TrasEscena: La atemporalidad del rock chileno

En el rock chileno, la carga de la memoria pesa como en ningún otro lado actualmente. Yajaira, Adelaida, Tsunamis y Vuelveteloca.

“El rock n roll, el rock n roll… el rock n roll”. El último "el rock n' roll" dicho con un tono entre asombro, interrogación y pasmo, así empieza el nuevo capítulo de TrasEscena Chile. Y es que algunos dirán que el rock es el jazz de esta época, o que los músicos de guitarras se quedaron en el pasado, pero lo mejor es quitarse de la cabeza la etiqueta "música de guitarras" y pensar en qué música se hace en qué lugares y por qué, sin importar el instrumento. A escala mundial, el rock chileno es uno de los más fuertes y un ejemplo de las posibilidades, tanto artísticas y creativas, como del negocio, que puede tener este género clásico de música popular actualmente. Asomarse a él nos recuerda por qué a todos nos gustó alguna vez el rock y por qué hay algo en el misterio liberador de un riff que no se parece a nada.

Publicidad

En Chile hubo rock durante la dictadura militar, pero el resto del mundo no escuchó los gritos en contra de la represión. Tal vez a duras penas los mismos chilenos lo hicieron. Pero de pronto llegaron Los Prisioneros, los jóvenes escuchaban a escondidas en su cuarto, o en vivo y a todo volumen en tocatas underground, y este granito de arena en contra de la ocupación militar fue indispensable para lo que siguió.

En nuestro capítulo 2 de la nueva temporada de TrasEscena, presentamos el rock pesado de Yajaira, cuyas guitarras distorsionadas son la consecuencia directa del silencio que se vivió en los años 70 y 80. Vuelveteloca, que toma el misticismo de los paisajes chilenos como influencia musical. BYM Records, pioneros del los sellos independientes de rock en el país. Adelaida, hijos del puerto de Valparaiso, ciudad siempre joven y siempre punk. Y finalmente Tsunamis, un grupo legendario que toma el rock como un estilo de vida más que un sonido. Disfruta arriba nuestro segundo capítulo de TrasEscena Chile y visita acá el primero, dedicado a la electrónica.