FYI.

This story is over 5 years old.

Discolocos: Hi-NRG mexa en su máxima expresión

Así fue el estreno de la película de Discolocos, documental del género liderado por Trans-X.
Bernardo Buendía ©

Sigue a THUMP México en Facebook


El bailarín toca la tierra y la transforma: la hace vibrar. Así interactúan con el mundo los amantes del High Energy.

El epicentro del fenómeno es la Ciudad de México y no nos extraña. Solo en esta diversa estridencia pueden convivir el crisol de personajes, el desfile de copetes, los actores de clóset, las camisas bombachas, las botas pitufas, el maquillaje corrido…

Publicidad

¿Quiénes son los culpables? El sudor, la nostalgia, la música, la urgencia, el amor.

Venían con el logo de Discolocos: en los tonos, en los colores, en las almas. Era su documental: un generoso tributo a lo verdaderamente importante. Explica la influencia y el calor del Hi-NRG y del Italo Disco de los ochenta. Tres décadas y media después, seguimos congregados para describirlo y bailarlo.

¿Cómo se vive un documental como Discolocos?

Con luces de colores, láseres, sonido de alto nivel y multiproyectores que adornaban una antigua oficina abandonada convertida en templo de adoración a la música de Alta Energía.

Nunca el movimiento High Energy mexicano había tenido una convocatoria tan concurrida a una hora tan temprana, desde las 18:30 hrs. se formó la fila para acceder al inmueble ubicado en Donceles 57, Centro Histórico de la Ciudad de México, lugar que fue seleccionado por su ubicación en la misma zona del legendario Club de Periodistas, la meca del High Energy en los años ochenta, primer hogar de Patrick Miller.

La película documental Discolocos, dirigida por David Dávila, fue coproducida por Grupo Discolocos y Arca llevó a cabo su premier ante la comunidad High Energy el Viernes 21 de Octubre de 2016.

El beat se detuvo por un momento. Cuando la proyección comenzó, el público aplaudió al reconocer el primer testimonio de uno de los protagonistas del documental: "Me voy a morir siendo High Energy" dice orgulloso José Luis Cornish, discoloco y coleccionista obsesivo de propas (flyers) de High Energy.

Publicidad

La historia que cuenta Discolocos, es como el High Energy, un género que surgió de la muerte del Disco y el nacimiento del Synthpop en Europa, llamado Hi-NRG en San Francisco y Los Ángeles, de manera improbable echó raíces en Ciudad de México, conservando su espíritu punk y, al mismo tiempo, perpetuando una especie de tribu en donde el culto a los viniles y al baile cruza generaciones para convertirnos en la Capital Mundial del Hi-NRG e Italo Disco.

En esta estirpe de discolocos, el documental muestra a personajes como Jaime Ruelas, el ilustrador y creador de la estética del High Energy en México. Cualquiera que haya visto un flyer del legendario sonido PolyMarchs puede reconocer el trazo de Jaime en sus ilustraciones de estructuras monumentales y esfínges tecnológicas, inspiradas en la estética de la ciencia ficción mezcladas con una irrealidad chilanga.

La historia sigue con las voces de los creadores de los sonidos que armaban las tocadas en los ochenta, creciendo a una escala insospechada. Ahí aparecen Moisés Katz, dueño de la legendaria tienda de discos especializada en música dance de la Zona Rosa, El Sonido Discotheque; Manuel Armendáriz, dueño de sonido Meteor, precursor de Patrick Miller; Apolinar Silva de la Barrera, dueño de PolyMarchs; Goyo y Moisés Manzano, dueños de sonido Menergy; Paco e Ignacio González, dueños de sonido King Kong; Ricardo y Víctor Chico, dueños de sonido Forastero.

Publicidad

Todos sus testimonios ayudan a construir el contexto musical del Hi-NRG e Italo Disco en la Ciudad de México.

Pero lo que hace que Discolocos sea más que un documental sobre el género, son las historias de sus dos protagonistas: la de Alán "Smufer", joven hijo del coleccionista José Luis Cornish "Poka", quién debe superar una dura prueba apoyado por su familia; y la historia del encuentro con uno de sus ídolos: Pascal Languirand, la mente detrás de Trans-X.

El encuentro de los dos es una historia de redención que ocurre por el amor al High Energy. Pascal, hundido en una profunda depresión y un amargo recuerdo del éxito que en los 80 vivió con su inconfundible hit 'Living On Video', se reconcilia con su amor por la música tras viajar al desierto y descubrir el ritual Wixárika de consumir peyote de manera ceremonial alrededor de una fogata.

Pascal deja atrás sus demonios y decide revivir Trans-X, al mismo tiempo que Smufer se aferra a la vida por lo que más ama: bailar High Energy.

A la medianoche Trans-X inició su live act de Hi-NRG e Italo Disco con Luis Broc en la batería y Ramón Serratos DJ en los SFX, hicieron bailar a todos los asistentes con el soundtrack del documental Discolocos, nuevas producciones realizadas por Pascal Languirand en conjunto con Juan Soto. El live act de Trans-X duró 45 minutos de puro dance de Alta Energía, la gente lo celebró con gritos y aplausos, llegó el Dance Show Ballet de robots con leds que nos transportaron a un mundo futurista de cyborgs multicolores, definitivamente la experiencia Trans-X en cada concierto es única e irrepetible

Publicidad

Al terminar la función la gente aplaudió y al voltear fue sorprendente ver a todos los protagonistas de este primer documental del movimiento de Alta Energía, Pascal, Poka, Smufer, Nukleopatra, El Faraón, personajes que solo pueden existir en el increíble mundo del High Energy.

Discolocos es un documental imperdible para entender por qué la escena de High Energy se mantiene viva todos los fines de semana en fiestas de Ciudad de México, donde los discos de vinilo siguen y seguirán girando.

Continúa leyendo:

Fuimos a un concierto de High Energy en el Metro de la Ciudad de México

Trans X y los Discolocos, de la pista de baile a la pantalla grande

Así se ven los fans del Hi-NRG en México