FYI.

This story is over 5 years old.

Colombia quiere juzgar a un médico de las FARC que habría realizado 500 abortos forzados

Colombia pide la extradición desde España de un hombre conocido como “el Enfermero”, miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por realizar supuestamente 500 abortos forzados a mujeres combatientes de la guerrilla.
15.12.15
Photo par Carlos Villalón
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Colombia pide la extradición desde España de un hombre conocido como "el Enfermero" dentro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien supuestamente llevó a cabo 500 abortos tardíos de mujeres combatientes del grupo rebelde.

Héctor Arboleda fue detenido el pasado sábado en Madrid, dando cumplimiento a una orden de arresto internacional emitida por Colombia donde se le acusa de tortura agravada y de haber llevado a cabo abortos sin consentimiento de las afectadas.

Publicidad

El día antes de la detención, el fiscal general de Colombia anunció que se estaba llevando a cabo una investigación sobre las acusaciones que pesan sobre las FARC en el sentido de que habrían forzado a sus combatientes embarazadas a abortar para evitar que su capacidad de lucha se viera afectada durante la gestación y la maternidad menguara o que ésta pudiera resultar en el deseo de abandonar al combate. Los rebeldes habrían obligado a las mujeres a poner fin a sus embarazos bajo la amenaza de ser ejecutadas.

"Contamos con el testimonio de 39 víctimas, 150 casos probados, y muchos otros que están siendo investigados y podrían elevar el número hasta los 500 abortos ilegales", aseguró Luis González León, el investigador colombiano que está a cargo del caso, en una conferencia de prensa después de que se conociera el arresto de Arboleda.

González afirmó que Arboleda participó en las acciones de presión dirigidas a las mujeres embarazadas y que la mayoría de aquellas que fueron obligadas a abortar eran indígenas y menores de edad. El investigador añadió que el médico se formó en Cuba para luego sumarse a las filas de las FARC e inicialmente realizó operaciones en territorios controlados por los rebeldes en la zona del Pacífico oeste y las vecinas altas tierras donde crece el café entre 1998 y 2000.

'Las FARC  habrían forzado a sus combatientes embarazadas a abortar para evitar que su capacidad de lucha se viera afectada'.

Publicidad

Las heridas abiertas de los desaparecidos en Colombia. Leer más aquí.

La guerrilla — que actualmente está inmersa en un proceso de negociación con el gobierno — no ha querido manifestarse en relación a esta investigación o al arresto de Arboleda, pero anteriormente ya había negado haber forzado a sus miembros a someterse a una interrupción de su embarazo. El grupo armado aseguró que este tipo de medidas no eran necesarias porque los métodos contraceptivos estaban al alcance de sus miembros.

Las mujeres significan entorno a un tercio de los miembros de las FARC que cuenta con aproximadamente 7.000 combatientes, de acuerdo con las estimaciones del gobierno.

Un ex miembro de las FARC que recientemente abandonó las tropas rebeldes, y que habló con VICE News bajo condición de anonimato, dijo que los guerrilleros deben pedir permiso a sus superiores para empezar una relación sexual y que la prohibición de no formar familia ha sido siempre una condición irrenunciable para la guerrilla. "Una mujer que tiene un bebé no quiere quedarse", aseguró el ex combatiente. "Por eso las obligan a abortar y así logran que continúen en la lucha armada. Lo hacen entre los seis y ocho meses de embarazo".

La detención de "el Enfermero" llega en la víspera de un esperado acuerdo entre el gobierno y la guerrilla sobre cómo las víctimas van a ser compensadas después de que el acuerdo de paz definitivo sea una realidad. Los dos partes han estado negociando en La Habana, Cuba, desde noviembre de 2012 hasta septiembre de este año y se espera que cierren un acuerdo en marzo de 2016.

Durante las cinco décadas de conflicto entre los grupos rebeldes de izquierda, el gobierno y los paramilitares, 220.000 personas han perdido la vida y entorno a seis millones han tenido que abandonar sus hogares.

Luces y sombras del sistema que juzgará a los actores del conflicto colombiano tras la paz. Leer más aquí.

Sigue a Joe Parkin Daniels en Twitter: @joeparkdan

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES