Uno de los creadores de ‘Know Your Meme’ nos cuenta qué es exactamente un meme

Con el ánimo de conocer mejor el futuro que depara a los memes, discutimos sobre el estado de la cultura de internet y la posibilidad de considerar los memes una forma de expresión artística.

|
jul. 13 2016, 3:00am

Este artículo se publicó originalmente en VICE EUA.

El término meme fue acuñado por el biólogo evolutivo y ateo confeso Richard Dawkins en 1976. Originalmente se utilizaba para designar una especie de versión cultural de una cadena de ADN, pero ahora, gracias a la influencia de internet, un meme es un chiste que evoluciona y cambia a velocidad vertiginosa a medida que su fama crece en las redes sociales.

Durante mucho tiempo, nadie se había dedicado a catalogar el origen de estos chistes o la forma en que se difundían ni las permutaciones que han sufrido hasta terminar en la página de Facebook de tu madre. Pero eso cambió en 2008, cuando tres empleados del estudio de vídeo en línea Rocketboom Kenyatta Cheese, Jamie Wilkinson y Elspeth Rountree empezaron a producir vídeos sobre la historia de los chistes visuales más famosos de la red. Había nacido Know Your Meme.

Hoy, el sitio web es un valioso recurso para los amantes del meme y está un paso por delante de los clásicos portales tipo wiki, ya que cuenta con la participación de un grupo de investigadores dedicados a encontrar el origen de los memes más extraños que flotan en el éter. Una tarea nada sencilla, puesto que la cultura del meme se ha ampliado de tal modo que hoy engloba toda la red de redes.

Con el ánimo de conocer mejor el futuro que depara a los memes, me puse en contacto con uno de los fundadores de KYM, Kenyatta Cheese, para discutir sobre el estado de la cultura de internet y la posibilidad de considerar los memes una forma de expresión artística.

VICE: ¿Cómo se te ocurrió la idea de empezar a catalogar memes?
Kenyatta Cheese: Empezamos a ver que había sitios que utilizaban imágenes de animales para dar consejos o promocionarse en televisión o internet y no hacían mención a las fuentes de las que habían obtenido esas imágenes. Pensamos que sería interesante investigar su origen y crear una base de datos. Y eso hicimos.

Los primeros episodios eran muy, muy cutres, pero nos lo curramos mucho porque no solo explicábamos el origen, sino también la trayectoria de los memes. La parte complicada del trabajo era precisamente esa, la labor de investigación.

Nos hacíamos llamar la Entidad Rocketboom para los Estudios sobre Internet y como éramos los únicos que hacíamos algo así, empezamos a llamar la atención.

Cuando creasteis la web, los memes no eran el fenómeno mundial que son ahora. ¿Sospechabais en algún momento que la cosa llegaría hasta donde ha llegado?
Para nosotros era una forma de crear un proyecto de investigación bajo la apariencia de una startup. A medida que iba creciendo, dedicamos más recursos a la página y, cuando quisimos darnos cuenta, ya teníamos dos codificadores, tres becarios y un montón de gente que se dedicaba a recopilar material de la comunidad y convertirlo en información útil para el sitio web. Nuestra principal motivación era la de crear algo útil para los usuarios.

Sin embargo, por una serie de motivos, Rocketboom se desmoronó y Know Your Meme se vio envuelta en la caída. Finalmente, a finales de 2010 o principios de 2011, Cheezburger tuvo que comprar Know Your Meme.

¿Cuál crees que fue el primer meme?
No tengo ni idea. Creo que depende del contexto. Mucha gente te dirá que el primer meme, si hablamos de internet, fueron los macros de gatos. Otros dicen que el primer meme fue el emoticono sonriente. Si no solo hablamos de internet, también podrían considerarse memes los chistes que pasan de una persona a otra, no necesariamente a través de los grandes medios, sino también de boca en boca.

¿Cómo describirías el concepto de meme? ¿Qué diferencia hay entre un meme y una pieza de contenido viral?
Para mí, y según la definición que usamos, no es lo mismo un meme que un contenido viral. Viral es un vídeo que se comparte una y otra vez. Quizá alguien lo descarga y vuelve a cargarlo sin alterar nada o significativamente su contenido. Los memes no se reproducen, sino que se suceden con variaciones.

Otra de las diferencias estriba en la forma en que se difunden. Suelen originarse en alguna subcultura con la idea de contribuir a una conversación que ya lleva tiempo en marcha, pero en algún momento se extrae de ese contexto porque a alguien le ha parecido supercachondo, muy indignante o de algún modo interesante y quiere compartirlo con el resto del mundo.

Sin embargo, ahora se ha complicado mucho, porque la cobertura de cultura de internet es masiva. Hay una especie de carrera por estar al frente que está provocando que lo que antes era natural y orgánico crezca a un ritmo acelerado e incluso se queme antes por un exceso de exposición a un público muy amplio durante las primeras fases de su existencia.

¿Qué opinas de los memes creados específicamente para su uso en campañas políticas o para promocionar marcas? ¿Pueden considerarse memes según tu definición, teniendo en cuenta que no se originan de forma natural?
Sí y no. La fachada es la misma, la de una imagen macro, pero posiblemente no tenga influencia más allá del público al que va dirigido, porque tiene una frontera totalmente arbitraria y artificial ¿En qué momento algo tiene suficiente vigencia cultural y suficiente significado como para que alguien quiera compartirlo en otra esfera? Es decir, por muy artificial que sea una macro, si es efectiva difundiendo una idea X, no sé... Quizá sí se pueda considerar un meme.

Pero ¿cómo defino el concepto de meme en palabras? Imagínate que se lo tengo que explicar a mi abuela.
¿Alguna vez lo has intentado?

No, se me acaba de ocurrir. ¿Tú podrías explicarle a alguien que desconoce por completo la cultura de internet lo que es un meme?
Es una manifestación cultural reconocible para otras personas y con una carga de significado que tanto tú como las personas de tu entorno son capaces de identificar. No creo que sería correcto decir que toda imagen macro es un meme. Para mí el meme es más bien el proceso, lo que le ocurre a esa manifestación en un entorno determinado. En cualquier caso, estoy seguro de que mi abuela me miraría y me diría, "Muy bonito, pero no sé de qué leches me estás hablando".

Es como la época dorada del rap: si escuchas temas de rap de los 90, verás que la mitad de las letras hacen referencia a series de televisión, anuncios, etc. Eran diversos referentes culturales con un significado especial para ellos y para los que hubieran vivido experiencias similares a las suyas. Un joven de hoy que escuchara esos temas posiblemente no entenderá muchos de esos referentes. Creo que gran parte de la cultura de internet consiste en eso. Es como el vestido aquel que se hizo viral por el color que tenía: sí, es interesante, pero lo que realmente hizo que fuera fascinante es la red.

¿Qué elementos debe tener un buen meme?
Creo que hay dos cosas que no pueden faltar en un buen meme. La primera, que tenga un elemento trascendente para la cultura en la que se enmarca. Luego hay memes que traspasan sus fronteras y terminan influyendo en otras culturas porque alguien en algún momento vio ese vídeo o esa imagen, consciente de que iba destinada a un público concreto, y la transmitió a otro ámbito cultural. Los memes no pueden fabricarse, porque ese fenómeno ocurre de forma orgánica en la comunidad en la que surge.

¿Cómo decidíais qué material era digno de ser incluido en KYM?
Al principio buscábamos cosas que parecían tener cierta importancia para determinadas subculturas y que habían empezado a aparecer en otros sitios. Ese era el criterio. Como éramos todos jóvenes, tendíamos a incluir material de comunidades de las que ya formábamos parte. Por eso al principio hay tanta cosa de la cultura friki. Luego fuimos incorporando memes en otros idiomas y de otras culturas. Nos planteamos cómo podíamos ampliar el sitio web para verificar y dar cabida a más material.

A partir de ahí, de repente, el conocimiento que uno tenía sobre los memes era como una medalla de honor, por lo que teníamos que encontrar una forma fiable de documentar, admitir y verificar los memes de otras culturas.

¿Cuál crees que es el mejor meme ahora mismo?
Ahora estoy mucho menos pendiente de los memes tradicionales que antes. No podría mencionarte uno que me vuelve absolutamente loco, pero si tuviera que escoger, creo que serían las macros de gatos.

¿De verdad esos son tus favoritos?
Me parecen los más fascinantes porque nadie la ha cagado. De vez en cuando hay gente que la caga, pero nadie es capaz de liarla tanto como para cargarse lo que había antes. Por eso han sobrevivido las macros de los gatos.

Sigue a Allie Conti en Twitter.

Traducción por Mario Abad.

Más VICE
Canales de VICE