papeles de panama

El presidente de Ecuador se muestra contento con los 'Papeles de Panamá', pero tres cercanos a él están ahí

Galo Chiriboga, actual Fiscal General del Estado; Pedro Delgado, quien fuera presidente del Banco Central y Javier Molina, exfuncionario de la Secretaría Nacional de Inteligencia aparecen en la histórica filtración.
5.4.16
Imagen vía Getty Images.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

"¡Qué bueno!, aquí van a salir 'maravillas', veremos ¿quién es quién?", respondió este lunes el presidente de Ecuador Rafael Correa desde su cuenta de Twitter a uno de sus seguidores que le pidió comentar sobre la filtración de los Papeles de Panamá, que apuntan hacia algunos de sus cercanos en el gobierno. Más tarde repitió a otro tuitero: "Van a salir 'maravillas'. Hay 10.5 millones de datos". Estos trinos, que pueden ser tomados como desafiantes, fueron las únicas reacciones del gobierno ecuatoriano tras la revelación de los documentos del estudio jurídico panameño Mossack Fonseca que señalan a tres ecuatorianos; dos de ellos son parte de la cuota familiar que el presidente Rafael Correa incluyó en su Gobierno.

Uno de ellos todavía se mantiene. Se trata de Galo Chiriboga, actual Fiscal General del Estado y antes ministro de minas y petróleos y embajador de Ecuador en España. Él es hijo del tío abuelo político del primer mandatario y se ha convertido en uno de sus hombres de confianza. En 2009 fue el abogado particular del presidente en un litigio con el Banco del Pichincha por mantenerlo en la lista de morosos y el daño moral, y consiguió para su cliente una indemnización de 600.000 dólares.

Arrancan investigaciones globales por la histórica filtración llamada 'Papeles de Panamá'. Leer más aquí.

Según los documentos filtrados, Chiriboga registró en Panamá la empresa Madrigal Finance Corp., en noviembre de 1999, con un capital de 10.000 dólares. Esta sociedad adquirió en diciembre de ese mismo año una propiedad en un exclusivo sector del nororiente de Quito por 50 millones de sucres, la moneda ecuatoriana que desapareció con la dolarización en el año 2000. Esta suma equivalía a 2.762 dólares al cambio de esa época, pero la propiedad construida sobre 2.500 metros cuadrados, con piscina cubierta, sauna, cancha iluminada de usos múltiples y jardines con accesos adoquinados valía más de un millón de dólares, según alegaron sus dueños más tarde.

'¡Qué bueno!, aquí van a salir maravillas, veremos quién es quién'.

Chiriboga conoció la propiedad porque fue contratado por un banco ecuatoriano para embargarla y cobrar la deuda que tenían sus propietarios, el matrimonio de los alemanes Edmund Chladek Polansky y Barbara Haidinger. Ante la ausencia de Polansky en el país, el hábil abogado se acercó a Haidinger y le aconsejó levantar el embargo y vender el bien a precio de ganga para saldar la deuda con el banco.

La pareja demandó a Chiriboga más tarde, pero sus reclamos fueron desestimados en 2006. El diario El Universo, en una investigación publicada en 2011, detalla que la alemana indicó, en una denuncia, que Chiriboga le obligó a concurrir a una notaría para firmar la escritura de compraventa, bajo la amenaza de que si no hacía, el bien se remataría y su marido no podría volver al país.

Publicidad

Los representantes de Madrigal Finance Corp. — la empresa registrada en panamá — eran Galo Chiriboga y su esposa María Victoria Espinal, y así fue hasta semanas antes de que él asumiera el cargo de fiscal general, en julio de 2011. Los Papeles de Panamá señalan que su esposa pidió a la firma Mossack Fonseca que Chiriboga y otros administradores no figuraran más como tales y fueran reemplazados por presuntos testaferros suministrados por la firma de abogados panameña. Actualmente Chiriboga vive en esa casa, así lo reveló al Diario El Comercio, en un perfil publicado en agosto de 2012, y ésta aparece como una de sus propiedades en su declaración juramentada, junto a una oficina, un departamento, un parqueadero y una casa en Quito, un terreno en Conocoto y un departamento en Florida (EE.UU.), valorado en 290.000 dólares.

El segundo pariente está prófugo por malversación de fondos

El otro pariente del Correa, señalado por los Papeles de Panamá es su primo Pedro Delgado. Este fue presidente del Banco Central y administrador del fideicomiso No Más Impunidad, que se creó para administrar los bienes incautados a los banqueros que ocasionaron el quiebre de la economía ecuatoriana a finales de los 90 y la consecuente dolarización.

Pedro Delgado está prófugo en Miami desde diciembre de 2012 y está acusado de malversar fondos públicos y falsificar su título de economista para hacer una maestría en Costa Rica y acceder a un cargo público.

Estos son algunos casos de América Latina en el escándalo de los papeles de Panamá, por ahora… Leer más aquí.

Los diarios locales empezaron a denunciar entre 2011 y 2012 su participación en la entrega irregular de un préstamo de 800.000 dólares que concedió una entidad financiera controlada por el Estado a un empresario argentino que huyó con el dinero. Luego se publicaron otras denuncias en su contra como la compra de una casa en Miami y la apertura de cajas fuertes en el Vneshtorgbank de Rusia, y por último salió a la luz que había falsificado su título de economista, pero el primo del presidente solo aceptó y defendió la compra de una casa en North Miami Beach gracias a una hipoteca. En septiembre de 2012, Correa organizó un acto de respaldo para su primo en uno de los hoteles más caros de la capital y criticó a la prensa. Pero tres meses antes que el año acabara, Delgado confesó que había falsificado su título y huyó a Miami. Más tarde se comprobó que facilitó el préstamo fraudulento de 800.000 dólares y fue sentenciado a ocho años de cárcel por peculado. El caso de Rusia no se ha investigado aún.

Ahora, los Papeles de Panamá revelan que el banco Austrobank Panamá S.A, que concedió una hipoteca de 190.000 dólares al primo del presidente, era cliente de la firma Mossack Fonseca. Los papeles filtrados dicen que un agente de Austrobank envió un correo electrónico a Mossack Fonseca para obtener asesoramiento legal. El primer despacho de abogados contactado por Mossack Fonseca declinó procesar el préstamo, alegando que el prestatario se negaba a cumplir con la documentación estándar de la hipoteca. "Hay demasiados agujeros en esta transacción", escribió el abogado. "Me preocupan las objeciones del prestatario. Aquí hay algo que no huele bien, en mi opinión", agregó. Pero Mossack Fonseca encontró otro abogado que procesó la hipoteca en Miami.

El tercer implicado estuvo ligado al servicio de inteligencia

El último ecuatoriano señalado por la investigación periodística es Javier Molina Bonilla, que gestionaba sociedades offshore y era funcionario de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain). Hasta 2010, este abogado políglota estuvo ligado a los hermanos Isaias, dueños de otro banco que también quebró en la crisis de finales de los 90, y que ahora viven en Miami. Molina estuvo casado con la hija de uno de ellos.

Molina es el único que respondió al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y ha dicho que aparece como "accionista u oficial en casi 20 sociedades offshore debido a su papel como socio fundador de Mossack Fonseca & Co. (Quito), de 2007 a 2011". Añade que una excepción fue la empresa Corporate Consulting Group, de la que él era propietario.

La guía de VICE News para entender los 'Papeles de Panamá'. Leer más aquí.

También ha marcado distancia con la Secretaría Nacional de Inteligencia y ha dicho que fue "asesor temporal y no miembro de su personal permanente". En su cuenta de Twitter aclaró que tuvo un contrato con la oficina de inteligencia para revisar reglamentos e instructivos internos entre mayo de 2014 a septiembre 2015.

La Senain, por su parte, también emitió un boletín de prensa en donde desmiente que su titular, Rommy Vallejo, esté vinculado en la investigación denominada Papeles de Panamá. "Aclaramos que el nombre de Rommy Vallejo no aparece solo, sino relacionado a Javier Molina Bonilla (…) Es importante aclarar que la asesoría prestada por el señor Molina terminó hace meses y nada tiene que ver con sus actividades empresariales; y por lo tanto, el Secretario de Inteligencia nada tiene que ver con las actividades personales o profesionales realizadas por esta persona", agrega el documento.

Se espera que la Fiscalía General del Estado que Chiriboga lidera, se pronuncie de alguna manera.

Sigue a Soraya Constante en Twitter: @Sory_Constante

igue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES