Tungas y el camino del triunfo independiente

La banda de punk de CDMX estrenó su nuevo disco 'No nacimos para triunfar' y mañana 29 de noviembre tocan en el Lunario.
28.11.18
Tungas, Lunario, No nacimos para triunfar
Foto de Bruno Muti

Tungas es una de las bandas más representativas del punk mexicano y acaba de lanzar su nuevo disco, No nacimos para triunfar. El disco es consagratorio porque es el más logrado y compacto de su discografía. El crecimiento es amplio en aspectos fundamentales. Las composiciones son más elaboradas; los arreglos de guitarra (transcendentales en Tungas, ya que cuentan con tres guitarristas y son columna vertebral musical) se han refinado, pero sin perder el rasgo de simpleza que acompaña a cualquier buena banda de punk; y las letras conservan la esencia de siempre, pero han ido un paso más allá, lo que también pasa con las melodías. El disco muestra, además, que han encontrado un sonido propio y particular, distinto al de cualquier banda del género en México.

Publicidad

El género que perfeccionaron en No nacimos para triunfar es un híbrido entre punk rock melódico con una fuerte carga emo. No confundamos: No hablamos del emo mainstream tipo My Chemical Romance, sino del que se originó a mediados de los 80 en Washington D.C. con bandas independientes como Embrace y que fue evolucionando otras como Jawbreaker y Texas Is The Reason. El costado emo casi define la totalidad de las letras, brindándoles una carga bella y por momentos desgarradora, ya que habla sin tapujos directamente al oyente sobre temáticas personales y fuertes, fiel a este estilo. Ahí tenemos la desesperanza y el desamor ––“El derecho de morir”, “Dos extraños”, “Tardes que no vuelven (las flores)“––, pero también llamados a buscar lo mejor de uno mismo y dar pelea para ser feliz (“Ve hasta el final”, “Cuanto todo falle”); todas recubiertas por la pluma poética y certera de Aldo Camacho.

En relación a lo musical, y además de la ya mencionado en cuanto a la porción Emo, yendo al género más presente en el disco, el punk rock, se escuchan influencias claras de The Bouncing Souls, Millencolin y Attaque 77 de los 90s, en especial en ciertos arreglos de teclados y otros detalles. Esto no significa copia, ya que si hay un logro claro en este disco es, como dijimos al principio de la reseña, lograr una obra original, que merece la pena ser buceada de principio a fin, para entender su concepto como una totalidad. Obra, además, que en diez canciones está plagada de hits como “Cuando el Verano Acabe”, “Dos extraños” o “El derecho de morir”.

Tungas llega a casi 15 años de carrera, llevando al 100% la filosofía del Hazlo Tú Mismo (o sea, de ser la misma banda quien realiza todos los aspectos de la misma) a lo más hondo, con un mensaje claro: “No nacimos para triunfar”. Ahora bien: ¿qué significa triunfar en este mundo de brutalidad y capitalismo salvaje? Los Tungas no habrán nacido para triunfar basados en estos cánones, pero lo hicieron de la mano de la fraternidad, la independencia y la honestidad. Y frente toda esta locura que llamamos realidad, ese es el verdadero triunfo del camino del punk.

El día de mañana jueves 29 de noviembre de 2018 Tungas estará presentando su nuevo disco en el Lunario del Auditorio Nacional, lo cual significa un salto evolutivo en su trayectoria. Será su primer show en la Ciudad de México desde noviembre pasado, cuando tocaron en la Semana de las Juventudes 2017 frente a casi 8 mil personas en la Plaza Santo Domingo.

Escucha No nacimos para triunfar abajo:

***

Tungas tiene la presentación oficial de su nuevo disco este jueves 29 de noviembre en el Lunario del Auditorio Nacional en CDMX. Compra boletos aquí.

Conéctate con Noisey en Instagram.