un gol para los kosovares

La UEFA acepta a Kosovo como miembro

A pesar de la oposición de la vecina Serbia, la UEFA finalmente aceptó a la República de Kosovo entre sus miembros... y le abrió así el camino hacia el reconocimiento en la FIFA.
4.5.16
EPA Images/Armando Babani

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

La UEFA ha aceptado a la Federación de Fútbol de Kosovo (FFK) como miembro después de que el congreso anual de la organización haya aprobado su solicitud de pertenencia.

El congreso aprobó con 28 votos a favor —con 24 en contra y dos inválidos— convertir a Kosovo en la 55ª federación miembro de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol a pesar de la fuerte oposición de la vecina Serbia, que no reconoce al país kosovar como un Estado independiente de pleno derecho.

Publicidad

La decisión significa que la República de Kosovo podrá participar a partir de ahora en las competiciones europeas de clubs y selecciones, además de abrir una ventana para solicitar la entrada en la FIFA. Más allá de un éxito para el fútbol kosovar, la decisión de la máxima autoridad futbolística continental es un golpe político en la lucha del país por obtener una autonomía completa.

El presidente de la República de Kosovo, Hashim Thaçi, celebró la decisión en su perfil público de Facebook: "¡Kosovo está en la UEFA! Muy buenas noticias para los incontables aficionados de nuestra república. A partir de ahora vamos a jugar en torneos internacionales —algunos partidos los vamos a ganar y otros los vamos a perder, pero nadie nos va a volver a apartar del terreno de juego".

Antes de la votación, el presidente de la federación serbia, Tomoslav Karadžić, instó al congreso de la UEFA a rechazar la aplicación de Kosovo: "Esta es una propuesta política, no futbolística. Estamos enfrentándonos a una dura prueba, debemos decir no a la política, no crear divisiones que pueden ser perjudiciales", comentó el representante serbio.

"Esta decisión crearía un tumulto en la región y abriría la caja de Pandora en toda Europa", añadió Karadzic. Kosovo se independizó unilateralmente de Serbia en 2008 y es un estado reconocido por más de cien países miembros de las Naciones Unidas. España, sin embargo, no reconoce al pequeño país balcánico.

Aunque Serbia vea esta decisión como un precedente peligroso, muchos van a leer el voto a favor como una victoria del movimiento de independencia popular de Kosovo, que entregará su solicitud de pertenencia a la FIFA la próxima semana y podría disputar la fase de clasificación para el Mundial en 2018 si es aceptada.