FYI.

This story is over 5 years old.

La Batalla por Irak (Dispatch 5)

Los cristianos, bajo asedio en el norte de Irak

Para activar los subtítulos, haz clic en el botón "CC", en el ángulo inferior derecho del reproductor.

A mediados de junio del 2014, Estado Islámico inició un asalto en la histórica ciudad asiria cristiana de Qaraqosh, ubicada al este de Mosul y al norte de la provincia de Nínive. Las fuerzas de los peshmerga kurdos se desplazaron a la ciudad para fortificarla contra los bombardeos de mortero. La ciudad, que oficialmente no estaba bajo el control del Gobierno Regional Kurdo, se convirtió en una zona en disputa después de que el gobierno iraquí la abandonara e ISIS intentara tomarla.

Los morteros bombardearon los suburbios de la ciudad la noche del 25 de junio. Decenas de miles de residentes huyeron hacia Erbil. Los cristianos asirios de Mosul habían huido previamente del ataque de ISIS y buscaban refugio, sin éxito, en Qaraqosh y en la vecina ciudad cristiana de Bartella.

Los cristianos asirios de Irak, nativos de los llanos de Nínive, son una de las primeras comunidades que se convirtieron al cristianismo. Recientemente han sufrido persecución y masacres debido a la inestabilidad producida por la invasión estadounidense de 2003. Qaraqosh siempre se ha considerado una plaza segura, especialmente para aquellos que huían de la violenta Mosul.

Mientras proseguía el ataque, el corresponsal de VICE News se encontró atrapado en un largo atasco de tráfico con miles de residentes que huían de la región con lo puesto. Los peshmerga, temiendo coches bomba e insurgentes camuflados, agravaron si cabe el caos registrando cada coche cuidadosamente y estableciendo puntos de control en los que la tensión era palpable. VICE News viajó también a la ciudad abandonada Qaraqosh para hablar con los residentes que permanecieron allí a pesar de los ataques para que nos contaran por qué decidieron quedarse y proteger su pueblo.