, su habilidad de competir con sustancias prohibidas en el cuerpo es algo que necesita ser rectificado de manera más precisa.