Publicidad
hooliganismo

Un tío llamado 'Diablo' quiere llevar el hooliganismo británico a Estados Unidos

Hablamos con Derek ‘Diablo’ Álvarez, fundador de los Miami Casuals, quien planea crear una unidad conjunta entre Reino Unido y Estados Unidos para ‘vengarse de los rusos por lo que pasó en Marsella’.

por Nick Chester; traducido por Mario Abad
31 Enero 2019, 5:00am

Derek muestra su tatuaje de SHARP. Foto cortesía de Derek ‘Diablo’ Álvarez

Estados Unidos no es precisamente la meca del hooliganismo futbolero. Aparte de Among the Thugs, del periodista estadounidense Bill Buford ⎯y posiblemente el mejor referente sobre el tema⎯, lo primero que me viene a la cabeza es Green Street, el sketch de Little Britain de una película sobre ultras y la vez en la que unos seguidores de la MLS se tiraron bolsas de basura unos a otros en Nueva York.

Pero esto no ha desmotivado a Derek “Diablo” Álvarez para fundar los Miami Casuals y publicar vídeos en redes sociales provocando a otros grupos, al estilo WWE. En su vídeo más famoso aparece vestido con ropa deportiva, arremetiendo contra los ultras del Millwall con la frase: “¿Quieres parecer de los más duros del mundo, hermano? Entonces, ¿cómo es que nunca te pasas por Miami o el sur de Florida?”.

Por extraño que parezca, Álvarez se ha ganado el respeto de varios miembros de la comunidad de hooligans del Reino Unido gracias a la pasión y el entusiasmo que muestra por la cultura de las gradas y la violencia en el fútbol. Ahora pretende ampliar su aceptación mediante una serie de iniciativas, entre ellas un plan para transformar las peleas en los partidos en un deporte de combate y la creación de un programa de cocina con temática hooligan. Contacté con él para que me contara más al respecto.

1548239411659-Derek-enjoying-a-pint
Foto cortesía de Derek "Diablo" Alvarez.

VICE: ¿Cuándo decidiste hacerte hooligan?
Derek “Diablo” Álvarez: El movimiento skinhead ha sido una gran influencia. Los skinheads estadounidenses eran los equivalentes a los hooligans en Reino Unido. Solíamos pelear con los Hammerskins [un grupo de skinheads supremacistas blancos] e íbamos todos en grupo a los conciertos que hacían en sus ciudades, que sería como cuando los ultras van a partidos fuera de casa. También estuve un tiempo metido en el rollo Oi! [subgénero del punk] y ahí las bandas estaban todo el tiempo hablando de la violencia en el fútbol.

He pasado por muchos estilos de vida antes de acabar siendo casual. También estuve muy metido en bandas de skinheads antirracistas. Estuve en un grupo hardcore llamado FSU. También fui el presidente de los SHARP de Florida [Skinheads Against Racial Prejudice], me metí en política y estuve en el Partido Comunista. Estuve implicado en el movimiento anti-Trump y participé en la Marcha de las Mujeres. Luego las neofeministas llegaron al poder y me traicionaron porque dije “perras”. Pero no estaba hablando de mis camaradas, hablaba de las perras callejeras. Todo esto fue después de haber luchado contra los nazis y haber ganado territorios y guerras. Les dije: “¿Me condenáis al ostracismo por eso? Eso significa que no queréis pandilleros latinos o negros, porque todos hablan así. ¿No nos necesitáis? Pues vais a luchar contra los nazis sin nosotros”.

He sido skinhead hasta las últimas consecuencias y, como con la política no llegaba a ninguna parte, me propuse cambiar de estilo de vida. Siempre había tenido presente el hooliganismo y al final decidí hacerme casual. Entonces pensé, Guau, voy a ser el primero en representarlos aquí, en Estado Unidos.

En Estados Unidos son más populares las bandas que se enfrentan con pistolas que las que pelean en eventos deportivos. ¿No parecen los hooligans más blandos que las bandas que hay en Norteamérica?
Sí, y ahí precisamente está la gracia. No estoy de acuerdo con el uso de armas ni con la vieja escuela del hooliganismo, cuando asaltaban pubs. Yo soy más de peleas en el bosque [muy populares en países de Europa]. Yo lo veo como una actividad que podría usarse como programa de jubilación para skinheads y pandilleros; así habría camaradería y peleas pero sin perjudicar al resto de la sociedad.

1548239448082-Derek-in-his-Antifa-days
Derek en su época de ANTIFA. Foto cortesía de Derek ‘Diablo’ Álvarez

¿Qué me cuentas de los Miami Casuals? ¿Se han metido con otros grupos?
Tengo contacto con varios cientos de personas que han estado en la movida pandillera y skinhead, y a muchas más del mundo de las artes marciales. De ahí podría montar peleas de diez contra diez sin problema. Convoqué una pelea de diez contra diez en el campo pero nadie mostró el menor interés en pelear con nosotros.

¿Hay otros grupos en Estados Unidos contra los que vayáis?
La verdad es que en Estados Unidos la movida hooligan está muy activa. Ha habido muchas peleas y apuñalamientos.

¿Puedes contarme algo de tus planes para convertir el hooliganismo en un deporte de combate?
Toda la gente a la que le he enseñado los vídeos de las peleas en el bosque ha dicho, “Es una pasada. ¿Alguien gana dinero con esto? Tú podrías ser el Dana White [presidente de UFC] de este tinglado”. Para mí es la evolución del hooliganismo. Quiero convertirlo en un deporte. Y las bandas podrían llevar los colores de su equipo. ¿Le va a gustar a la sociedad ver por la tele a un montón de ultras? Bueno, no veo la diferencia entre eso y ver MMA. Esto es básicamente MMA por equipos.

1548239625778-Derek
Foto cortesía de Derek "Diablo" Alvarez.

Háblame de tu programa de cocina para ultras. ¿Cómo se te ocurrió?
Soy miembro del grupo de Facebook Football Hooligans Banter. No sé si todos los británicos lo hacen, pero ahí la gente siempre está colgando fotos de comida. Luego alguien empezó a decir. “¿Qué pasa, Álvarez? ¿Por qué no nos enseñas tu cena?”. Entonces pensé, No quiero que estos cabrones piensen que no me alimento bien, así que puse comida cubana sobre un mantel y le hice una foto. Cuando la publiqué, los tíos me dijeron, “Parece como si hubieras cagado la comida y la hubieras puesto de nuevo en el plato”. Les dije, “Criticando mi comida, ¿eh, mamones? Pues voy a aprender a cocinar la vuestra y lo haré mejor que vosotros. Es más, voy a hacer un programa de cocina para hooligans”. No entendieron de qué cojones estaba hablando, ni yo tampoco, pero pensé que lo haría de todas formas. Al final grabé un vídeo haciendo bromas de ultras y bebiendo cerveza mientras cocinaba platos que comen los ultras ingleses. A lo mejor todo el mundo come eso ahí, no sé.

¿Qué otros proyectos relacionados con la movida ultra tienes para el futuro?
Quiero montar un grupo conjunto entre Reino Unido y Estados Unidos para los partidos del Mundial para vengarnos de los rusos por lo que pasó en Marsella. Los hooligans británicos tiene restricciones a la hora de viajar y por eso no hubo venganza en Moscú. Los estadounidenses siempre han apoyado a los británicos. Es mi responsabilidad volver a dar vida a la escena hooligan británica consiguiendo que hagan el mismo entrenamiento que los rusos y que dejen las drogas, el alcohol y el tabaco. Quiero transformar la escena británica.

Gracias, Derek.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
futbol
Skinheads
skins
ultras de fútbol
Derek "Diablo" Alvarez
miami casuals