nba

LeBron pone en vergüenza a fans que quemaron jerseys de Isaiah Thomas en Boston

Boston, guarda tus malditos encendedores.
24.8.17
Ken Blaze—USA TODAY Sports

El día de ayer, los dolidos fans de los Celtics cruzaron el límite cuando comenzaron a quemar sus playeras de Isaiah Thomas, luego de enterarse del traspaso bomba que mandó a Thomas a Cleveland e Irving a Boston. Quemar jerseys se ha convertido en el meme sin chiste (y una manera de ganar cinco minutos de fama) que no refleja precisamente la realidad de los negocios en los deportes. Los deportes profesionales están acomodados de tal forma que el dinero mueve sus hilos, y las alianzas existen solamente en los fajos de dinero.

Publicidad

Por lo general, la fogata de camisetas se desata después de que un jugador entra a la agencia libre, es decir cuando toma la decisión de marcharse de un equipo. Sin embargo, esto no aplica con Thomas, ya que fue canjeado, traspasado, vendido, como se le quiera llamar.

La estupidez no tiene límites:

LeBron James conoce a la perfección este tipo de estúpidas "protestas". Por fortuna, el Rey aprovechó su fama para expresar lo tonto que es quemar camisetas, y de paso defendió a su nuevo compañero de equipo:

"¡El quemar camisetas se ha vuelto algo ridículo! El hombre fue transferido. ¿Qué es lo que no entienden?"

"Gordon Hayward pagó sus deudas también y decidió hacer lo mejor para él y su familia. Se esforzó y mejoró".

"Se convirtió en un All-Star, etc. Si estos chicos no fueran buenos, ustedes serían lo primeros en decir 'sáquenlos de aquí'. ¡Aguántense!"

"Decidir lo mejor para nosotros es "una cobardía", "una traición", etc., pero cuando es al revés es "parte del negocio", ¿no?"

"Lo que sientas es lo mejor para tu profesión, amir, familia, felicidad; continúa aspirando hacia la grandeza".

LeBron James tiene razón. Isaiah Thomas lideró a los Celtics en el Este, y no le importó perder un diente y lidiar con la muerte de su hermana en la postemporada. ¿Qué más quieren? Boston, guarda tus malditos encendedores.