futbol

Lo que necesitas saber sobre la Copa del Mundo de Rusia a un año de distancia

La Copa Confederaciones de la FIFA arranca este sábado, torneo que se perfila como el preámbulo del Mundial de Rusia. Racismo, corrupción, violación de derechos humanos. ¿Están listos?
16.6.17
Courtesy the Kremlin

Este fin de semana , Rusia dará la bienvenida a la Copa Confederaciones, el torne de calentamiento que suele ser la antesala de la Copa del Mundo. El Mundial de Rusia está a un año de distancia (la fecha esperada es el 14 de junio de 2018), y nosotros, la igual que tú, no podemos esperar más.

En las próximas semanas tendremos una visión más realista de cómo podría desarrollarse el Mundial; desde luego, en menos escala. Los partidos de la Copa Confederaciones se disputarán en cuatro ciudades diferentes de toda Rusia. Tres de los recintos han funcionado por años; el cuarto, el estadio de San Petersburgo, se supone que debió ser terminado hace una década (hablaremos de esto un poco más adelante). Rusia planea albergar los partidos de la Copa del Mundo en 12 estadios, incluyendo los cuatro mencionados. Sólo uno de los otros ocho estadios ha terminado de construirse. Además de los estadios, hay miles de millones de dólares pendientes para mejorar algunos aspectos de la infraestructura, como el aeropuerto y las carreteras, aunque no todos los arreglos están relacionados con el máximo evento del futbol.

Publicidad

El progreso de la construcción de infraestructura es sólo una parte diminuta en la narrativa de Rusia 2018. El miércoles pasado, Human Rights Watch publicó un reporte donde documenta abusos en seis estadios en construcción como la falta de salarios y condiciones de trabajo de gran riesgo. Como si fuera poco, al menos 17 trabajadores han muerto en los sitios de construcción, de acuerdo con el sindicato internacional Building and Wood Workers. Los trabajadores fueron presionados para que no reportaran este tipo de violaciones a las delegaciones visitantes de la FIFA. También hay preocupación por la discriminación, racismo, hooliganismo, corrupción generalizada y, claro, los derechos de transmisión.

Estadios para la Copa Confederaciones

Estadio de San Petersburgo – San Petersburgo

Estadio de San Petersburgo. Imagen vía Google Earth, tomada 5/15/2017

En un principio descrito como la joya de Rusia 2018, el Estadio de San Petersburgo se ha convertido en un símbolo de la corrupción rusa. Es, quizás, el despilfarro más grande en la historia para un estadio y el más caro del mundo.

El estadio dejó de funcionar hace 11 años —antes de que Rusia ganara la candidatura para la Copa del Mundo— pero sigue sin funcionar por completo, y se encuentra en el 550 por ciento por encima del presupuesto original. Requeriría un libro completo para describir los retrasos y demás problemas experimentados en su construcción, pero basta decir que muy poca gente sabe su costo real. Se supone que el precio original sería de 220 millones de dólares, pero el valor final de acuerdo con el gobierno es de 700 millones. Los cálculos ajenos al gobierno dicen que el costo es mucho mayor, entre los 1.1 y 1.5 mil millones. El Financial Times detalló en 2016 —ocho años antes de la fecha proyectada de construcción del estadio— hasta 2,000 problemas en el recinto, incluyendo goteras en los techos y una cancha que vibraba cuando los dirigentes de FIFA brincaron sobre ésta.

Publicidad

Para arreglar la serie de problemas, en lugar de utilizar trabajadores "voluntarios" como sugirió un político, las firmas de construcción acudieron a los trabajadores esclavos de Corea de Norte, como lo detalló una revista noruega y después afirmó el mismo presidente de FIFA, Gianni Infantino. El Zenit, club que jugará en casa en dicho estadio, jugó dos partidos en el recinto hace dos meses antes de buscar un estadio temporal porque la cancha estaba en muy mal estado.

Kazán Arena – Kazán

Kaza´n Arena. Imagen vía Google Earth, tomada 9/3/2016

El Kazán Arena se terminó de construir en 2013.

Estadio Olímpico Fisht – Sochi
Utilizado en los Juegos de Invierno de 2014, este estadio no requirió grandes cambios para la Copa del Mundo.

Otkrytiye Arena — Moscú
Terminado en 2014. Casa del FC Spartak Moscú y de la selección de futbol rusa.

Otros recintos para la Copa del Mundo

Estadio Luzhniki – Moscú
Construido en la década de los 50, el estadio experimentó una remodelación importante que hace poco terminó. Será el estadio principal de la Copa del Mundo que albergará el partido inaugural y la final.

Estadio de Rostov – Rostov del Don

Estadio de Rostov. Imagen vía Google Earth, tomada 4/30/2017

De acuerdo con reportes de medios locales, el Estadio de Rostov se encuentra al 80 por ciento de ser completado. La fecha de entrega es el 25 de diciembre, pero los dirigentes planean albergar partidos en noviembre.

Estadio de Kaliningrado – Kaliningrado
El presidente del Sindicato de Futbol ruso, Vitaly Mutko (sí, el mismo Mutko que ocupaba el cargo de ministro durante el escándalo de dopaje en Rusia) declaró hace poco que será este el próximo estadio listo después del de Rostov.

Publicidad

Estadio de Ekaterimburgo – Ekaterimburgo
Localizado en la ciudad más al este de Rusia, el Estadio de Ekaterimburgo es otro recinto plagado por la corrupción y los retrocesos que comenzó a construirse en el lugar del Estadio Central. En la Copa del Mundo tendrá una capacidad de 35 mil asistentes, pero se tiene previsto que después del torneo se retiren 1000 asientos. Se supone que la construcción del estadio debió terminar el año pasado, pero la fachada sigue en mano de obra, al igual que los ductos de ventilación, pisos, y la cancha.

Mordovia Arena – Saransk

Mordovia Arena. Imagen vía Google Earth, tomada 7/13/2016

El estadio está "casi al 70 por ciento" de ser terminado, de acuerdo con un periódico del Estado.

Estadio de Nizhny Nóvgorod Stadium – Nizhny Nóvgorod

Nizhny Nóvgorod Stadium. Imagen vía Google Earth, tomada 5/18/2017

El 9 de junio, la secretaría de asuntos regionales reportó que comenzarán a colocar el césped en julio. Se espera que hayan terminado todo el trabajo para el otoño. El 13 de junio, un trabajador murió en las inmediaciones del estadio, luego de caer desde una altura que se dice violó los estándares de seguridad. Se estima que la construcción acabe para finales de año.

Estadio de Samara – Samara

Samara Arena. Imagen vía Google Earth, tomada 5/15/2017

De acuerdo al sitio especializado en investigaciones OpenRussia, una fuente que forma parte del equipo de construcción declaró, a finales de abril, que el recinto estaba "cerca del 52 por ciento" de ser terminado. En abril de 2016, las proyecciones del costo incrementaron un 25 por ciento a 17 mil millones de rubles por causa de la devaluación de la moneda rusa. Tres meses después, Igor Shuvalov, el viceprimer ministro de Rusia, dijo que el costo sería de al menos 18.2 mil millones de rubles. Para poder recuperar tiempo y reducir los costos, los organizadores decidieron usar materiales más baratos para los techos. El que fuese en un principio el arquitecto del estadio, Andrey Lykov, comentó a OpenRussia que "a la luz de los recientes Juegos Olímpicos en Sochi, no me sorprendería si la calidad de la construcción y las instalaciones dejará mucho qué decir".

Volgograd Arena – Volgograd

Volgograd Arena. Imagen vía Google Earth, tomada 5/28/2017

El estadio muestra un avance del 67-69 por ciento, según Sergey Kamin, el director de la construcción. En general, el proceso está a tiempo y debería terminar el 27 de noviembre. Se prevee que el estadio se inaugure oficialmente en abril de 2018.

Derechos rusos de transmisión

El acuerdo para los derechos (rusos) de televisión para la Copa Confederaciones concluyeron el 11 de junio bajo una cifra no revelada, seis días antes del arranque del torneo. Los derechos se vendieron a Match TV, canal de deportes creado en 2015 por órdenes de Vladimir Putin en conjunto con Gazprom Media, una subsidiaria de Gazprom y uno de los patrocinadores más grandes que tiene la FIFA. ¿Por qué la FIFA y Match TV se tardaron tanto para llegar a un acuerdo? Al parecer, Match TV fue la única televisora con el interés más cercano a lo que la FIFA pedía, pero ésta quería incluir en paquete a la Copa del Mundo por 120 millones de dólares, un incremento del 275 por ciento comparado con los derechos de transmisión del Mundial de 2014. Los derechos de la Copa del Mundo siguen a la venta.

Hooliganismo

Desde que cientos de hooligans rusos atacaron a fanáticos en otros países durante la Eurocopa de Francia en 2016, se ha disparado las especulaciones de que los torneos venideros en Rusia presentarán más de lo mismo. Sven Daniel Wolfe, investigador de la Universidad de Zurich, Suiza, quien se encuentra en Rusia estudiando los efectos de la Copa del Mundo, comentó a VICE Sports vía correo electrónico que el problema del hooliganismo "está siendo exagerado (en mi opinión)" porque, por más que lo parezca, el futbol no es tan popular en Rusia. Aunque existen ultras, su número no es muy grande. En realidad no hay manera de saber qué sucederá con exactitud, pero lo que sí sabemos es que los desmanes provocados por hooligans no ayudarán mucho a la meta de Putin de mostrar al mundo que su país vive en prosperidad. De cualquier forma, se espera que la policía estatal despliegue varios operativos para la Copa del Mundo, y Putin ya impuso castigos más severos para hooligans y todo aquel que amenace el órden público. El año pasado, James Appell escribió que hay fuerzas culturales más grandes en juego que los cientos de ultras. Rusia, escribe Appell, es "un país cuya cultura moderna del futbol nos recuerda a la naturaleza más blanca, masculina, y de clase trabajadora de este deporte en el este de Europa hace más de dos décadas, antes que las regulaciones de seguridad, las políticas en los estadios, y la comercialización atrajeran a la clientela más adinerada, diversa, y dirigida a la familia". Los países del este de Europa lograron grandes (y polémicos) cambios para erradicar al hooliganismo del futbol. Rusia parece estar replicando muy pocas de esas iniciativas.

Discriminación

Relacionado al problema del hooliganismo, el futbol ruso posee un largo historial de ataques racistas durante los partidos, cómo lo detalló el jugador brasileño Hulk en 2015 cuando declaró para The Guardian que era objeto de actos racistas "casi en todos los partidos". Dos temporadas antes de dicha entrevista, FARE Network, el organismo encargado de monitorear la discriminación en el futbol europeo, documentó 100 incidentes en partidos rusos. Recientemente, FARE Network reportó 92 incidentes discriminatorios en solamente una temporada. Hace cuatro meses, el Sindicato Ruso de Futbol proclamó al exmediocampista del Chelsea, Alexei Smertin, como inspector en contra del racismo (lo que sea que signifique), a pesar de que Smertin no está calificado para el puesto, luego de que una entrevista afirmara que "no hay racismo en Rusia porque no existe". Previo al partido amistoso entre Alemania y Camerón en Sochi el mes pasado, los fans rusos, encabezados por el alcalde de Sochi, desfilaron con los rostros pintados de negro, con plátanos en mano y jerseys de Camerún. Días después, las autoridades rusas dijeron que no sabían que pintarse la cara de negro era considerado un acto de racismo en Occidente y se disculparon. Por su parte, la FIFA anunció recientemente sus propios esfuerzos en contra de la discriminación para la Copa Confederaciones. Se implementarán operativos durante los partidos para denunciar cualquier acto de racismo. Además, los árbitros contarán con la autoridad para detener el partido en caso de cánticos o incidentes racistas, e incluso dar por concluido el encuentro. La FIFA reproducirá videos en contra de la discriminación antes de los juegos, y para los últimos dos partidos aplicará un nuevo protocolo. Mientras tanto, en Chechenia se lleva a cabo una purga de homosexuales.