FYI.

This story is over 5 years old.

Narcotraficantes derriban un helicóptero del gobierno mexicano

Este incidente marca un resurgimiento de la violencia en la zona de Tierra Caliente en Michoacán, estado donde el índice de homicidios ha crecido rápidamente a lo largo del último año. Al menos 10 diferentes grupos se disputan el control del territorio.
(Photo par Cesar Aguirre/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Ayer un grupo del alguna vez poderoso cártel de Los Caballeros Templarios derribó un helicóptero de la policía estatal en Tierra Caliente, en el estado de Michoacán.

Este miércoles, el director de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, dijo a Radio Fórmula que los criminales usaron un rifle Barrett calibre .50 para derribar la nave. Informó que el ataque tuvo lugar poco después de que fuerzas federales se enfrentaron a los delincuentes en una disputa armada en la cual el hermano de un líder local apodado El Cenizo fue capturado antes de morir.

Publicidad

Los incidentes del martes marcan un resurgimiento de violencia en el estado donde el índice de homicidios ha crecido rápidamente a lo largo del último año. Al menos 10 diferentes grupos armados se disputan el control del territorio, el cual se encuentra dividido en dos fuertes bandos.

Sobreviviendo a los narcobloqueos del estado mexicano de Jalisco. Leer más aquí.

El grupo liderado por El Cenizo, cuyo nombre completo es Ignacio Andrade Rentería y pertenecía al grupo aliado con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), según se reporta, establecido en el estado vecino de Jalisco. Se cree que el otro grupo mantiene lazos con el Cártel de Sinaloa, el cual se ha mostrado más débil desde la captura de Joaquín El Chapo Guzmán el pasado mes de enero.

Michoacán tiene una larga historia como centro de cultivo de marihuana y producción de metanfetaminas, además de ser un conocido paso para el tráfico de otras drogas por la costa. La región de Tierra Caliente tiene un papel particularmente importante en la guerra de las drogas en México.

El expresidente Felipe Calderón lanzó una campaña en contra de los cárteles dirigida por militares en diciembre de 2006 en la región que se encontraba bajo el dominio del cártel La Familia en aquel momento, de donde saldrían después los Templarios en 2010. El actual mosaico criminal se creó a partir de que distintas facciones de los Templarios se mezclaron con miembros de los autodefensas, grupos que surgieron originalmente para luchar contra el crimen organizado en 2013, pero ahora se ha vuelto difícil distinguir entre unos y otros.

Publicidad

Tanhuato: la masacre de 22 personas que el gobierno de México ocultó durante 15 meses. Leer más aquí.

El ataque del martes deja ver que incluso estos pequeños grupos son todavía un reto importante para las fuerzas del gobierno, particularmente cuando las organizaciones más pequeñas crean alianzas con las más grandes, como el CJNG el cual derribó un helicóptero en mayo de 2015. La ofensiva que siguió a los hechos incluía una redada en un rancho que dejó un saldo de 42 muertos, aparentemente todos miembros del cártel.

Sólo un oficial de policía murió, y un reporte posterior realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos el mes pasado, afirmaba que la policía federal cometió al menos 22 "ejecuciones arbitrarias" por el uso de fuerza excesiva en la redada.

Sales, el comisionado de seguridad, apareció para referirse a este reporte y decir que hay que combatir el crimen sin el uso de fuerza desproporcionada. "Esta es una batalla desigual", dijo. "Tenemos que actuar sin el uso de armas de fuego, excepto en casos extremos".

Sigue a Falko Ernst en Twitter: @falko_ernst

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES