FYI.

This story is over 5 years old.

Carrion Kids: rock preparatoriano post-apocalíptico

El debut de los capitalinos con mucho garage y estilo relajado. Rock para las noches de desenfreno.

​El Chittagong en Bangladesh, es el cementerio de barcos más grandes del mundo. Por romántico que suene, esto lo vuelve también una de las ciudades más contaminadas del planeta. Acá, la vida es un contraste entre una de las playas más bellas que pudo haber visto la humanidad y el vivir entre el deshuezadero de barcos y metales tóxicos. Aún con esto, la vida de los lugareños sigue y han convertido estos barcos en toda una ciudad: sus casas, sus trabajos, sus lugares de fiesta y su todo.

Publicidad

Party Down At Chittagong, el disco con el que debuta la banda capitalina Carrion Kids, es probablemente eso: canciones sospechosamente felices que al mismo tiempo hablan de la tragedia y confusión existencialista con las que los veinteañeros nos gusta tanto identificarnos.

Carrion Kids trae

 este material producto de la colaboración entre Miguel Serví

n (ex integrante de Black Feet Revolution) y Rodrigo Blanco (rojo) en tiempos preparatorianos, para después completar la segunda parte del disco con el resto de los integrantes: Eric Rubio y Mauricio Perogordo. ​

En la portada vemos a una cigüeña con una máscara de gas a punto de entregar un bebé a alguna feliz familia que espera en un barco cayendo a pedazos, cortesía de Dozer Girl. La mezcla la hizo Iván Contreras para después ser masterizado en Zampol Productions, casa productora en Nueva York que trabaja con proyecto como Sotomayor, Felipe El Hombre y Mon Laferte, entre otros. No confundir: aunque estos proyectos suenen a alguna variante del pop, Carrion Kids trae rock fresquísimo que remite a momentos de la juventud en los que lo importante era la fiesta. Mucho garage con estilo relajado.

Cuando platiqué con Miguel Servín sobre su sonido, me describió: "Nos llamamos Carrion Kids porque nuestras canciones hablan de lo que ganas y pierdes por andar en la peda y pensé: "¿Cuál será el clímax de la fiesta?", creo que es cuando ya nadie puede más, ya nadie tiene varo y aún así lo pasas cabrón carroñando el chupe y cigarros". Música llena de contrastes para entender cómo se puede reventar la fiesta en medio de tanta tragedia, muy al estilo de nuestra querida CDMX.

Liss documenta cosas de música y la vida, siguela por acá.