El presente, el pasado y el futuro de A$AP Nast
Fotos por Vincenzo Schioppa

El presente, el pasado y el futuro de A$AP Nast

Hablamos con el rapero e ícono de la moda sobre sus inicios dentro del mundo de la moda, sus proyectos musicales, y los misteriosos planes que tiene próximamente.
11.4.18

Esta nota es presentada por Converse

Todo el mundo tiene una figura en su vida que resulta ser determinante para su futuro. Para algunos es un primo, que quizá les puso una canción o un disco de un grupo que se volvió su favorito en el mundo; o a la mejor un maestro, que te recomienda un libro que te cambia la manera de ver las cosas. A Tariq Devega, mejor conocido como A$AP Nast, le gusta pensar que la persona de la que más ha aprendido es él mismo, pero siendo honestos, existe un antes y después en su vida después de haber conocido a Jabari Shelton.

Publicidad

El hoy conocido como A$AP Bari fue uno de los fundadores del colectivo A$AP Mob, junto con A$AP Yams, A$AP Kham y A$AP Illz (A$AP significa "Always Strive and Prosper"). Bari le presentó al difunto Yams, quien era la mente maestra musical y de negocio del grupo, a Rocky –el integrante más exitoso y la cara del clan–, y aunque todos los integrantes de A$AP son aficionados a la moda, Bari es quizá el más inmiscuido en el tema. Y es por eso que Bari es esencial en la vida de A$AP Nast. Además de invitar a Nast a formar parte del colectivo –junto con su primo Rocky, Ferg y Twelvvy, Nast es uno de los mejores soltando rimas de la pandilla, con un estilo único, conciso y completamente neoyorquino–, también fue fundamental para que lograra convertirse en uno de los que más éxito ha tenido en el mundo de la moda, siendo primero un aficionado, y posteriormente una persona que ha conseguido exitosamente hacer alianzas con marcas y por su cuenta, modelando y recientemente consiguiendo crear su primera colección en colaboración con una marca de ropa.

Fotos por Vincenzo Schioppa

Y así es como lo conocí: dentro del One Star Hotel, un "hotel" creado por Converse a lo largo de un fin de semana en febrero dentro del barrio de Shoreditch, en Londres. A través de cinco pisos, uno podía vivir distintas experiencias: desde habitaciones curadas por personas como Nast, el rapero sueco Yung Lean, la marca MadeMe y otros, a talleres de costura por la diseñadora Paria Farzaneh o fiestas con actos como Princess Nokia. Todo con el fin de celebrar la rica historia que ha tenido la silueta One Star, que ha tenido varias ediciones especiales a lo largo de los años. Y fue allí donde Nast presentó la primera colección que creó en colaboración con Converse, marca con la que había trabajado previamente sólo como modelo.

"Bari era realmente el más atrevido, usando skinny jeans con unas botas tipo Chelsea locochonas, y ese tipo de pedos," recuerda Nast sobre su amigo y mentor. "Yo pensaba, soy un negro del barrio, no puedo meterme en esos pedos, ¿sabes? Pero me presentó a las marcas. Hay muchas marcas que probablemente no conocería si no fuera por Bari, y él me decía, tienes que entrarle a este pedo, y a este otro pedo, pero yo le entraba con mi propio estilo. Yo les agregaba mi propio twist." Nast fue desarrollando un estilo personal con el paso de los años, yendo de compras a tiendas de segunda mano, adquiriendo prendas usadas de diseñadores como Raf Simons, y eventualmente dando sus primeros pasos en el mundo de la moda colándose a eventos como el Mercedes Benz Fashion Week.

Publicidad

"Recuerdo que Bari y yo nos colamos a la pasarela de Philipp Lam por ahí del 2009, y nos sentamos junto a unas personas importantes, o que parecían importantes –no sabíamos quién carajo eran, sólo nos colamos, nos robamos unas botellas en la salida… éramos esos niños que si no entraban por enfrente, se colaban por atrás." Al conseguir meterse a ese tipo de eventos, comenzaron a toparse a personas como Anna Wintour, la legendaria editora de Vogue, quienes los veían como unos bichos raros –no de manera despectiva, aclara Nast, sino con curiosidad por saber de dónde habían salido. "Nuestra vida era literalmente como una película," recuerda Nast visiblemente emocionado al evocar esos días.

Mientras tanto, la gente de Harlem, el barrio de donde proviene la mayoría del A$AP Mob, sí los veía con desdén, acusándolos de ser homosexuales por tener una afición tan grande por la ropa. Pero curiosamente esa pasión compartida, y ese rechazo de parte de la gente que los rodeaba, fue el catalizador para crear uno de los colectivos de hip hop más importantes de la última década. "Así empezó A$AP. Con nosotros siendo individuos que no necesariamente encajábamos con los jóvenes de esa época porque éramos diferentes, y nos gustaban cosas distintas. Diría que éramos iguales que los demás chicos, sólo que teníamos otros intereses, como la ropa que nos poníamos encima, y la manera en que le prestábamos atención a eso. Éramos muy apasionados sobre ello, en contraste con la mayoría de los chicos de nuestra edad."

"Simplemente estábamos tratando de ser nosotros mismos," continúa Nast, "y el hecho de que la gente no nos entendiera nos convirtió en quienes somos hoy en día. Creo que si hubiéramos sido comprendidos no estaríamos aquí hoy en día. Entonces de cierta manera aprecio haber sido incomprendido." El tiempo, por supuesto, les daría la razón, pues ante todo pronóstico se convirtieron en íconos de la moda, y todos los que se burlaban de su estilo terminaron muchas veces imitándolo.

Esa misma determinación y seguridad han acompañado a Nast en el lado musical. Aunque aún no publica un álbum como solista (aunque asegura está en camino, pese a ser completamente esquivo con los detalles, pues según él "se pierde la mística cuando hablas de lo que vas a hacer"), su carrera como rapero se ha compuesto de sencillos en colaboración con capos como Method Man (en su primer sencillo, el trancazo "Trillmatic") y Skepta, padrino del grime a quien considera un hermano mayor, y quien le ha ayudado a conocer el Londres real, y asociarse con otras figuras del género como Stormzy.

Una de sus colaboraciones más recientes es con A.CHAL, el peruano-americano que hace rap y R&B en spanglish y que está teniendo un gran año actualmente, convirtiéndose en una promesa y en un reflejo del gran momento que las personas de ascendencia latina están teniendo en Estados Unidos, como Cuco, Kali Uchis, Snow Tha Product y Chicano Batman. Así como con Skepta, Nast fue primero amigo de A.CHAL por algunos años, y aunque en ocasiones surgía en sus conversaciones la posibilidad de colaborar, nunca llegaban a nada. Un día, sin embargo, A.CHAL le habló de la nada para que escuchara una canción: se la puso por teléfono, Nast le dijo que tenía fuego entre sus manos, y A.CHAL le dijo las palabras mágicas: "¡Vente al estudio, vamos a grabarla!" Desafortunadamente Nast acababa de aterrizar después de una larga gira, y le dijo, "Hoy no, estoy agotado". Dos días después, no obstante, grabaron "Cuánto": "Entré a la cabina de inmediato; ni siquiera escribí nada, simplemente me metí directo, y así salió la canción."

Es difícil decir con certeza cuáles son los planes próximos de Nast, pues suele ser sigiloso con sus proyectos hasta que es el momento de que vean la luz –quizá debido a experiencias pasadas en las que él o su colectivo hablaron mucho de cosas que nunca se materializaron, como el álbum L.O.R.D.S., del cual hablaron incesantemente de manera previa, pero que a la hora de la hora decidieron archivar. No obstante, Nast asegura que muchísima música está próxima y, sobre todo, tiene la convicción de que lo que lo ha llevado al lugar en el que se encuentra actualmente es lo que lo llevará aún más lejos.

"Lo más importante es ser yo mismo," me dice. "Eso es lo que me impulsa día con día. Eso es lo que me trajo hasta aquí, y el que me haya ayudado a llegar tan lejos significa que me puede llevar aún más allá. Y si ser yo mismo me ayudó a llegar a donde estoy actualmente, entonces voy a continuar siendo yo mismo: el Nast que era antes, que soy ahora, y que seré en el futuro."